Estados Unidos: Hacia la Guerra y la Crisis Sistémica

Hoy las élites política, de seguridad y económica de Estados Unidos se encuentran en una encrucijada, que por lo que se ve, no só

La Entrevista Completa al Extraterrestre de Roswell
LA CRIOBIOLOGÍA en caso de ser posible, te congelarias para ver el futuro?
Chemtrails y su verdad oculta

Hoy las élites política, de seguridad y económica de Estados Unidos se encuentran en una encrucijada, que por lo que se ve, no sólo no saben resolver, sino que están decididas a extender con más decisiones y acciones contradictorias. Por un lado, está la administración de Barack Obama que con cada día que pasa, pierde más poder en lo interno y externamente (lame duck), pues tanto dentro de su coalición gobernante, como en la de los republicanos, la lucha por la presidencia del país más poderoso del mundo se ha intensificado, y las decisiones y acciones del gobierno de Obama son criticadas, obstaculizadas y retadas a cada paso. Así, su intento por lograr el famoso “fast track” para aprobar (o en su caso rechazar) sin enmiendas, de parte del Congreso, los Tratados Transpacífico (Trans Pacific Partnership) y el Transatlántico de Comercio y de Inversión con la Unión Europea (TIIP por sus siglas en inglés), fue detenido, pues la Cámara de Representantes votó en contra de un proyecto de ley (12 de junio) en el que se debía ratificar el famoso “fase track” para aprobar estos tratados, pero que estaba “camuflado” en un proyecto para adiestramiento y ayuda financiera a los trabajadores que pierdan su empleo, a causa de los tratados comerciales. La votación fue 302 en contra y 126 a favor, con una mayoría de demócratas (y varios republicanos), rechazando la propuesta de Obama. Recordemos que ambos tratados han sido impulsados y de hecho, redactados por las grandes corporaciones de Estados Unidos, Europa y Japón, con objeto de limitar al máximo la capacidad soberana de los Estados para regularlas en materia laboral, ambiental y de salud, estableciendo una serie de mecanismos “compensatorios”, que les permitiría demandar ante tribunales “ad hoc” (esto es prácticamente conformados por las mismas corporaciones), a los países que emitieran regulaciones que afecten o pudieran afectar las utilidades presentes y futuras de estas corporaciones, con lo que los gobiernos se convertirán en rehenes de las ganancias de las multinacionales, sin importar cómo se deteriore la salud de la población, el equilibrio ambiental, y ya ni se diga los derechos más elementales de los trabajadores.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status