Las lunas de Plutón son mucho más raras de lo que imaginábamos

A pesar de que en 2006 Plutón se esfumó de la lista de planetas que aprendimos en la escuela, pasando a ser considerado planeta enano, este

Alienígenas Caso Abierto HD 1×17 – Hombres de negro
TERMINAR correctamente una CONEXIÓN con un tablero Ouija
Proyecto Avatar – En 30 años seremos inmortales

A pesar de que en 2006 Plutón se esfumó de la lista de planetas que aprendimos en la escuela, pasando a ser considerado planeta enano, este cuerpo lejano sigue despertando un interés elevado entre los astrónomos. A falta de herramientas ópticas que nos permitan observar el grado de caos propio de los sistemas planetarios que orbitan alrededor de estrellas binarias, Plutón y su gran luna Caronte (que de facto forman un sistema planetario doble) así como sus cuatro lunas más pequeñas llamadas Nix, Hydra, Kerberos y Styx, son un buen laboratorio. Un reciente estudio, realizado gracias a observaciones realizadas con el telescopio espacial Hubble entre 2005 y 2012 acaba de revelar detalles fascinantes sobre este caótico conjunto.
Caronte, la compañera de Plutón, mide 1207 kilómetros de longitud, es decir aproximadamente la mitad que el propio planeta enano, por eso decimos que el conjunto Plutón-Caronte se puede considerar un sistema planetario doble. Del resto de las pequeñas lunas no sabíamos mucho, lo cual es normal si tenemos en cuenta que Nix e Hydra se descubrieron en 2005, mientras queKerberos y Styx no fueron contempladas por primera vez hasta 2011 y 2012 respectivamente.
Todas son de un tamaño muy pequeño, Las dos mayores Hydra y Nix miden 45,4 km y 39,6 Km. Las dos últimas en unirse a la lista son aún más diminutas, Kerberos mide probablemente unos 24,8 km y Styx unos 6,8 km. Y decimos bien “probablemente”, porque para determinar el tamaño de estos cuerpos desde tan lejos, los astrónomos debían conocer su brillo. Ahí es donde comenzaron las sorpresas.
Los autores del estudio, Mark Showalter (Instituto SETI) y Douglas Hamilton (Universidad de Maryland), estudiaron multitud de fotografías tomadas por el Hubble a las cuatro lunas de Plutón-Caronte para medir las variaciones de brillo a lo largo del tiempo. Gracias a ello, y a un modelo creado por computadora, han conseguido caracterizar a estos diminutos satélites y a sus órbitas con un nivel sin precedentes hasta la fecha.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS