Pero no cree que haya que preocuparse demasiado por esta aparente falta de preparación. Según dijo en Space.com, los protocolos para extraterrestres llegados a la Tierra desde las profundidades del espacio podrían «compararse con los protocolos que harían los neandertales en caso de que se presentaran allí las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos». El desfase tecnológico entre una civilización capaz de recorrer distancias interestelares y los humanos, que solo han logrado viajar hasta la Luna, sería abismal.

Pero no cree que haya que preocuparse demasiado por esta aparente falta de preparación. Según dijo en Space.com, los protocolos para extraterrestres llegados a la Tierra desde las profundidades del espacio podrían «compararse con los protocolos que harían los neandertales en caso de que se presentaran allí las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos». El desfase tecnológico entre una civilización capaz de recorrer distancias interestelares y los humanos, que solo han logrado viajar hasta la Luna, sería abismal.

Pero no cree que haya que preocuparse demasiado por esta aparente falta de preparación. Según dijo en Space.com, los protocolos para extraterrestres llegados a la Tierra desde las profundidades del espacio podrían «compararse con los protocolos que harían los neandertales en caso de que se presentaran allí las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos». El desfase tecnológico entre una civilización capaz de recorrer distancias interestelares y los humanos, que solo han logrado viajar hasta la Luna, sería abismal.

En esta situación, queda claro que la posible comunicación estaría marcada por la enorme distancia entre emisor y receptor: un espacio que podría llegar a los cientos o miles de años luz. Estos significa que podrían pasar cientos o miles de años entre la emisión de un mensaje y la llegada de la respuesta.

En esta situación, queda claro que la posible comunicación estaría marcada por la enorme distancia entre emisor y receptor: un espacio que podría llegar a los cientos o miles de años luz. Estos significa que podrían pasar cientos o miles de años entre la emisión de un mensaje y la llegada de la respuesta.

En esta situación, queda claro que la posible comunicación estaría marcada por la enorme distancia entre emisor y receptor: un espacio que podría llegar a los cientos o miles de años luz. Estos significa que podrían pasar cientos o miles de años entre la emisión de un mensaje y la llegada de la respuesta.

La película de «La Llegada» explora otra interesante cuestión: ¿Cómo podríamos comunicarnos con los alienígenas si estos llegaran a la Tierra? El problema es más complicado de lo que parece, puesto que humanos y extraterrestres no tendrían, en principio, nada en común. Al no tener una cultura, un entorno natural ni una historia compartidos, no habría forma de intercambiar palabras, conceptos ni probablemente pensamientos. Esta situación superaría con creces al traumático encuentro entre la civilización occidental actual y las poblaciones indígenas aisladas, o entre americanos y exploradores ultramarinos.

La película de «La Llegada» explora otra interesante cuestión: ¿Cómo podríamos comunicarnos con los alienígenas si estos llegaran a la Tierra? El problema es más complicado de lo que parece, puesto que humanos y extraterrestres no tendrían, en principio, nada en común. Al no tener una cultura, un entorno natural ni una historia compartidos, no habría forma de intercambiar palabras, conceptos ni probablemente pensamientos. Esta situación superaría con creces al traumático encuentro entre la civilización occidental actual y las poblaciones indígenas aisladas, o entre americanos y exploradores ultramarinos.

La película de «La Llegada» explora otra interesante cuestión: ¿Cómo podríamos comunicarnos con los alienígenas si estos llegaran a la Tierra? El problema es más complicado de lo que parece, puesto que humanos y extraterrestres no tendrían, en principio, nada en común. Al no tener una cultura, un entorno natural ni una historia compartidos, no habría forma de intercambiar palabras, conceptos ni probablemente pensamientos. Esta situación superaría con creces al traumático encuentro entre la civilización occidental actual y las poblaciones indígenas aisladas, o entre americanos y exploradores ultramarinos.

Por la libertad de información en Internet, que no te oculten mas el mundo donde vives

Artículos Relativos

Deja un comentario

www.mundooculto.es

A %d blogueros les gusta esto: