Oligarquía académica': Cómo 6 compañías controlan las publicaciones científicas del mundo

El flujo de la ciencia en la era moderna es controlada en gran parte por sólo seis grupos editoriales corporativos desde la década de 1970.

WikiLeaks filtra documentos de la CIA: malas noticias para los que tienen televisores Samsung
Simulan el interior de súper-Tierras con láseres de alta potencia
Astrónomo avista una extraña esfera negra sobre la Luna

El flujo de la ciencia en la era moderna es controlada en gran parte por sólo seis grupos editoriales corporativos desde la década de 1970. Un reciente estudio revela que esta consolidación masiva en el poder de la publicación mundial, sesga en gran medida el progreso científico. Además, cuestiona el valor añadido real de las mismas en la actual era digital. 
Comentario: Sin mencionar que controla también lo que pasa por “conocimiento científico” en el mundo, y censura lo que sea que no sirva a sus intereses y los de quienes proveen fondos para “investigar”. 
Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) revela que las seis mayores editoriales de investigación del mundo (ACS, Reed-Elsevier, Springer, Wiley-Blackwell, Taylor & Francis, y Sage) han tomado el control de las publicaciones mundiales de artículos académicos desde la década de 1970. Así, muestra cómo multitud de pequeñas editoriales han sido absorbidas por este ‘oligopolio editorial’ y la situación de numerosos grupos de investigación académicos que se han endeudado por los intereses del mismo, informa el portal Waking Times. 

© pixabay.com
Para ello, los investigadores analizaron todos los artículos científicos indexados en la web de la base de datos publicados entre los años 1973 y 2013 y el perfil e historial de las fusiones y adquisiciones de las compañías editoriales. 
¿Dónde hay un mayor control? 
“Mirando más de cerca las diversas disciplinas de investigación, hemos observado que algunas de las mismas han escapado al control de las grandes editoriales”, sostiene Vicente Larivière, autor principal de la investigación. Así, los campos más controlados por esta oligarquía académica incluyen los relacionados con la química, la psicología y las ciencias sociales, estando la investigación biomédica, la física y las humanidades influidos en un grado mucho menor. 
Comentario: Esto es interesante ya que son justamente las ciencias quienes podrían llevarnos al entendimiento del estado actual de la sociedad: la psicología y su impacto en la difusión de conocimiento sobre los psicópatas, la química y sus implicaciones en todo el sistema alimenticio global y su impacto en nuestra salud, y las ciencias sociales que podrían otorgarnos entendimiento sobre la vida en comunidades, el rol de las fuerzas policiales y el gobierno en general. 
Según el estudio, esto sugiere que ciertas disciplinas se han vuelto más corruptas que otras, ya que han sido absorbidas por el ‘pliegue’ de publicación corporativa. El contenido, aunque a menudo sesgado, es altamente rentable para estas grandes editoriales que no sólo no tienen que pagar por los artículos que publican, sino que cuentan con márgenes de beneficio del 40%. 
Publicar en una de las revistas de las ‘seis grandes’ no agrega valor 
No existe una diferencia clara en cuanto al alcance de un artículo publicado en una revista corporativa de las seis grandes editoriales ni en la cantidad de citas que se realizan del mismo. “Nuestro estudio demuestra que no hay un aumento claro en términos de citas después de cambiar de un editor pequeño a otro grande”, afirma Larivière. 
“Si bien es cierto que los editores históricamente han desempeñado un papel vital en la difusión del conocimiento científico en la era de la impresión, es cuestionable si siguen siendo necesarios en la era digital actual”, sentencia. 
¿Primavera académica? 
La investigación destaca que la comunidad científica ha comenzado a protestar contra las agresivas prácticas de las principales editoriales, citando como ejemplo la campaña “El costo del conocimiento”, iniciada en 2012, que anima a los investigadores a boicotear a Elsevier, dejando de participar en calidad de autores, editores y revisores de sus revistas. A esta acción, posteriormente conocida como la ‘primavera académica’, se unieron también reconocidas universidades mundiales.

“Siempre y cuando la publicación en revistas de alto factor de impacto sea un requisito para que los investigadores obtengan posiciones, financiación en la investigación y reconocimiento de sus pares, los principales editores comerciales mantendrán su posición en el sistema de publicación académica“, indica Larivière.

Comentario: Es un sistema diseñado para controlar el conocimiento que llega a las masas, la información académica que nos llega de los medios de comunicación tiene que concordar con las agendas políticas de nuestros dirigentes y sus dueños en las corporaciones multinacionales. Esto seria imposible si los estudios académicos arrojaran diferentes resultados, entonces lo que hacen es que solo financian los estudios que saben que van a afianzar su posición, y ahogan a los que no

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status