¿Permite EE.UU que ABDUZCAN a HUMANOS a cambio de TECNOLOGÍA ETs?

¿Permite EE.UU que ABDUZCAN a HUMANOS a cambio de TECNOLOGÍA ETs?

En la década de 1950, el gobierno de Estados Unidos decidió que no había nada malo en dejar que extraterrestres grises secuestraran a seres humanos, si el precio para ellos era justo.

Asesor australiano dice que el cambio climático es “un engaño de la ONU para establecer un nuevo orden mundial”
La tierra se mueve 75 grados debido al cambio climático
Cuando nuestro ser pide a gritos un cambio, debemos dárselo

En la década de 1950, el gobierno de Estados Unidos decidió que no había nada malo en dejar que extraterrestres grises secuestraran a seres humanos, si el precio para ellos era justo.

es/wp-content/uploads/2016/09/El-Pacto-Secreto-de-Estados-Unidos-con-los-Grises-1.jpg”>

Después de derribar varios vehículos voladores extraterrestres y utilizar esa tecnología avanzada, el Gobierno consideró muy rentable el establecer canales de comunicación con las entidades extraterrestres. Después de todo, obtener más tecnología extraterrestre daría la superioridad tecnológica a Estados Unidos en el aspecto militar con respecto a las demás naciones del mundo.

Uno de los primeros proyectos para hacer frente a esta situación fue el proyecto SIGMA, una operación conjunta fundada en el año 1952 por el consorcio de la NSA. Diversos ufólogos se refieren a esta iniciativa utilizando diversas denominaciones, entre ellos el Tratado TAU IX de la Preservación de la humanidad (como lo llama el Dr. Dan Burisch), el Tratado Gready o el Acuerdo Edwards, el nombre de la base de la Fuerza Aérea donde habría tenido lugar la misteriosa reunión. Su principal objetivo era preparar el camino para las comunicaciones significativas y productivas entre humanos y alienígenas.

Usando tecnología que ahora llamaríamos rudimentaria, los científicos del proyecto Sigma lograron precisar la ubicación relativa de un grupo sospechoso de asteroides que se desplazaban de una manera ordenada. El equipo de telecomunicaciones utilizando la tecnología recuperada de los Ovnis caídos, envío una transmisión a su dirección general. La respuesta no tardó y programaron una reunión.

Sin embargo, el mensaje también fue interceptado por otra presencia extraterrestre que mantenía una estrecha vigilancia sobre nuestro planeta. Una especie nórdica conocida como «The Blues» estableció contacto con los seres humanos y les aconsejaron no entrar en acuerdos con la fuerza que se había movido desde las afueras del sistema solar en una órbita ecuatorial alrededor de la Tierra.

Nos advirtieron sobre otras especies exóticas y el hecho de que sólo se sirven a sí mismos.

La especie conocida como «The Blues» se negó a ofrecernos algo de su tecnología. En cambio, «The Blues» ofrecieron en apoyarnos en nuestro desarrollo espiritual pero pidiendo algo a cambio: que la humanidad colectivamente desmantelara su arsenal nuclear. Pues, como dijeron, somos una especie joven y no estábamos capacitados para ejercer tal poder, y aún menos capaces de actuar de forma responsable con tecnología militar alienígena. «The Blues» dijeron que solamente usaríamos dicha tecnología para traer la destrucción sobre nosotros mismos. Advirtieron sobre una posible autodestrucción de la humanidad y condenaron el hecho de que estábamos matándonos unos a otros, contaminando el planeta y malgastando los recursos naturales del planeta.

El Comité reunió sus demandas con suspicacia extrema, y concluyeron que el desarme nuclear no era el mejor interés de los Estados Unidos y que dejaría el mundo indefenso frente a una amenaza alienígena. Naturalmente, algunos poderosos altos funcionarios desestimaron esa oferta.

El 25 de abril de 1954, figuras clave del Gobierno de Estado Unidos y emisarios de la especie que más tarde se les denominaría los «Grises altos», se reunieron por primera vez en la Base de la Fuerza Aérea Edwards (AFB) en el sur de California. Según otras fuentes, la reunión se llevó a cabo en realidad dos meses antes en la Base Aérea Holloman, seis millas al suroeste de Alamogordo, Nuevo México.

Misterios y Conspiraciones

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status