La memoria celular

  En 1970, una mujer llamada Claire Sylvia que padecía graves problemas de salud, fue sometida a un trasplante de corazón y

Huellas De Fuego: ¿Mensajes Del Purgatorio?
Vampiros y hombres lobo en el plano astral
¿Soy médium? ¿Qué hago? Síntomas, como darse cuenta y cómo protegerse

 

memoria celular - La memoria celular
En 1970, una mujer llamada Claire Sylvia que padecía graves problemas de salud, fue sometida a un trasplante de corazón y otro de pulmón. Su donante era un joven de apenas dieciocho años, fallecido en accidente de moto.
Poco después comenzaron a gustarle cosas que antes detestaba, sobre todo a nivel de comida. También tenía recuerdos que no reconocía como suyos. Curiosamente, había adquirido los mismos gustos, e incluso visiones de la vida pasada, del muchacho que le había salvado la vida dándole sus órganos. Esta experiencia la marcó tanto que acabó plasmándola en un libro llamado “A change of Heart“, sobre el cual se basó un film para televisión.
En esta serie de hechos, que no son tan extraños como cabría esperar, se basa la teoría de la memoria celular. Esta argumenta que todas y cada una de las células de nuestro cuerpo albergan información de nuestra personalidad, tanto en lo que se refiere a gustos, preferencias, como a sucesos de nuestra vida. Aunque este misterioso fenómeno aparece más en los casos de trasplantes de corazón, puede darse también en pacientes con otros órganos trasplantados.
Recientes investigaciones se ha descubierto que el corazón es dueño de su propio sistema nervioso, a modo de  “pequeño cerebro“. Este “cerebro del corazón” está compuesto por neuronas, neurotransmisores y demás células que le ayudan a trabajar, independientemente del cerebro principal.
Una investigadora de Bioquímica, Candance Pert, afirmó que cada célula del cuerpo tiene su propia mente, y que cuando alguna de ellas es trasplantada a otro personas, ésta lleva consigo toda la información del primer sujeto al segundo.
En una investigación llevada a cabo hace años, se entrevistó a 10 trasplantados de corazón, y de corazón y pulmón, así como a sus familiares y amigos, tanto antes como después de las operaciones. Por otro lado, también se habló con las familias y amistades de los donantes. Finalmente pudo concluirse que había una más que llamativa y misteriosa conexión entre unos y otros.
La ciencia médica no parece estar aún preparada para afirmar la teoría de la memoria celular. Pero lo cierto es que se sigue investigando sobre ello. Yo, por mi parte, cada vez estoy más de acuerdo con la célebre cita de Shakespeare en su famosa obra Hamlet, esa que nos dice: ” Hay mas cosas entre el cielo y la tierra que todas las que tu puedas soñar tu filosofía“.

COMMENTS