Rendlesham, expediente clasificado .

El incidente OVNI de Rendlesham Forest es el nombre dado a una serie de denuncias de avistamientos de luces inexplicables y del aterrizaje de un obj

La Nave de Marte, fotografía del Curiosity.
Extraterrestres en la Luna: Una verdad ocultada por la NASA
El oscuro secreto de los misteriosos helicópteros negros.


El incidente OVNI de Rendlesham Forest es el nombre dado a una serie de denuncias de avistamientos de luces inexplicables y del aterrizaje de un objeto volador no identificado en Rendlesham Forest, Suffolk, Inglaterra a finales de diciembre de 1980. Es tal vez el más famoso caso OVNI que pudo haber sucedido en Gran Bretaña y figura entre los más conocidos acontecimientos OVNI en todo el mundo. Se ha comparado con el incidente OVNI de Roswell en los Estados Unidos y se denomina comúnmente “El Roswell de Gran Bretaña” o “El Roswell inglés”. Sin embargo, este hecho cuenta con algunos detalles que lo hacen mucho más extraño e interesantes que su par norteamericano, y uno de ellos, es que se adhiere a la teoría de que los tripulantes de los ovnis, no son seres extraterrestres venidos de otros mundos, sino, seres humanos, súper desarrollados, que vienen de nuestro futuro.
El incidente de Rendlesham

Supuestas huellas dejadas por el artefacto que vieron la patrulla militar
De manera sucinta podemos decir que el hecho ocurrió la madrugada del 26 de diciembre de 1980 en el llamado bosque Rendlesham, que se encuentra en Inglaterra. En este bosque había una base militar aérea de la OTAN compartida por militares estadounidenses y británicos. Pues bien, esa noche, los militares divisaron unas extrañas luces cayendo en el referido bosque.
Al encontrarse en zona protegida militarmente, se dio la orden de que un grupo de soldados vaya al lugar en donde se habría estrellado aquel objeto e investigaran qué era y de qué se trataba. 
Uno de esos militares era el sargento estadounidense James W. Penniston, quien junto a sus compañeros, una vez que ingresaron al bosque, vieron una extraña nave de origen desconocido posada sobre el terreno. El sargento Penniston decidió acercarse, lo suficiente como para asegurar que vio extraños símbolos en la superficie de este extraño objeto. Además, pudo tocar la nave.
Luego de este encuentro, apreciado por todo los militares presentes, la nave se elevó rápidamente para luego desaparecer.
Este es parte de un informe firmado por el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea estadounidense (USAF) Charles I. Halt, testigo del fenómeno. 
“El objeto fue descrito como de apariencia metálica y de forma triangular, de aproximadamente dos a tres metros de base y unos dos metros de altura. Iluminaba todo el bosque con una luz blanca. El objeto en sí tenía una luz roja pulsante en la parte superior y un banco de luces azules debajo. El objeto se movía. Cuando los patrulleros se acercaron al objeto, maniobró a través de los árboles y desapareció.”
La historia tiene más detalles que la hacen muy interesante además de dejar huellas y pruebas concretas que certificarían la presencia de un tipo de nave extraña esa madrugada. Y si bien, en un primer momento nadie dudó de que aquella experiencia estaba ligada a los seres extraterrestres, no fue sino muchos años después, cuando la tesis de los extraterrestres variaría para convertirse en que los ovnis serían en realidad, naves conducidas por los mismos seres humanos, aunque más evolucionados y provenientes del futuro.
El mensaje del futuro

Mensaje en código binario escrito por Penniston en su bloc.
Lo curioso de este caso es que en 1984, Penniston se somete a un regresión hipnótica, tal como hacen muchos testigos del fenómeno Ovni para recordar detalles de su experiencia, como sucede en el caso de las abducciones), pues bien, en esta regresión, Penniston recordó que pudo ver a los tripulantes y que estos no eran seres extraterrestres como muchos presumían, sino seres humanos, viajeros en el tiempo, personas que venían del futuro.
El otro dato interesante ocurrió treinta años después, Penniston contó un detalle que no había dicho en sus momento, y es que cuando tocó la supuesta nave extraterrestre con su mano, sintió una especie de descarga telepática que le imprimió en su mente una especie de símbolos y códigos que en su tiempo desconocía, pero que de inmediato la escribió en un bloc de notas. Con el paso del tiempo era claro de que aquellos símbolos extraños no eran más que códigos binarios, es decir, el lenguaje usado para las computadoras que consiste en el uso de ceros y unos.
Fue así como en el 2010 decidió entregar estos extraños códigos (seis páginas de su bloc) a un programador de computadoras, para ver si en verdad lo escrito tenía algún sentido o por el contrario, era algo inservible y producto de su imaginación.
El programador hizo su trabajo y para su sorpresa el código binario sí expresaba un mensaje claro y coherente:
“Exploración de la Humanidad
52°09´42.532? N
13° 13´12.69? W
CONTI (NUA)
PARA AVAN (CE) PLANETARIO”
Exploración de la Humanidad
El mensaje puede dividirse en dos partes, el primero, que consiste en un par de coordenadas y el segundo, en un mensaje para la humanidad.
En cuanto a lo primero, estas coordenadas coinciden con una antigua isla llamada HY Brazil, ubicada en el mar de Irlanda. Según antiguas leyendas celtas, antiguamente en ese punto existía una isla que la habitaban una civilización muy adelantada para su tiempo (muy parecida al mito de la Atlántida), con el tiempo, como puede verse en la actualidad, esta isla está inundada.
La otra parte sí es la más extraña. Si como asegura Penniston, los ocupantes de la nave no eran seres extraterrestres sino hombres del futuro (se supone que son del futuro por la tecnología que poseen), el mensaje resulta complicado de entender: “Exploración de la Humanidad. Continua para avance planetario”. Para muchos esto indica que aquellos seres humanos o tripulantes de esa nave, hablaban sobre la continuidad de la vida en la Tierra y por ende, de la supervivencia del ser humano.
Sin embargo, hay quiénes consideran que es extraño que estos hombres del futuro, no den un mensaje más claro para la humanidad, como por ejemplo, una advertencia clara con fechas, años, y eventos que podría darnos una pista mejor sobre lo que ocurrirá con nuestro planeta. 
Sea como fuere, el caso del incidente ovni de Rendlesham es uno de los más ricos y extraños dentro de la fenomenología ovni

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status