ADN basado en éter podría sustentar vida en planetas con hidrocarburos

En la búsqueda de vida fuera de la Tierra, los científicos se han centrado justificadamente en el agua, debido a que toda la biología como la conoce

sokushinbutsuy El extraño rito de las “momias vivientes” de Japón
Dinamarca a punto de eliminar el dinero en efectivo
Que buscar

En la búsqueda de vida fuera de la Tierra, los científicos se han centrado justificadamente en el agua, debido a que toda la biología como la conocemos necesita este líquido. Un comodín, sin embargo, es si líquidos alternativos también pueden ser suficientes como facilitadores de la vida. 

Aquí en la tibia y acuosa Tierra, las moléculas de ADN y ARN sirven como los planos de la vida, que contienen los manuales de las instrucciones genéticas de todas las criaturas. Una inmensa familia de proteínas lleva a cabo estas instrucciones. No obstante, en un medio inundado de hidrocarburo, como la luna helada de Saturno, Titán, estas moléculas no podrían desempeñar sus funciones químicas profundas. Por lo tanto, otras moléculas podrían afrontar esta tarea en un medio no basado en agua y evolucionar en un sentido darwiniano, con cambios genéticos que conducen a la diversidad y complejidad.
Un nuevo estudio propone que las moléculas llamadas éteres, no utilizadas por ninguna molécula genética de la Tierra, podrían cumplir la función del ADN y ARN en mundos con océanos de hidrocarburos. Un planeta similar a la luna Titán de Saturno, pero con condiciones más cálidas, puede ser un buen escenario para que una química plausible para la vida con este requisito pueda tener lugar.
«Las moléculas genéticas que hemos propuesto podría desarrollarse en “Titanes calientes”», dijo el principal autor del estudio, Steven Benner, un distinguido miembro de la Fundación para la Evolución Molecular Aplicada, una organización de investigación científica privada con sede en Alachua, Florida.
Los primos moleculares más mayores del metano de Titán, como el octanaje que ayuda a alimentar nuestros vehículos, también servirián como disolventes adecuados. Aunque hasta ahora no han aparecido cerca de sus estrellas en la exploración de exoplanetas, Benner tiene la esperanza de que hay mundos en abundancia que se ajustan a este requisito.
«Dentro de nuestro propio sistema solar, no tenemos un planeta lo suficientemente grande, lo suficientemente cerca del Sol, y con la temperatura adecuada para apoyar océanos de hidrocarburos calientes en su superficie», dijo Benner. «Pero cada semana, los astrónomos están descubriendo nuevos sistemas solares distintos al nuestro». El nuevo estudio aparece en la revistaAstrobiology.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status