Diseñan un sencillo test para diagnosticar un tipo de anemia infantil mortal

Diseñan un sencillo test para diagnosticar un tipo de anemia infantil mortal Miles de niños fallecen en los países menos desarrollados a causa de la enfermedad de células falciformes

Edgar Cayce o la arqueología psíquica
Rusia: "No, no dudamos que EE.UU. voló a la Luna, pero ¿dónde está el video?"
El Sacerdote Fantasma.
Diseñan un sencillo test para diagnosticar un tipo de anemia infantil mortal
Miles de niños fallecen en los países menos desarrollados a causa de la enfermedad de células falciformes

Diseñan <a href=un sencillo test para diagnosticar un tipo de anemia infantil mortal” src=”http://mundooculto.es/1udDbHz”>
La prueba es tan grande como un palillo de dientes
En tan solo 12 minutos y por menos de 1 euro una prueba es capaz de diagnosticar la enfermedad de células falciformes en los recién nacidos, un tipo de anemia que puede provocar varias complicaciones agudas y crónicas, varias de las cuales son potencialmente letales. Gracias a este dispositivo, de fácil uso en los centros con menos recursos, se podrían evitar algunas de las muertes que causa esta enfermedad. La técnica, que se describe en la revista «The Proceedings of the National Academy of Sciences» (PNAS), tiene un coste menor a 50 centavos (0,38 céntimos de euro).
En cuestión de minutos tras el nacimiento los niños en Estados Unidos y otros países desarrollados se someten a una batería de pruebas diseñadas para diagnosticar una serie de patologías, entre ellas, la enfermedad de células falciformes. Sin embargo, miles de niños nacidos en países en vías de desarrollo no tienen tanta suerte y muchos sufren y mueren cada año a consecuencia de esta patología cada año. Pero gracias al trabajo de un equipo de la Universidad de Harvard (EE.UU.) esto podría cambiar en un futuro.
Hoy día, explica el ideólogo de la técnica, A.J. Kumar, hacen falta miles de dólares para hacer las pruebas de forma correcta, además de que la prueba se demora más de dos horas. «Eso no es viable para las clínicas rurales o incluso algunas ciudades donde la infraestructura médica no está al nivel de los estándares. Ahí es donde tener una prueba rápida y de bajo costo se vuelve importante y este trabajo muestra que un test de este tipo puede funcionar».
Los investigadores analizaron la sensibilidad y especificidad de la técnica en más de 50 muestras clínicas, 26 positivas y 26 negativas, y los resultados fueron prometedores. Sin embargo reconocen que todavía será necesario realizar otros exámenes para determinar si este test es realmente lo suficientemente preciso para su uso en la práctica clínica diaria.

Sencilla y barata
La prueba diseñada por Kumar es simple y funciona mediante la conexión de dos ideas que los científicos conocen desde hace décadas. La primera es la noción de que las células sanguíneas afectadas por la enfermedad son más densas que las normales y la segunda es que muchos polímeros, cuando se mezclan en agua, se separan automáticamente en capas ordenadas por densidad.
Cuando Kumar y sus colegas realizaron los análisis con sangre infectada, sus resultados fueron inconfundibles. Mientras que los glóbulos rojos sanos se establecieron en los tubos a niveles específicos, las densas células de la sangre infectadas con células falciformes se situaron en una franja significativamente menor. La banda de glóbulos rojos podía verse claramente.
No obstante el hecho de mostrar que la prueba funcionaba no fue suficiente. «Queríamos hacer el test lo más simple posible -detalla Kumar-. La idea era crear algo que pudiera funcionar apenas con un pinchazo en el dedo. Debido a que estos gradientes se reúnen por su cuenta, significaba que podíamos hacerlos a cualquier volumen que quisiéramos, incluso en un pequeño tubo capilar».
El prototipo final es apenas más grande que un palillo de dientes. Gracia a ello, explica Kumar, realizar la prueba es tan simple como destapar el tubo, pinchar el dedo de un paciente y permitir que el tubo absorba la sangre. Según este experto, aunque se necesitan más estudios para determinar cómo de precisa y eficaz puede ser la prueba, sería una victoria detener algunas muertes relacionadas con la anemia drepanocítica. La mejor manera de valorarlo es hacerlo en la clínica diaria.

Mortal en África
Cerca de 300.000 niños nacen cada año con la enfermedad de células falciformes y la gran mayoría, alrededor de entre el 80 y el 90 por ciento, está en África o India, donde en su mayor parte, no tiene acceso a las pruebas de detección actuales. Algunos estudios, señala Kumar, realizados en África subsahariana han mostrado que entre el 50 y el 90% de los niños que nacen con la enfermedad de células falciformes mueren antes de cumplir los 5 años.

Fuente: http://www.abc.es/

from otra realidad http://mundooculto.es/1raUitm

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS