Area 51 y el Sr. Robert Lazar.

Si la información que se desprendía de las investigaciones sobre los acontecimientos que ocurrían dentro del Área 51 parecía algo fantasiosa y poc

El origen sobre los logotipos de automóviles
UFOLOGÍA: Colón y el ovni en el Triángulo de las Bermudas
Las plantas pueden contar – La creciente evidencia de que las plantas son conscientes  

Si la información que se desprendía de las investigaciones sobre los acontecimientos que ocurrían dentro del Área 51 parecía algo fantasiosa y poco probable, las especulaciones de los investigadores de todo el mundo se vieron corroboradas, al menos en parte, con la aparición pública de un científico, un físico para ser más exactos, en un programa de la televisión norteamericana, que ocultando su rostro afirmaba haber sido parte del equipo que trabajó en la base de máxima seguridad de Nellis, 130 Km. al norte de las Vegas, dentro del Área 51, en una sección llamada S-4, que reunía a un grupo de científicos cuya misión era la de analizar y duplicar los sistemas de propulsión de las naves que se encontraban en los hangares del Área 51.

En sus declaraciones se menciona la existencia al menos de nueve platillos voladores (los que él vio) que serían de origen extraterrestre.

Éstos estarían siendo desmantelados y algunos se encuentran en varios estados de despiece, construidos con otros elementos. Se les hacen pruebas de vuelo y están siendo analizados.

Algunos están intactos y funcionan perfectamente. Al menos, la mitad estarían operativos y el resto habrían sido desmantelados para analizar sus componentes.

Al principio él creía que se trataba de máquinas secretas diseñadas por la Fuerza Aérea, pero cuando inició los análisis de los aparatos se dio cuenta de que no se correspondían con nada visto en la Tierra y que el gobierno norteamericano pretendía aprovechar la tecnología que éstos ocultaban en proyectos supersecretos y que, incluso, existía una conexión entre el gobierno y los seres alienígenas, supuestos tripulantes de las naves, afirmando que en la base se encontraban varios de estos seres trabajando a la par con científicos y militares en otras secciones del lugar.

Luego de esta misteriosa aparición, en diciembre de 1989, este físico que desató una gran polémica mundial dio por fin la cara.

Se trataba de Robert Lazar, un destacado hombre de ciencia al cual se le comprobó su participación en proyectos militares de alta seguridad para la empresa Sandia asociada a los laboratorios militares norteamericanos en Nuevo México.

Después de que sus declaraciones sobre las actividades secretas en Nevada se hicieran públicas, Lazar comenzó a denunciar una política de amedrentamiento y acoso por parte de altos oficiales que tenían relación directa con el tema de Área 51.

En una ocasión declaró públicamente que lo que se pretendía, tras su expulsión de la base de Nellis, era no sólo desprestigiarlo públicamente, sino hacer desaparecer cualquier rastro de su pasado como científico y su labor en la sección S-4 dentro del Área 51, y más aún, como ciudadano norteamericano.

Efectivamente, sus credenciales del Instituto Tecnológico de Massachussets ( MIT ) y el Instituto Californiano de Tecnología (Cal Tech ), donde Lazar había cursado sus estudios, desaparecieron tras sus apariciones televisivas, y ha sido muy difícil establecer con certeza que es quien dice ser.

Los descubrimientos de Lazar.

Las descripciones que Robert Lazar hizo sobre la nave que analizó en su estadía en la base de Groom Lake es la siguiente:

Descripción del exterior .

La apariencia externa de la nave es de un tipo de metal de acero inoxidable sin pulir.

Cuando no está energizada, se posa en su vientre (su parte inferior) y no en las piernas que emergen de éste y forman un trípode.

En medio de la parte superior se encuentra la puerta de entrada que es apenas una porción inferior que se envuelve alrededor del labio del centro del disco.

Descripción del Interior.

El interior de la nave se divide en tres niveles. El nivel inferior es donde se localizan los tres «Amplificadores de Gravedad» y sus guías de onda.

El reactor está situado directamente sobre los tres amplificadores de gravedad en el nivel del centro y en medio de ellos.

Este nivel central también acoge los sistemas de control del disco y los asientos para los tripulantes, que por sus pequeñas dimensiones no ha sido diseñado para seres humanos adultos.

Las paredes del nivel del centro se dividen en paneles. Cuando el disco se energiza, uno de los paneles se vuelve transparente y se puede ver hacia el exterior como si se tratara de una ventana.

Todo el interior del disco esta fabricado de un material como la cera, y en él no se observa ningún borde en ángulo ni ninguna terminación en punta, pareciendo haber sido diseñado con algún proceso de inyección de aire sobre material derretido y luego enfriado.

Del tercer nivel no existe referencia. Lazar no estaba autorizado para entrar en él.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS