El Libro de Urantia

En 1953 un extraño texto se editó en los EE.UU. Sus afirmaciones calaron hondo en una sociedad que buscaba respuestas a lo desconocido, desde los mis

“#OVNI accidentado en Marte
Los manuscritos de Nag Hammadi.
IMPRESIONANTE CIENTÍFICOS DESCUBREN CIVILIZACIONES PERDIDAS MUY ANTIGUAS TIENES QUE VERLO ᴴᴰ
En 1953 un extraño texto se editó en los EE.UU. Sus afirmaciones calaron hondo en una sociedad que buscaba respuestas a lo desconocido, desde los misterios de la aparición de la vida humana y su relación con el universo, a la mismísima estructura de la Creación. Aquel libro de más de 2,000 páginas (impreso en papel biblia) parecía responderlo todo. Lo inquietante, en todo caso, no era la gran cantidad de información allí reunida.
El misterio se hallaba en los autores de esta obra: no eran humanos.
 

Un libro “de otro mundo”
Corría el año 1934. A orillas del lago Michigan, en Chicago, tres personas, dos hombres y una mujer, empezaron a recibir a través de la telepatía y escritura automática una serie de capítulos que profundizaban la historia cósmica de la Tierra. Estas revelaciones eran “dictadas” por entidades no humanas —quizá extraterrestres— que se identificaban en los mensajes como “Portador de Vida”, “Censor Universal”, “Consejero Divino”, “Perfeccionador de Sabiduría”, entre otros nombres.
Con el transcurrir de los años, se recibió una gran cantidad de información. Pero no se divulgó abiertamente.
El grueso manuscrito que reunía las enseñanzas de aquellos seres terminó encerrado en una caja fuerte de un banco de Chicago. Y allí permaneció hasta 1950, cuando fue sacado a la luz por un grupo interesado en sus revelaciones. Unas cincuenta personas, todas ellas con profesiones importantes —médicos, psiquiatras, banqueros— crearon en torno al manuscrito una fundación que protegiera su conocimiento y promoviera su estudio.
Se autodenominaron “Fundación Urantia”.

Urantia es el nombre que los supuestos seres de otros mundos le otorgan a la Tierra.

“El Libro de Urantia”, como hoy en día se le conoce mundialmente, es probablemente el libro canalizado en tiempos modernos más importante.

Sus revelaciones, se dice, ha “inspirado” a diversos grupos de contacto extraterrestre y “canalizadores”, e inclusive a investigadores y reconocidos escritores como el periodista español Juan José Benítez, de quien se afirma empleó párrafos enteros de Urantia en sus libros “Caballo de Troya” y “La Rebelión de Lucifer”.

Como fuere, el misterioso texto, que cuenta con un sinnúmero de ediciones y traducciones a varios idiomas, se resume en cuatro grandes capítulos que detallan la estructura del cosmos, la vida inteligente en el espacio, la Tierra y su historia, y aspectos desconocidos de la misión de Jesús.

He aquí su contenido:
I PARTE
El Universo central y los superuniversos
El universo de los universos

II PARTE
El Universo local
Nuestro sector de la galaxia

III PARTE
La historia de Urantia
Urantia es el nombre de nuestro planeta

IV PARTE
La vida y las enseñanzas de Jesús
El Hijo del Hombre y el Hijo de Dios

Pero, ¿es posible que un libro “dictado” por seres de otros mundos y dimensiones, pueda ser “real” y al mismo tiempo profundo?

 


Las revelaciones de Urantia

Desde el Prefacio que antecede las revelaciones del libro, uno se percata que la lectura de “Urantia” requerirá una buena dosis de mente abierta y, al mismo tiempo, una amplia vocación de estudio para profundizar sus afirmaciones.

La introducción de esta impresionante obra, como no podía ser de otra forma, fue “dictada” por un “Consejero Divino”, una entidad de gran jerarquía espiritual que coordina a otros seres para suministrar las grandes revelaciones en Urantia. En realidad, como mencionaba líneas arriba, nos encontraremos con un colectivo de seres a lo largo del texto, todos ellos con distintas funciones y rangos, abarcando distintos temas con una profundidad estremecedora, imposibles de resumir en este artículo.

Pero al menos, para situar al lector en el “escenario” donde se encuentra Urantia —recordemos, el presunto nombre de nuestro planeta en el Universo— citaré textualmente las palabras que emplea la entidad para explicar la ubicación de nuestro mundo en la Creación:
“Vuestro mundo, Urantia, es uno de muchos planetas habitados similares que juntos comprenden el universo local de Nebadón. Este Universo, juntamente con otras creaciones similares, forma el super-universo de Orvontón, desde cuya capital, Uversa, proviene nuestra comisión.
Orvontón es uno de los siete super-universos evolucionarios del tiempo y del espacio que rodean la creación de la perfección divina que no posee ni principio ni fin: el universo central de Havona. En el corazón de este universo central y eterno está la Isla estacionaria del Paraíso, el centro geográfico de la infinidad y la morada del dios eterno.

Nos referimos comúnmente a los siete super-universos en evolución asociados con el universo central y divino con el nombre de gran universo; éstos constituyen ahora creaciones organizadas y habitadas. Todos ellos son parte del universo maestro, que comprende también los universos del espacio exterior no habitados, pero en movilización”.

El texto continúa con disertaciones sobre Dios, sobre la “realidad” —que de acuerdo a ellos, los seres finitos la comprenden como algo parcial, relativo y nebuloso—, la “energía”, y otros aspectos relacionados a lo divino.
Adelantándose varias décadas a lo que más tarde afirmarían varios grupos de contacto con seres extraterrestres, Urantia explica cómo se sembró la vida en la Tierra obedeciendo a un plan superior; detalla la denominada “rebelión de Lucifer” en el universo, y diferencia a esta entidad de Satanás, ambos personajes piezas importantes de un rompecabezas cósmico cuyo desenlace final aún está por conocerse. El libro, además, habla de Jesús y la programación de su misión, de su relación con “Micael” y la diferencia entre ser un Hijo de Dios y un Hijo de Hombre.
En suma, el “corazón” del hoy denominado “Plan Cósmico”, se da a conocer por primera vez en el “Libro de Urantia”.

Veamos puntualmente algunas revelaciones del libro que están entroncadas con otras informaciones relacionadas al contacto extraterrestre:

Los Venticuatro Ancianos
Ya mencionados en el Apocalipsis Bíblico, diversos grupos de contacto sostienen que aquellas entidades conforman un “Consejo” que actúa como ente regulador y regente de esta región del Universo.

Urantia ya afirmaba que estos seres formaban parte de ese “concilio asesor del planeta”, y que ciertamente estaba integrado por criaturas de elevada sabiduría, cuyos nombres, inclusive, se revelan en el libro, como “Onagar”, “Mansant”, “Onamonalontón”, “Orlandof”, entre otros.

La descripción de sus funciones dentro de aquel Plan Mayor no difiere de las afirmaciones recibidas décadas más tarde por testigos de contacto.

La siembra de vida en la Tierra
Grupos de contacto extraterrestre concuerdan en que la vida fue sembrada por civilizaciones avanzadas en nuestro mundo. Algunos de ellos añaden que el caso de la Tierra fue especial, pues se trata de un planeta “UR”, donde uno de cada diez planetas es elegido en un sistema solar de estas características.

Urantia dice textualmente:

“La mayoría de los mundos habitados se pueblan de acuerdo con técnicas establecidas; en tales esferas a los Portadores de Vida se les da poca libertad de acción en planear la implantación de la vida. Sin embargo, aproximadamente un mundo de cada diez se designa como planeta decimal y se asigna a un registro especial de los Portadores de Vida; y en tales planetas se nos permite emprender ciertos experimentos de vida para modificar o posiblemente mejorar los tipos comunes de seres vivientes en el universo”.

La misión de Abraham
También es una constante en canalizadores modernos y grupos de contacto hablar de Abraham como un individuo clave dentro de aquel “Plan Superior”, un designio de lo alto que prepara el advenimiento de Jesús.
En la información que se maneja se afirma que más que un pueblo elegido —el hebreo— todo partió de un individuo “seleccionado” por sus condiciones sensitivas y de liderazgo, y que fue colocado estratégicamente en Palestina para afectar con su mensaje a los viajeros de diversas culturas que por allí transitaban.

Urantia sostiene que ciertamente Abraham fue elegido por esas capacidades, e incluso brinda detalles del por qué de su ubicación geográfica:

“La misión de Melquisedec en Palestina y la subsiguiente aparición de Micael entre el pueblo hebreo fueron determinados en gran medida por la geografía, por el hecho de que Palestina tenía una ubicación central respecto al comercio, las vías de comunicación y la civilización del mundo de aquel entonces…”
Y añade:
“Por algún tiempo los síndicos Melquisedec habían estado observando a los antepasados de Abraham, y anticipaban confiadamente la aparición en cierta generación de vástagos que se caracterizarían por su inteligencia, iniciativa, sagacidad y sinceridad”.
Podría citar muchísimos más casos, especialmente distintos episodios que corresponden a la vida de Jesús, sus años perdidos, y el “auto-otorgamiento” de la poderosa entidad espiritual —un “Arcángel” e “Hijo de Dios” llamado Micael— en su persona, tal y como muchos grupos de contacto lo consideran actualmente. Estas similitudes podrían obedecer a un conocimiento universal que está siendo “percibido” por diversas personas en el mundo, una historia que podría brindarnos mayores luces sobre nuestra identidad, destino y misión.
Aunque, debo decirlo, algunos estudiosos argumentarían que en estas coincidencias planea el fantasma del plagio o, al menos, de una poderosa influencia de este libro que lleva más de 50 años en circulación.

Como fuere, ni el más duro de los escépticos puede negar la importancia de las revelaciones de Urantia. Es como si las supuestas entidades de otros mundos y dimensiones estuvieran deseosas de que el hombre conozca aspectos desconocidos de su historia, como si en ella reposara una clave o señal que podría abrir una nueva etapa.

Una etapa en donde “ellos” y nosotros viviríamos en plena conciencia de nuestro origen cósmico.
 

Los textos revelados 
Existen otros apartes sobre la historia del Libro de Urantia y las personas que lo canalizaron, presuntamente vinculadas a una iglesia cristiana conservadora. De todo ello se desprendería la orientación “religiosa” del texto al referirse a Jesús y su misión. Lo cierto es que el texto ha tenido un impacto tremendo por sus afirmaciones.
Y es sencillo notar su “influencia” en las canalizaciones modernas, como las de Bárbara Marciniak, los textos de Ramtha y Kryon, entre otros.

Leí el libro por primera vez en 1999. Fue una odisea por su volumen y los datos que ofrece —de hecho exige varias pausas y una honda reflexión en su contenido—; pero aunque no disponemos de pruebas fehacientes de su origen sobrenatural, debo confesar que “algo” se moviliza en el interior cuando uno explora sus páginas.

Es como una intuición que te dice “podría ser…” No obstante, independientemente de ello, es saludable equilibrar todo esto con el discernimiento, pues estas informaciones no pueden tomarse a la ligera, por más inspiradas que fuesen.

Todos sabemos que, al final, las cosas caen por su propio peso.

He redactado este pequeño artículo para reflexionar que la información es una sola, y que “viaja” y se “revela” cada cierto tiempo para que tomemos conciencia de nuestro rol en el planeta y el Universo.

Es curioso observar cómo una determinada verdad o revelación adquiere tintes distintos de acuerdo al grupo o individuo que las canaliza e interpreta. Humanos somos, y por ello es imperante estudiar todas las fuentes disponibles sin apasionamiento y extractar de ellas su esencia y real aporte.

Existe una gran cantidad de información disponible. Pero no en la misma medida su análisis y reflexión.

He allí el mensaje de estas líneas.
Este documento discute siete descubrimientos predichos por el Libro de Urantia y dieciocho mas que están actualmente en desarrollo.
Esto es muy maravilloso y más allá de las capacidades de los humanos, especialmente desde que muchos de los descubrimientos son nuevos y no extensiones de la ciencia conocida.

El Libro de Urantia contiene alrededor de cien páginas de información científica que fue revelada por el año 1935.

Alguna de esta información está en desacuerdo con los conceptos científicos de la época, sesenta años más tarde, algo de esta información originalmente conflictiva, ahora esta en acuerdo con los conceptos cambiados de la ciencia y otra de la información aún no está de acuerdo. Algunos conceptos nuevos fueron presentados por el Libro de Urantia, mucho antes de que los científicos los conocieran.
Teorías sobre estas materias se desarrollan lentamente al madurar la ciencia y la ciencia desarrolla nuevos conceptos necesitados. Estos cambios han traído un nuevo acuerdo entre la ciencia y el Libro de Urantia y las informaciones, ahora en acuerdo, pueden ser consideradas haber sido predicciones.

Los autores consideraron alrededor de veinticinco predicciones que están en sus áreas de habilidad o interés, pero hay muchas otras en el libro. Nuestros científicos aún no han desarrollado teorías que correspondan con alguna de la otra información en el libro.

Hay una posibilidad que en el futuro mas de esta información pueda salir y estar de acuerdo con la ciencia.
Si esto ocurre, dará a la parte científica del Libro de Urantia una autenticidad que aumentará la credibilidad del resto del libro.
Los autores examinan mas de veinticinco predicciones científicas en el Libro de Urantia las comparan con las versiones de la ciencia, ven cuanto acuerdo pueden encontrar y cuanto mas pueden anticipar. Hubo riesgo para los compiladores del Libro de Urantia al hacer estas predicciones, porque si salían mal, se reflejaría en la autenticidad del resto del libro.
Aquellas predicciones del libro que ahora están de acuerdo o parcial convenio con la ciencia pueden ser consideradas notables. Otras predicciones tienen aún que concordar, pero esto es de esperarse de un libro longevo. Mas análisis de predicción está garantizado a futuro, al ser mas detallado el estudio de predicciones individuales.

De todas, siete predicciones se han hecho verdaderas y mas de una docena están siendo estudiadas.

 Categoría I – Predicciones que estaban en desacuerdo con la ciencia en 1955 y ahora están de acuerdo.
1. El fin del periodo Cretáceo y muerte de los dinosaurios. (Geología, Pág. 690) El Libro de Urantia clama que el periodo cretáceo finalizó con uno de los más grandes flujos de magma volcánico de todos los tiempos; cubrió varios continentes. La ciencia originalmente estaba de acuerdo con esto; pero más tarde en el siglo veinte, la ciencia encontró una nueva solución inalcanzable para el problema. El periodo cretáceo supuestamente terminó cuando un meteorito de diez millas de diámetro se zambulló en el golfo de México, levantó una nube de polvo y vapor por mucho tiempo y oscureció el sol, barrió con mucha de la vida vegetal en la cadena alimenticia, y llevó a la muerte de muchas especies animales incluidos los dinosaurios.
La pista crucial fue una capa delgada del elemento metálico el iridio encima de la capa del cretáceo. El iridio ha sido encontrado en pocos meteoritos; hay poco en la superficie terrestre pero hay cantidades sustanciales en magmas profundos en la tierra que podría venir a la superficie durante flujos masivos de magma. La teoría del meteorito fue un tipo de cuento que populosos de la ciencia podrían discutir en revistas y periódicos (el suplemento dominical de ciencia). Se hizo muy popular, pero en años recientes la teoría del meteorito está teniendo problemas (1) y la teoría del magma está regresando aunque un gran cráter meteórico ha sido encontrado en el suelo del Golfo de México. La pregunta es ¿Cuál desastre hizo mas daño a la cadena alimenticia?

2. Las Placas Tectónicas o el Socavón Continental (Geología Pág. 663, 668) El libro dice que los continentes se mueven lentamente sobre la superficie de la tierra (varias pulgadas por año) Esto fue propuesto en los primeros años del siglo veinte y no había sido probado en 1955. Sin embargo, una mirada a la costa este de Sudamérica y la costa oeste de África rápidamente muestra el antiguo ajuste de los dos continentes. Pero la ciencia requiere prueba. Y la prueba llegó en 1969 al igualar la superficie de las capas terrestres en dos continentes separados y encontrar una quebradura larga seccionada norte-sur en el lecho del océano entre los continentes. Otra predicción se hizo esencialmente realidad aun si la ciencia llama a esto placas tectónicas.

3. La materia oscura en el universo. La materia visible que vemos en el cielo se piensa ahora que es una fracción menor (menos del 5%) de la masa (materia) en el universo. El resto de la masa no es visible, y se le refiere como la materia oscura. Se necesita para su atracción gravitacional mantener rotando las galaxias para que no se despedacen ellas mismas.

La primera pista vino en los años treinta, pero fue ignorada por los astrónomos por décadas. Recientes mediciones hechas a un gran número de estrellas en la Gran Nube de Magallanesmostró que algunas estrellas desaparecían por corto tiempo; esto claramente implicaba que alguna materia oscura se había movido frente a la estrella faltante. La naturaleza de la materia oscura no se conoce precisamente. El Libro de Urantia llama este asunto las islas oscuras del espacio, y dice que son mayormente soles muertos. La ciencia tiene que explicar porque hay tantos soles muertos.

Categoría II – Predicciones desconocidas para la ciencia en 1955 y ahora conocidas
1. La estructura a gran escala del universo. En los treinta, los libros de astronomía decían que las galaxias estaban uniformemente distribuidas a través del espacio. Esto estaba basado en las distancias relativamente cortas que los telescopios eran capaces de ver. Los telescopios modernos de largo alcance pueden observar materia que se cree está a millardos de años luz (distancia que la luz viaja en un año, alrededor de 6 billones de millas). Estudios de movimientos relativos de galaxias distantes más allá de la constelación de Virgo muestran lo que parece ser un centro de gravedad masivo (el cúmulo de Virgo) que esta alrededor de 50 millones de años luz y atrae cientos de galaxias.
Esta estructura tiende a ser de algún modo aplanada. La Vía Láctea está remota del centro de esta estructura; la estructura completa es llamada Super cúmulo de Virgo. Esto suena como un sector mayor discutido en el Libro de Urantia. Los astrónomos han encontrado aún una estructura más grande (el Gran Atractor) que podría ser el centro de nuestro Super universo. Esta es una materia que la ciencia solo descubrió recientemente. El Libro de Urantia estaba claramente años delante de su tiempo. (Ver el Heraldo de la Comunidad, Vol.2, # 1 1999-2000 para información detallada)  o el articulo dos cosmologías.

2.
 ADN para el futuro desarrollo de la raza humana (Genética Pág. 734) El Libro de Urantia dice que la raza humana se ha desarrollado lentamente por evolución, y por algunas interespeciaciones con un par de mejoradores raciales, Adán y Eva. El libro también dice que el futuro desarrollo humano vendrá de desarrollos técnicos, en lugar de evolución. Puesto que estamos comenzando a entender la estructura molecular del ADN humano, es altamente probable que esto será usado tecnológicamente.

3. El Origen del ADN en Urantia (Bioquímica Pág. 396,397) La ciencia clama haber encontrado esa sencilla, célula individual y que la vida podría haber comenzado aquí hace mas de 3 millardos de años; pero hubo poca evolución por casi 3 millardos de años. Nada cambió hasta que el ADN apareció en células vivas hace alrededor de 550 millones de años. Esto es ¡cuando comenzó la evolución! La pregunta es “¿De donde vino el ADN?

Los científicos no han encontrado rastro de él aquí antes de 550 millones de años, han sido incapaces de hacerlo de garabatearlo en lugar de copiarlo en el laboratorio, y están explorando seriamente la posibilidad que haya arribado accidentalmente aquí desde el espacio exterior – quizá en un meteorito.
El Libro de Urantia también dice que llegó aquí hace alrededor de 550 millones de años despacio exterior; pero la vida del ADN fue implantada deliberadamente en tres locaciones de agua salada en Urantia por seres espirituales llamados los portadores de vida. Dos implantes tuvieron éxito y se desarrollaron en todas las formas de vida en nuestro planeta, Urantia.

4. La estructura a gran escala del universo es plana. (Pág. 124) Mediciones recientes de antiguos campos de radiación infrarroja son muy uniformes; esto es indicativo de una estructura plana. Cualquier estructura curva introduciría inuniformidades. El Libro de Urantia dice que la estructura plana se hace gruesa en el extremo exterior. Es difícil justificar un universo plano saliendo de la Gran Explosión que se expande en todas las direcciones.

Categoria III – Posibles predicciones futuras que podría hacerse realidad.
1. La creación del Sol y los Planetas (Cosmología, Física Estelar, Pág. 651) La ciencia dice que el sol fue creado cuando una enorme nube de gas hidrogeno se contrajo por la gravedad y se calentó ella misma por la compresión del gas hasta que estuvo lo suficientemente caliente para llegar a ser un horno solar (10 millones de grados celsius.) El libro dice la misma cosa excepto que había mas de cien mil otros soles que también fueron creados de la misma enorme nebulosa de Andronover. Su creación tomó alrededor de dos millardos de años, y fueron expulsados de la nebulosa después de su formación. Los efectos colaterales de esta perturbación de energía están siendo estudiados y usados por la ciencia para justificar la teoría de la Gran Explosión. La ciencia no sabe acerca de otros cien mil soles o la nebulosa o la expulsión de los soles de la nebulosa.

Pero el sol era un cuerpo solitario, sin planetas. Sin embargo, otra nebulosa pasó “cerca” y jaló suficiente materia del sol para formar todos los planetas y mas. Esto tomó medio millón de años. Mucha de la materia fue recuperada por el sol, pero el remanente formó los planetas del sistema solar. Los planetas más grandes se formaron primero, luego los más pequeños. Este concepto explica porque el plano de los planetas está inclinado siete grados al estar perpendicular al eje del sol. La ciencia habla de un evento similar, pero el disco de materia que formó los planetas fue formado al mismo tiempo que el sol. En este caso, el plano de los planetas debería estar perpendicular al eje del sol y no lo está.

2. La creación de la materia y la energía. (Cosmología, Física, Pág. 49, 55, 468) El libro dice que la energía está siendo continuamente creada en un lugar central, es bajada y transferida por circuitos de energía a través del universo; y la materia esta siendo creada de la energía en muchos lugares especialmente más allá de los siete Super universos. La ciencia tiene una teoría desacreditada acerca de la creación continua, pero la teoría aceptada hoy es que toda la energía en nuestro universo fue creada hace diez o quince millardos de años en un instante y en un lugar. Nada se ha dicho acerca de la fuente de la energía, aunque la conservación de la energía es un principio mayor de la física.

Este evento es explicado por la teoría de la Gran Explosión. Esta energía se ha estado enfriando y extendiendo desde entonces, y ha creado el universo entero. Interesantemente, algunos de los resultados experimentales más nuevos están ocasionando preguntas sobre la Gran Explosión. El Libro de Urantia habla de una enorme perturbación de energía en nuestra parte del universo hace seis u ocho millardos de años, lo que podría haber sido una gran explosión local; cuyos efectos posteriores podría haber sido asumidos como remanentes de la Gran Explosión. El Libro de Urantia no habla de una Gran Explosión.

3. Circuitos de energía del espacio. (Pág. 177) Si no hubo una Gran Explosión, ¿Cuál es la fuente de energía para operar el universo? El Libro de Urantia habla de una fuente central de energía y circuitos energéticos para distribuir la energía a través del universo. Los circuitos de energía van desde la Fuente Central a los principales centros de masa, Super universos, luego bajan a estructuras más pequeñas de masa para finalmente arribar a las estrellas individuales. Los circuitos de energía también degradan la energía de tal modo que la energía de nuestro sol es la energía física que nuestro sistema de vida es capaz de usar.

4. Fragmentación del quinto planeta desde el sol. (Astronomía, Cosmología, Pág. 658) El libro dice que el quinto planeta desde el sol fue lentamente atraído por la gravedad del sexto planeta gigante, Júpiter. Cuando estuvo lo suficientemente cerca, la gravedad de Júpiter arrancó al quinto planeta para crear la banda de los asteroides entre Marte y Júpiter. La ciencia ahora dice que nunca hubo un quinto planeta, y que los asteroides son piezas de materia espacial (planetesimales) que nunca formaron un planeta. Crónicas de la tierra (3) clama que una colisión planetaria destrozó al quinto planeta y creó los asteroides.

Número de Mundos Habitados Nombre en el Libro de Urantia Nombre Científico de Mundos
1 mundo el nuestro Urantia Tierra
1,000 o menos sistema Constelación visible
100,000 constelación vecindad local
10 Millones universo local ———
1 Millardo sector menor Vía Láctea, galaxia
100 Millardos sector mayor cúmulo de galaxias
1 Billón Super universo Super cúmulo
7 Billones el gran universo Universo
5. Organización de la materia en los Super universos. (Astronomía, Pág. 167,168) El libro describe la organización de la materia en un super universo. La ciencia conoce acerca de esta información, pero no la sabe toda. De hecho, la ciencia no sabe aún de los super universos. El libro dice que la ciencia descubrirá algo de esta información pronto. La tabla superiorcompara la información equivalente entre la ciencia y El Libro de Urantia. La primera columna enlista el criterio del libro por el número de mundos habitados en varias partes de un super universo las otras columnas se autoexplican, aunque el nombre científico no empate con el nombre en el Libro de Urantia. Hay una pregunta, de si la Vía Láctea es un universo local o un sector menor de un super universo, pero creemos que el Libro de Urantia parece implicar que es un sector menor.

El libro de Urantia implica que la mayoría de las estrellas no tienen planetas, y es por lo cual el número de planetas habitados es mucho menor que el número de soles. Nuestra conjetura es que hay un planeta habitado por 100 estrellas de todos tipos. (ver Heraldo de la Comunidad, Vol. 2, #1)

6. La localización de los siete super universos en el gran universo. (Astronomía, Pág. 164,165) El libro describe los siete super universos circulando alrededor de un universo centralen un anillo elíptico plano que se engruesa en los bordes exteriores. También dice que la ciencia ha casi encontrado el super universo número siete y encontrará pronto al resto. En 1935, la ciencia pensaba que las galaxias estaban distribuidas uniformemente a través del espacio en lugar de estar en un “panqueque” grueso. La existencia de grandes vacíos entre algunas galaxias y los cúmulos gravitatorios de galaxias solo han sido recientemente descubiertos. Esto también tiene la oportunidad de hacerse realidad.

7. La evolución puntual. La evidencia fósil está mostrando que algunas especies aparecieron casi “instantáneamente” en lugar de evolucionar lentamente. Pero la evidencia fósil no dice que representa un tan corto tiempo “instantáneo”. Esto esta llegando a ser aceptado entre los evolucionistas con el entendimiento que instantáneamente pueden ser muchas generaciones. El Libro de Urantia discute varias de estas rápidas apariciones en la sección de evolución de la vida. El libro habla de la aparición de las principales modificaciones humanas en una generación. Este concepto puede llegar a ser mas aceptado al pasar el tiempo, y esta predicción podría estar empezando a hacerse realidad.

8. El origen del ciclo de las manchas solares. (Astronomía, Pág. 459,656) El libro dice que nuestro ciclo de once años de manchas solares es un muy lento remanente del corto tiempo (3.5 días) de la fase variable Cefeída del sol. (La fase Cefeída de una estrella es una variación cíclica de brillantez de una estrella, y la frecuencia de la variación y la brillantez están relacionadas.)

Aunque la ciencia no hace la reivindicación de arriba, es plausible. Un estudio requeriría mediciones precisas de brillantez de estrellas a muy largo termino de la variable Cefeída de baja brillantez y precisas, basadas en el espacio, mediciones de largo término de las variaciones en la brillantez del sol. Puesto que el ciclo de once años de las manchas solares muestra una variación en el número de manchas solares oscuras, estas manchas solares oscuras podrían reducir la emisión de luz solar.

9. Los doce planetas en nuestro sistema solar. (Astronomía, Pág. 656) Mientras la ciencia conoce los nueve planetas y los remanentes o pre-planetesimales de un décimo, el libro dice que hay doce planetas en la familia solar, con cinco más allá de Saturno. Los astrónomos están buscando actualmente planetas exteriores al vigilar muy pequeños cambios en los movimientos de los planetas exteriores conocidos, que podrían ser causados por la gravedad de dos planetas alejados. Las dos sondas espaciales que están viajando más allá de Plutón, el Pionero 10 y el 11, están también siendo vigiladas por pequeños cambios que podrían ser causados por la gravedad de otro planeta o dos (ver la Sección “Planeta X-Nibiru”). Sin embargo, si los dos planetas estuvieran en partes de sus órbitas lejanas de las sondas espaciales, tendrían poco efecto.

10. Dos tipos de energía desconocidos. (Física, Pág. 474) El libro discute todos los tipos de radiación electromagnética conocidos por la ciencia. También discute otros dos tipos de radiación de energía superior que la ciencia no conoce. Uno es llamado rayos infraultimatónicos y está involucrado en la primer etapa de la energía creada. El otro es llamado rayos ultimatónicos e involucra la conversión de energía a partículas ultimatón (Ver predicción dieciséis de esta sección.) Algo del trabajo experimental con máquinas de energía superior podría guiar al descubrimiento de estos rayos.

11. La causa de la acción de onda de las partículas luminosas. (Física, Pág. 461) El libro y la ciencia dicen que la luz consiste de partículas; pero el Libro de Urantia habla de otra energía, desconocida en la tierra, que actúa sobre la luz, causa que las partículas se anuden en una forma de onda. La ciencia sabe que la luz tiene propiedades de onda y partícula, pero no sabe porque existen las propiedades de onda.

12. Velocidad mayor a la velocidad de la luz. (Física, Teología, Pág. 260) La ciencia mantiene que un cuerpo físico no puede moverse más rápido que la velocidad de la luz. El libro discute velocidades mayores que la velocidad de la luz, pero podría estar hablando de materia espiritual en lugar de física. Podría estar considerando materia que no es afectada por gravedad (convencional) lineal.

13. Dos clases de gravedad. (Física, Pág. 125) La ciencia esta familiarizada con la atracción gravitacional entre dos cuerpos físicos, pero no entiende la causa. El libro llama a esta gravedad lineal. También habla de la gravedad radial, que aparentemente trabaja entre el universo central y otros cuerpos tales como los ultimatones libres, (articulo 16) y entre el universo central y la energía. ¿Quiere decir esto que los ultimatones están involucrados en la generación de un campo gravitatorio lineal? La ciencia ha conducido experimentos muy difíciles para ver si la gravedad lineal afecta a la energía lumínica. Lo hace, pero podría haber suficiente discrepancia para computar otro tipo de gravedad.

14. La Antigravedad. (Física, Pág. 101) El libro discute de la antigravedad y algunas partículas que son afectadas por ella. La ciencia especula que la antigravedad pueda existir, pero tiene pocas ideas sobre ella.

15. La energía mayor del espacio. (Física, Pág.467) El libro dice que la luz y la electricidad no son las energías principales del espacio. Aparentemente tampoco lo es la gravedad. El libro dice lo que la ciencia no conocía en 1955. Esta energía aparentemente fluye a través del espacio en circuitos. Además, la ciencia aún no sabe de estos circuitos.

16. La partícula ultimatón. (Física, Pág. 465,467,472,473,476) El libro discute la partícula fundamental, el ultimatón. Esta es la primera partícula de masa que es creada de la energía. Cien ultimatones retardados hacen un electrón, pero no usan órbitas de movimiento como los electrones, los ultimatones hacen racimos. Quizá algún tipo de estructura de cáscara está involucrado. La ciencia no tiene idea de que los electrones están hechos de partículas más pequeñas. La velocidad de los Ultimatones podría exceder la velocidad de la luz porque los ultimatones no son afectados por la gravedad lineal.

17. La transición del Neandertal al Cro-magnon. (Antropología, Pág. 890) La ciencia está consciente que fue un cambio relativamente rápido del tipo Neandertal de humanos al Cro-magnon u hombre moderno hace alrededor de 35,000 años. La ciencia no sabe porque paso esto tan rápidamente, puesto que la evolución lenta no cuenta tan rápida transición. El libro dice que los descendientes de extraterrestres superiores, es decir, Adán y Eva, se cruzaron con pueblos indígenas terrestres de la edad de piedra para crear algunos hombres modernos, quienes borraron a los Neandertales. Los Neandertales y el Cro-magnon habían existido a la par por miles de años. Algo pasó para causar este cambio.

18. Duración de vida de una estrella ordinaria. (Física estelar, Pág. 172,465) El libro dice que una estrella ordinaria, como el sol, puede brillar por millardos de años. La ciencia también calcula que una estrella puede generar energía suficiente para brillar por millardos de años. Pero el libro dice que las estrellas que están en la corriente principal del circuito de energía espacial pueden adquirir mas energía y brillar indefinidamente. En la página 172, el libro clama tal vida estelar por billones de años. La existencia de un flujo especial de energía espacial es desconocido para la ciencia, y asimismo la existencia de canales de flujo para esta energía.

19. Condiciones especiales requeridas en la tierra para nuestro tipo de vida. (Pág. 665) Nuestro tipo de vida requiere de condiciones muy especiales sobre la tierra (6) Cosas tales como la temperatura, una atmósfera con la química y presión apropiadas, ojos con la sensibilidad combinada a la luz emitida por el sol, hacen posible la vida para criaturas tales como nosotros. El libro habla de cincuenta mil de estas condicionesLa probabilidad del origen accidental de la vida es extremadamente pequeña.

COMMENTS