En la década de los 90 la División Aeronáutica de la Fuerza Aérea Estadounidense dio a conocer algunos de los informes desclasificados que contaba con un proyecto destinado a la creación de un platillo volador de grado militar. Llamado originalmente como“USAF Proyecto 1794” también conocido popularmente como “Proyecto Silver Bug”, donde la Fuerza Aérea contrató a una empresa canadiense llamada Avro Aircraft Limited con base en Ontario, para la construcción de una nave en forma de disco. Según el informe desclasificado, fue diseñado para ser una nave de despegue y aterrizaje vertical, alcanzar una velocidades máximas de Mach 4 (velocidad supersónica), a más de 30.000 metros de altura y con una autonomía de unos 1.000 kilómetros. Según el informe oficial, en 1960 fue finalmente cancelado, debido principalmente al problema de volar a gran altura. Pero realmente ya se conocía de su existencia en 1955, antes de que este informe fuera publicado, simplemente el hecho de su desclasificación confirmó algunas de las teorías sobre el tema Ovni.

En la década de los 90 la División Aeronáutica de la Fuerza Aérea Estadounidense dio a conocer algunos de los informes desclasificados que contaba con un proyecto destinado a la creación de un platillo volador de grado militar. Llamado originalmente como“USAF Proyecto 1794” también conocido popularmente como “Proyecto Silver Bug”, donde la Fuerza Aérea contrató a una empresa canadiense llamada Avro Aircraft Limited con base en Ontario, para la construcción de una nave en forma de disco. Según el informe desclasificado, fue diseñado para ser una nave de despegue y aterrizaje vertical, alcanzar una velocidades máximas de Mach 4 (velocidad supersónica), a más de 30.000 metros de altura y con una autonomía de unos 1.000 kilómetros. Según el informe oficial, en 1960 fue finalmente cancelado, debido principalmente al problema de volar a gran altura. Pero realmente ya se conocía de su existencia en 1955, antes de que este informe fuera publicado, simplemente el hecho de su desclasificación confirmó algunas de las teorías sobre el tema Ovni.

En la década de los 90 la División Aeronáutica de la Fuerza Aérea Estadounidense dio a conocer algunos de los informes desclasificados que contaba con un proyecto destinado a la creación de un platillo volador de grado militar. Llamado originalmente como“USAF Proyecto 1794” también conocido popularmente como “Proyecto Silver Bug”, donde la Fuerza Aérea contrató a una empresa canadiense llamada Avro Aircraft Limited con base en Ontario, para la construcción de una nave en forma de disco. Según el informe desclasificado, fue diseñado para ser una nave de despegue y aterrizaje vertical, alcanzar una velocidades máximas de Mach 4 (velocidad supersónica), a más de 30.000 metros de altura y con una autonomía de unos 1.000 kilómetros. Según el informe oficial, en 1960 fue finalmente cancelado, debido principalmente al problema de volar a gran altura. Pero realmente ya se conocía de su existencia en 1955, antes de que este informe fuera publicado, simplemente el hecho de su desclasificación confirmó algunas de las teorías sobre el tema Ovni.

En 1922 el Dr. W.O. Schumann, profesor de la Universidad Tecnológica de Múnich, Alemania, y descubridor del efecto de resonancia del sistema tierra-aire-ionosfera mas comúnmente conocidas como “Ondas Schumann, desarrolló un prototipo de nave circular con energía Vril, que según algunos expertos se trata de una energía vital concentrada en el interior de todos los planetas del universo, con facultades ilimitadas y que puede ser disciplinada y utilizarse como combustible para todo tipo de máquinas. Aunque el disco tripulado se estrelló en su vuelo inaugural, otra versión rediseñada de cinco metros llamada “RFZ-2” tuvo éxito en su vuelo de pruebas en 1934, adquirido con posterioridad por la División SS E-IV del Tercer Reich de Hitler. Estas aero-unidades diseñadas como platillos híbridos que combinaban los sistemas de turborreactores anti-gravedad y la propulsión convencional, pudiendo ser posible la elevación vertical. Aunque algunos de estos diseños extravagantes fueron acabados con éxito, se ganaron una reputación dudosa debido a que pasaban más tiempo en mantenimiento que volando. Sin embargo, los diseños Vril anti-gravedad demostraron más eficacia. Los diseños Vril eran giroscopios enormes, que tenían la particularidad de levitar mediante la generación de sus propios campos gravitatorios. Sus principales características era que podía realizar giros radicales de 90º, además de ser capaz de volar a velocidades de 12.000 km/h en ángulo recto sin ninguna sensación de movimiento o inercia.

En 1922 el Dr. W.O. Schumann, profesor de la Universidad Tecnológica de Múnich, Alemania, y descubridor del efecto de resonancia del sistema tierra-aire-ionosfera mas comúnmente conocidas como “Ondas Schumann, desarrolló un prototipo de nave circular con energía Vril, que según algunos expertos se trata de una energía vital concentrada en el interior de todos los planetas del universo, con facultades ilimitadas y que puede ser disciplinada y utilizarse como combustible para todo tipo de máquinas. Aunque el disco tripulado se estrelló en su vuelo inaugural, otra versión rediseñada de cinco metros llamada “RFZ-2” tuvo éxito en su vuelo de pruebas en 1934, adquirido con posterioridad por la División SS E-IV del Tercer Reich de Hitler. Estas aero-unidades diseñadas como platillos híbridos que combinaban los sistemas de turborreactores anti-gravedad y la propulsión convencional, pudiendo ser posible la elevación vertical. Aunque algunos de estos diseños extravagantes fueron acabados con éxito, se ganaron una reputación dudosa debido a que pasaban más tiempo en mantenimiento que volando. Sin embargo, los diseños Vril anti-gravedad demostraron más eficacia. Los diseños Vril eran giroscopios enormes, que tenían la particularidad de levitar mediante la generación de sus propios campos gravitatorios. Sus principales características era que podía realizar giros radicales de 90º, además de ser capaz de volar a velocidades de 12.000 km/h en ángulo recto sin ninguna sensación de movimiento o inercia.

En 1922 el Dr. W.O. Schumann, profesor de la Universidad Tecnológica de Múnich, Alemania, y descubridor del efecto de resonancia del sistema tierra-aire-ionosfera mas comúnmente conocidas como “Ondas Schumann, desarrolló un prototipo de nave circular con energía Vril, que según algunos expertos se trata de una energía vital concentrada en el interior de todos los planetas del universo, con facultades ilimitadas y que puede ser disciplinada y utilizarse como combustible para todo tipo de máquinas. Aunque el disco tripulado se estrelló en su vuelo inaugural, otra versión rediseñada de cinco metros llamada “RFZ-2” tuvo éxito en su vuelo de pruebas en 1934, adquirido con posterioridad por la División SS E-IV del Tercer Reich de Hitler. Estas aero-unidades diseñadas como platillos híbridos que combinaban los sistemas de turborreactores anti-gravedad y la propulsión convencional, pudiendo ser posible la elevación vertical. Aunque algunos de estos diseños extravagantes fueron acabados con éxito, se ganaron una reputación dudosa debido a que pasaban más tiempo en mantenimiento que volando. Sin embargo, los diseños Vril anti-gravedad demostraron más eficacia. Los diseños Vril eran giroscopios enormes, que tenían la particularidad de levitar mediante la generación de sus propios campos gravitatorios. Sus principales características era que podía realizar giros radicales de 90º, además de ser capaz de volar a velocidades de 12.000 km/h en ángulo recto sin ninguna sensación de movimiento o inercia.

         

         

Por la libertad de información en Internet, que no te oculten mas el mundo donde vives

Artículos Relativos

Deja un comentario

www.mundooculto.es

A %d blogueros les gusta esto: