Un refugio nazi en la selva argentina

SE HAN ENCONTRADO MATERIALES DE PROCEDENCIA ALEMANA CON UNA CRONOLOGÍA COINCIDENTE CON LA DEL CONFLICTO BÉLICO Científicos del Centro de Arqueolo

El Rover de la #NASA descubrió un automovil #extraterrestre en Marte
GRANDES CONSPIRACIONES : MANOS QUE MECEN EL MUNDO
La Pirámide de Gunung Padang podría reescribir la historia de la humanidad


SE HAN ENCONTRADO MATERIALES DE PROCEDENCIA ALEMANA CON UNA CRONOLOGÍA COINCIDENTE CON LA DEL CONFLICTO BÉLICO 
Científicos del Centro de Arqueología Urbana (CAU) de la Universidad de Buenos Aires, junto a una arqueóloga del Museo Andrés Guacurarí, de Misiones, investigan si un supuesto refugio hallado en medio de la selva de la provincia de Misiones (noreste) y cerca de la frontera con Paraguay estaba destinado a esconder a líderes nazis. El equipo trabaja en el parque Teyú Cuaré, donde fueron descubiertas unas edificaciones que sospechan se trataba de un refugio nazi. 

Científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA) investigan un sitio de ruinas en el norte de Argentina con la hipótesis de que allí podría haber funcionado un refugio nazi.
Se trata de edificaciones con paredes de hasta tres metros de ancho en una zona inaccesible del Parque Teyú Cuaré, al sureste de la provincia de Misiones, en la frontera con Paraguay, según las publicaciones aparecidas en diferentes medios digitales.
¿Qué fueron estos edificios? ¿Quién los construyó? ¿Para qué? Estas preguntas trajeron hasta aquí a un equipo del Centro de Arqueología Urbana (CAU) de la UBA, a quienes se sumó una arqueóloga del Museo Andrés Guacurarí, de Misiones, quienes, tras una primera etapa de trabajo, elaboraron una inédita hipótesis: se trata de edificaciones levantadas para que vivieran ocultos altos mandos nazis tras la Segunda Guerra Mundial.
“Aparentemente, a mitad de la Segunda Guerra Mundial (…) la aeronáutica nazi generó un proyecto secreto de construcción de refugios para que los más altos jerarcas nazis pudieran esconderse tras una derrota, sitios inaccesibles, el medio del desierto, en una montaña, en un acantilado o en medio de una selva como ésta”, explicó Daniel Schávelzon, director del CAU y líder del equipo.
“Este sitio además tiene la virtud de que permite estar en Paraguay en menos de diez minutos, es un sitio defendible, un sitio protegido, un sitio inaccesible, un sitio donde vivir tranquilos, un sitio de refugio. Y creo que lo que encontramos es un sitio de refugio para la jerarquía nazi”, afirmó Schávelzon, aunque aclaró esta no es una conclusión definitiva.
Los científicos determinaron que el conjunto está compuesto por tres edificios. Uno con fines de vivienda, otro pensado como depósito y un tercero, que hasta ahora había permanecido semioculto, preparado para ser un puesto de vigilancia. Las construcciones tienen una amplia vista panorámica y muros de hasta tres metros de espesor, dijeron los investigadores.
Abonaron la hipótesis objetos hallados en el lugar, entre ellos cinco monedas alemanas que fueron acuñadas entre 1938 y 1941 y un fragmento de plato de porcelana con la inscripción “Made in Germany” fabricada por la firma Meissen entre 1890 y 1949.
Los investigadores creen que los nazis nunca usaron el refugio, que consta de tres edificios, porque cuando llegaron a Argentina se dieron cuenta que podían vivir sin esconderse.
Miles de nazis, ustachis croatas y fascistas italianos desembarcaron en Argentina con la bendición del entonces presidente, el general Juan Perón (1946-52, 1952-55), según el centro Simon Wiesenthal.
Ante Pavelic, el fundador del movimiento ustachi croata pronazi; Dinko Sakic, excomandante del campo de concentración de Jasenovac (Croacia); Josef Schwammberger, quien dirigió los campos de trabajo forzado cerca de Cracovia (Polonia); y el teniente coronel alemán, Adolf Eichmann, fueron acogidos en Argentina.
Eichmann, responsable de logística de la “solución final” en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, fue secuestrado en la periferia norte de Buenos Aires por el mosad israelí y trasladado ilegalmente a Jerusalén, donde fue juzgado y ejecutado.
Aunque un rango temporal (la primera mitad de los 40) y una procedencia (Alemania) no conducirían necesariamente a nazis, Schávelzon dice que no encuentra “ninguna otra explicación para que alguien construya estructuras que requerían tanto esfuerzo y costo, en un sitio inaccesible en esa época, marginado de la vida local, con materiales que no son los de la arquitectura típica”.
Sergio Widder, director de la sede para América Latina del Centro Simon Wiesenthal, ha declarado que le parece posible que los jerarcas nazis hayan buscado instalarse en lugares aislados donde sentirse protegidos, pero que la hipótesis de los refugios en Misiones debería ser refrendada.
A la vez, Abraham Zylberman, historiador del Museo del Holocausto Buenos Aires, considera también que la hipótesis del equipo liderado por Schávelzon necesitaría ser reafirmada, tal vez por documentación. Pero señaló que para los entendidos un hallazgo de este tipo sería muy valioso y original.
Hasta hoy, la cartelería del Parque Teyú Cuaré señala a las construcciones investigadas por el equipo del CAU como lugar en el que vivió Martin Bormann, uno de los oficiales nazis más cercanos a Adolf Hitler. Schávelzon descarta que eso haya sido posible. Desde el Ministerio de Turismo de Misiones admitieron que no saben cuándo ni quién colocó los carteles que hacen referencia a Bormann en Teyú Cuaré. Todo habría surgido de un mito urbano. 

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS