OTRA VEZ: INDICIOS DE MANIPULACIÓN EN LOS ÚLTIMOS ATENTADOS DE TÚNEZ

Como en tantos casos anteriores, han salido a la luz graves manipulaciones sobre los recientes atentados presuntamente cometidos por Estado Islá

Indígenas americanos utilizaban una arcilla medicinal más eficaz que los antibióticos modernos
La leyenda de Eskameca y Tenorí
Semillas estelares: Conoce los Niños indigo, cristal y arco Iris

Como en tantos casos anteriores, han salido a la luz graves manipulaciones sobre los recientes atentados presuntamente cometidos por Estado Islámico en Túnez.
Numerosos testigos de los ataques terroristas en el hotel cinco estrellas Riu Imperial Marhaba de Túnez, afirman haber visto que el terrorista, Seifeddine Rezgui, tuvo cómplices que le ayudaron en su matanza, contradiciendo la versión oficial que hablaba de un solo terrorista.
De hecho, los informes iniciales dijeron que varios hombres armados estaban involucrados, lo que indicaría que Seifeddine Rezgui sería un chivo expiatorio creado para ocultar al resto de participantes en los atentados.
Uno de los testigos, un oficial de policía retirado llamado Steve Johnson, contó que vio a un segundo hombre armado en pantalones cortos de color rojo, abriendo fuego contra los turistas en la playa.
Una vez que el tiroteo terminó, Johnson describió lo que había visto a un policía de alto rango, que le dijo que su descripción coincidia con uno de los muertos.
Según Steve Johnson:
“Vimos lo que creemos fue un segundo terrorista. Era un hombre con pantalones cortos de color rojo, caminando desde el hotel hacia el área de la piscina. Sólo llevaba pantalones cortos de color rojo y nada más en las piernas o los pies o el cuerpo. Llevaba un rifle automático y la gente huía de él.”

Otro de los británicos alojados en el hotel dijo que varios testigos se mostraron convencidos de que otro hombre armado entró en la recepción del hotel, enmedio del caos.
Por su parte, otra de los huéspedes del hotel, llamada Kirsty Murray, de 25 años, recibió disparos de un hombre que cree que no era Seifeddine Yacoubi.
Su padre Neil dijo: “Tanto ella como su prometido han dicho que había más de un hombre armado. Una sola persona no es capaz de hacer tanto daño”.

Según Neil, tanto Kirsty como su prometido Radley Ruszkiewicz, resultaron heridos con armas de pequeño calibre, y no por AK-47, como las que llevaba el presunto terrorista.
“El hombre armado disparaba a las mujeres en las piernas y a los hombres en la cabeza y dio un paso atrás acercándose a ella un par de veces, pero ella se hizo la muerta”, sostiene Neil.
Otro testigo citado por The Guardian, Tom Richards de Cheshire, se encontró cara a cara con un hombre armado.

Cuando se inició el tiroteo, Tom, de 22 años de edad, corrió hacia dentro del hotel con su madre y se refugiaron en algunas oficinas del hotel, justo cuando vieron a un hombre armado subiendo las escaleras tras ellos.
Tom entonces se encontró cara a cara con el hombre armado, que estaba apuntándole con un rifle de asalto Kalashnikov. Sin embargo, el hombre no le disparó.
Según Tom: “Tenía 20 o 25 años, el pelo largo y negro y llevaba barba”.
Esa descripción no encaja con la del presunto terrorista solitario Seifeddine Rezgui.

Seifeddine Rezgui, abatido tras el tiroteo
Otros informes afirman que varios hombres armados llegaron a la playa del hotel en bote inflable, antes de desembarcar y abrir fuego contra los bañistas.


Resulta muy curioso que tantos testigos afirmen haber visto a otros terroristas y que sin embargo, la versión oficial, que también habló inicialmente de varios tiradores, haya concluido finalmente con que solo hubo uno.
Otra muestra más de que la verdad, en lo que hace referencia a todos estos atentados terroristas de ISIS contra objetivos occidentales, está más que manipulada…

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS