DUDAS EN EL MUNDO CIENTÍFICO: QUIZÁS EL ÉBOLA SE PROPAGA CON MAYOR FACILIDAD DE LO QUE SE SUPONÍA

Los médicos y científicos nos repiten sin cesar a través de los medios de comunicación que conocen perfectamente cómo se transmite el virus del

La misteriosa roca de Roswell
El agujero de la capa de Ozono se hace más pequeño por primera vez en la historia 2017
Podríamos estar viviendo en la Matrix, comenta ingeniero


Los médicos y científicos nos repiten sin cesar a través de los medios de comunicación que conocen perfectamente cómo se transmite el virus del Ébola y que saben cómo evitarlo.

Según la corriente mayoritaria dentro del mundo científico, el Ébola sólo puede transmitirse a través del contacto físico con una persona sintomática o con sus fluidos corporales.
Sin embargo, algunos científicos afirman que tales garantías son prematuras y se muestran preocupados por aspectos aún desconocidos acerca de la cepa que está causando el actual brote. Según ellos, se trata de un brote de Ébola como nunca se había visto, que ha saltado de la selva a las zonas urbanas, cosa que le ha otorgado al virus más oportunidades para evolucionar a medida que pase por múltiples huéspedes humanos.
El doctor CJ Peters, que luchó contra un brote del virus que afectó a los monos de un laboratorio de investigación en Virginia y que más tarde condujo el estudio de mayor alcance realizado por el CDC referente a la transmisibilidad del Ebola en seres humanos en el año 1989, no descarta la posibilidad de que se propague a través del aire en espacios reducidos.

Doctor CJ Peters
Doctor CJ Peters

“Simplemente no tenemos los datos para excluirlo”, afirma Peters, quien continúa con la investigación centrada en enfermedades virales en la Universidad de Texas en Galveston.
El doctor Philip K. Russell, un virólogo que supervisó las investigaciones sobre el Ébola cuando dirigía la Comandancia de Investigación y Desarrollo Médico del Ejército de EE.UU., se expresa en términos similares:
“No es bueno ser dogmático porque hay demasiadas incógnitas”

Si el Ébola llegara a mutar en su camino de transmisión de humano a humano, dicen Russell y otros científicos, su virulencia podría disminuir o podría extenderse de maneras no observadas en brotes anteriores. Recordemos que en la mayoría de brotes anteriores, el virus era detenido después de que se hubiera transmitido entre tan sólo dos o tres personas, antes de que tuviera más posibilidades de evolucionar.

Doctor Philip K. Russell
Doctor Philip K. Russell

“Yo veo razones para amortiguar el temor de la población”, dice Russell. “Pero científicamente, no podemos extraer conclusiones apresuradas. Dios sabe como evolucionará este virus. Yo no”
Tom Skinner, portavoz del CDC en Atlanta, afirma que el organismo está llevando a cabo análisis permanentes para evaluar si la actual cepa de Ebola está mutando, hecho que podría conllevar un cambio en las políticas de respuesta y en los protocolos de actuación.
Según Skinner, los resultados hasta ahora no han dado motivos de preocupación al respecto.
Esto afectaría, por ejemplo, a los protocolos de control establecidas en los aeropuertos.
Cabe destacar la posibilidad de que muchas personas infectadas procedentes de los países africanos azotados por el brote, donde los recursos son escasos, decidan viajar a países occidentales, con la esperanza de recibir el tratamiento adecuado y salvar así sus vidas.
Para ello deberían pasar los controles de temperatura establecidos en los aeropuertos africanos de origen, en los que se trata de detectar a los pasajeros que presenten cuadros de fiebre.
A health worker takes a passenger's temperature with an infrared digital laser thermometer at the Felix Houphouet Boigny international airport in AbidjanLa cuestión es que una persona puede pasar esos controles de temperatura corporal realizados en los aeropuertos, simplemente tomando ibuprofeno o cualquier analgésico común.
Por otro lado, los responsables científicos y sanitarios sostienen que los pacientes asintomáticos no pueden propagar el Ébola. Este supuesto es crucial para evaluar la cantidad de personas que están en riesgo de contraer la enfermedad.
Sin embargo, el diagnóstico de un síntoma puede depender de interpretaciones subjetivas de lo que constituye un síntoma, y algunos pueden no ser fácilmente reconocibles.
Por ejemplo, si usted ve a una persona ligeramente fatigada a causa de una mala noche, ¿lo interpretará como una señal de la aparición temprana de la enfermedad?
Por otra parte, según algunos especialistas en salud pública, no existe ninguna prueba de que una persona infectada, pero carente de síntomas, no pueda propagar el virus a otras personas.

Michael T. Osterholm
Michael T. Osterholm

“Es un asunto muy poco claro” afirma Michael Osterholm, científico de salud pública en la Universidad de Minnesota, quien recientemente participó en la Junta Consultiva Nacional de Ciencia para la Bioseguridad del gobierno de EEUU. “Ninguno de nosotros lo sabe”
Russell, quien supervisó la investigación del Ejército de EEUU acerca del Ébola, afirma que los datos epidemiológicos al respecto son poco convincentes.
“La definición de ‘síntoma’ es algo difícil de manejar. Puede ser cierto que, en líneas generales, los pacientes no estén excretando mucha cantidad de virus hasta que enferman. Pero es algo prematuro decir que conocemos la evolución del virus cuando entra en el torrente sanguíneo y que sabemos el momento concreto en el que el virus aparece en las diversas secreciones corporales”
Incluso el semen ahora ha sido identificado como portador del virus del Ébola hasta 90 días después de que una persona sobreviva a la infección. Como se informa en la agencia Reuters:
“El sexo podría mantener la epidemia de Ébola activa incluso después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declare una zona libre de la enfermedad” -según ha informado uno de los descubridores del virus mortal- “En un hombre convaleciente, el virus puede persistir en el semen durante al menos 70 días; incluso hay un estudio que sugiere la persistencia durante más de 90 días”
Por último, algunos científicos también cuestionan la afirmación oficial de que el Ébola no puede transmitirse a través del aire.
LPN39-4-12A finales de 1989, el investigador Charles L. Bailey supervisó la respuesta del gobierno a un brote de ébola que afectó a varias docenas de Monos Rhesus alojados en un centro de investigación en Reston, Washington.
Lo que Bailey aprendió de aquel episodio, confirmó sus sospechas de que la cepa actual de Ébola, podría propagarse a través de pequeñas gotas de líquido expulsadas al aire al toser o al estornudar.
“Es un hecho que el virus se propaga en el esputo y nadie ha hecho un estudio desmintiendo que toser o estornudar no sea un medio viable de transmisión” – afirma Bailey- “Es engañoso establecer plenas garantías de que el Ébola no se transmite por el aire”
airborne-Ebola-1024x576El doctor CJ Peters, cuyo equipo del CDC estudió los casos de 27 familias afectadas por un brote de Ébola en la República Democrática del Congo en 1995, sostiene que aunque la mayoría de infecciones se atribuyeron al contacto directo con pacientes o con sus fluidos corporales en la etapa tardía de la enfermedad, pudieron haberse producido “algunas” infecciones a través de “una transmisión vía aerosol”, es decir, a través de microgotas de fluido procedentes de la tos o los estornudos.
David Sanders, profesor asociado de ciencias biológicas en la Universidad de Perdue opina algo similar:
“Dejémoslo claro. Existe la posibilidad de que suceda. Si alguien dice que es imposible que este virus mute, no está diciendo la verdad.
Para transmitirse por el aire debe estar presente en pequeñas gotitas provenientes de la tos o de un estornudo y debe ser capaz de vivir fuera del cuerpo por un cierto periodo de tiempo.
Actualmente no hay pruebas concluyentes de que se propague así pero hay evidencias de que dispone de algunas de las características necesarias para la transmisión respiratoria”
¿Puede llegar a producirse pues, algún tipo de mutación que proporcione nuevas capacidades de transmisión al virus del Ébola?
Actualmente, los principales expertos en enfermedades infecciosas como el Dr. Osterholm están expresando su preocupación de que el virus pueda mutar en esa dirección.
Cada vez que aparece un nuevo caso de Ébola, el virus juega a lo que el Dr. Osterholm llama “la ruleta genética”, en la que se presenta una nueva oportunidad de mutar y desarrollar nuevas capacidades.
El Ébola es un virus ARN, lo que significa que cada vez que se copia, se producen una o dos mutaciones.
Muchas de esas mutaciones no significan nada, pero algunas de ellos podrían ser capaces de cambiar la forma en que el virus se comporta en el interior del cuerpo humano.

“Imagínese que cada vez que se copia un escrito, se cambian una o dos palabras. Con el tiempo, va a cambiar el significado del escrito”, afirma el doctor CJ Peters.
Y se sabe que el virus está experimentando gran cantidad de mutaciones en su expansión por África occidental.

Doctora Pardis Sabeti
Doctora Pardis Sabeti

“Es aterrador ver lo mucho que este virus ha mutado en sólo tres semanas”, dijo la doctora Pardis Sabeti, profesor asociado en la Universidad de Harvard y miembro asociado senior del Instituto Broad, que realizó una investigación sobre las mutaciones del virus del Ébola en Sierra Leona.
Esta serie de dudas acerca de las características reales del virus, han llevado a algunos científicos a realizar afirmaciones realmente ominosas:
20111027_osterholm_33“Es el asunto más preocupante que he visto en mis 40 años de carrera en el campo de la salud pública. No puedo imaginar nada más devastador para el mundo que un virus del Ébola transmisible por vía respiratoria” Dr. Michael Osterholm, director del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota
anthony banbury“Cuanto más tiempo pasa moviéndose entre huéspedes humanos en África Occidental, más aumentan las posibilidades de que el virus del Ébola mute. Y si el Ébola mutara convirtiéndose en transmitible por vía aérea, estaríamos ante una auténtica pesadilla. Es algo poco probable, ciertamente, pero no se puede descartar” – Anthony Banbury, director de la lucha contra el Ébola de las Naciones Unidas
Si el mundo científico duda de esta manera, ¿cómo no vamos a dudar nosotros también?


Nota : el objetivo de este artículo no es el de generar ningún tipo de alarmismo.
La información aquí expresada ha sido traducida, en su mayoría, de un artículo del periodista David Willman en el periódico Los Angeles Times y complementada con otras fuentes de información, cuyos enlaces se pueden consultar más abajo, como hacemos con todos los artículos publicados en el Robot Pescador.

from otra realidad 

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status