Investigador cree haber hallado ecuación del "creador" y acceder a su "sistema operativo"

El cabalista español Jaime Villarrubia cree haber hallado una ecuación matemática que permitiría penetrar en el «sistema operativo» del Creador y prof

El libro del Conocimiento
El misterio oculto del número tres.
Los diez soberanos que reinaron en la Tierra antes del Diluvio
El cabalista español Jaime Villarrubia cree haber hallado una ecuación matemática que permitiría penetrar en el «sistema operativo» del Creador y profetizar acontecimientos futuros. En el presente trabajo analizamos cuál es la base de este descubrimiento, exponiendo algunos ejemplos concretos. 


La Historia se repite. Según el descubridor del fenómeno, el cabalista Jaime Villarrubia, se trataría de la ley del karma colectivo de la humanidad. Él la denomina «ley del retorno» y se apoya en el supuesto de que en algún momento de 1891 la «flecha temporal» se disparó hacia atrás con un factor de aceleración de 187/13. En otras palabras: cada 14, 385 años (resultado de dividir 187/13) anteriores a 1891, retornan, comprimidos y con su carga de información y memoria histórica, en cada año transcurrido posteriormente. 

En su complejo estudio, cuyo método hemos explicado de forma meramente superficial, Villarrubia encontró 210 correspondencias históricas que avalarían su tesis. Si el cabalista está en lo cierto, podrían preverse determinados acontecimientos, pues no serían más que sucesos ya ocurridos en el pasado y que se repiten en el futuro, pero con otro contexto, actores principales y circunstancias. Las derivaciones filosóficas del hallazgo son espeluznantes, pues supondría la no existencia del libre albedrío, sino de una inteligencia superior que estaría dirigiendo el devenir histórico de nuestro mundo. Así, la clave para dilucidar el «secreto de la existencia» se encontraría en los números. 



Y quien mejor para destapar el velo de la realidad oculta que un experimentado cabalista especializado en gematría: el estudio del valor numérico de cada palabra o palabras contenidas en la Cábala, con el fin de hallar otra palabra o palabras que arrojen algo de luz sobre el significado vedado del texto sagrado. 

Como el mejor modo de presentar este hallazgo es con datos concretos, mostraremos a continuación un par de conexiones históricas descubiertas por Villarrubia aplicando la fórmula matemática de la ley del retorno: Los dos 11-S. En el año 303, al amanecer del día de la Terminalia –fiesta consagrada al dios de los grandes propietarios y terratenientes–, el emperador romano Diocleciano ordenó la destrucción de la basílica cristiana de Nicomedia. A la vez que los agentes imperiales demolían la iglesia, casi simultáneamente se produjeron dos incendios en el palacio de Diocleciano. 

En realidad, el propio emperador ordenó a su guardia privada que incendiase el recinto para culpar del hecho a los cristianos y de este modo justificar ante el pueblo y la nobleza la masacre contra los mismos. El 11 de septiembre de 2001 tuvieron lugar los atentados contra el Pentágono y las Torres Gemelas. El gobierno de EE UU no tardó en responsabilizar de los ataques a Osama Bin Laden. Sin embargo, con el paso del tiempo diversos periodistas e investigadores desvelaron que la versión oficial no se sostenía. 

Por el contrario, los terribles sucesos semejaban una conspiración interna, cuya finalidad sería obtener el beneplácito del pueblo estadounidense para invadir determinadas zonas en Oriente Medio de enorme valor estratégico y económico. Si en el 303 Diocleciano promulgó varios edictos contra los cristianos, a partir del 11-S el gobierno de EE UU puso en marcha leyes patrióticas que recortaban las libertades civiles y aumentaban el poder del ejecutivo. El emperador suprimió el derecho a la defensa de los cristianos acusados por los incendios u otras causas, con el fin de que los maestros que enseñaban la palabra de Jesús fueran sometidos a torturas. Desde los atentados atribuidos a Bin Laden, docenas de aviones de la CIA han transportado a predicadores musulmanes y civiles –muchos de ellos inocentes– a bases secretas estadounidenses como Guantánamo, donde se practican torturas de modo sistemático.

 


El 11 de septiembre del año 284 los cristianos coptos iniciaron el calendario de los mártires para honrar a las víctimas de los crímenes de Diocleciano en su primer año de tiranía. Aplicando la ley del retorno, obtenemos el 11 de setiembre de 2002, cuando el presidente Bush proclamó el Día del Patriota para honrar la memoria de las víctimas de los atentados. Las sectas de los asesinos. En 1090 se funda la secta islámica de Los Asesinos. De hecho, la palabra «asesino» deriva del nombre de este grupo, el cual funcionaba como una escuela de instrucción militar y adiestramiento en diversas técnicas de manipulación psicológica, modificación de la conducta humana, lavado de cerebro y homicidio político. 

En 1946 nace en Panamá la Escuela de las Américas, un instituto del Ejército de EE UU donde recibieron instrucción y se graduaron más de 60.000 militares y policías latinoamericanos. Apodada la «escuela de los asesinos», esta organización ha sido acusada en numerosas ocasiones a lo largo de su historia de apoyar a las dictaduras más brutales y a los escuadrones de la muerte. La Escuela nació con el fin de luchar contra los grupos izquierdistas y revolucionarios que estaban brotando en el continente. Varios de los cursos de adiestramiento que se impartían en el centro incluían técnicas de contrainsurgencia, guerra psicológica o interrogatorios.


Idénticos personajes 


Del mismo modo que se repetirían los mismos hechos, también los personajes implicados tomarían un rol similar. Según la fórmula matemática de la ley del retorno, algunos de éstos serían: Leonardo Da Vinci e Igor Sikorski. • El polifacético genio italiano llegó a idear un aparato muy parecido a un helicóptero. Igor Sikorski diseñó el primer avión cuatrimotor y el primer helicóptero fabricado en cadena. • Leonardo trabajó para el duque de Milán, Ludovico Sforza, quien puso a su disposición un taller. Sikorski ocupó el puesto de director de la fábrica de aviación de San Petersburgo gracias a un importante empresario ruso que admiraba sus diseños. • Leonardo abandonó Milán por la inestabilidad política que generaban las hostilidades de Francia.

 


Tomó esa decisión cuando descubrió que varios arqueros franceses habían destrozado una gran estatua ecuestre –el Gran Caballo– que él había diseñado. El innovador avión de Sikorski recibió el nombre de El Gran Caballero Ruso. Sin embargo, el motor desprendido de un avión que estaba tomando tierra cayó encima del primer prototipo, destruyéndolo. Motivado por este hecho y por el caos social de Rusia antes de la revolución bolchevique, decidió emigrar. • El patrón de Leonardo, el duque Ludovico, fue capturado por los franceses y el protector de Sikorski por los revolucionarios. • Leonardo, arruinado, recaló en Venecia por un breve espacio de tiempo, hasta que se trasladó definitivamente a Florencia, ciudad a la que llegó con 600 florines. 

Sikorski, tras huir de Rusia, pasó una temporada en Francia, pero finalmente se asentó en los EE UU, país que pisó por primera vez con sólo con 600 dólares en el bolsillo. Stalin y Tamerlán • En 1360 Tamerlán, señor de la guerra turco-mongol, completó un proceso de acumulación de poder que culminó con el control de la mayoría de las tribus esteparias. Se iniciaba así el imperio mongol. En 1927 José Stalin acaparó el poder de la Unión Soviética tras controlar las diferentes facciones del Partido Comunista. • El padre de Stalin solía pegarle habitualmente. En una ocasión, el futuro líder soviético se enfrento a su progenitor, lanzándole una daga. 

Éste, en respuesta, le propinó tal paliza que le dejó graves secuelas para toda su vida: el brazo izquierdo más corto que el derecho. Stalin, además, tenía dos dedos del pie izquierdo unidos. • Tamerlán tenía la pierna derecha más corta que la izquierda y le faltaban dos dedos en la mano derecha. Al parecer, estas deformidades eran consecuencia de un duelo que mantuvo con su padre. • En su juventud, Stalin se convirtió en un violento agitador político y ladrón de bancos para financiar al partido. Tamerlán destacó en su juventud como líder de un grupo de bandidos. 




La ley del retorno identifica dos fechas: 1140 y 1943. Entre 1140 y 1144 se produjo la militarización de las órdenes de Los Hospitalarios y Los Templarios, en cumplimiento de las bulas papales Soldados del Templo y Militares de Dios. Los Hospitalarios obtuvieron en cesión el castillo de Krak de los Caballeros, sobre el que construyeron una imponente fortaleza militar, la mayor durante la época de las cruzadas. En 1943 la historia se repitió con la inauguración del Pentágono, edificio que alberga la sede del Departamento de Defensa de EE UU, donde trabajan más de 23.000 empleados. 



Lo sorprendente de la fórmula matemática de la ley del retorno es que muestra hechos en apariencia distintos y ocurridos en diferentes épocas, pero que analizados detenidamente se muestran casi iguales. Así, según esta ley, la conversión en el 587 de Recaredo –rey visigodo hispánico– a la fe católica se relaciona con la firma del protocolo de adhesión de España a la OTAN en 1981.


Content Protection by DMCA.com

COMMENTS