EL JARDÍN DE BOMARZO, EL PARQUE DE LOS MONSTRUOS

EL JARDÍN DE BOMARZO, EL PARQUE DE LOS MONSTRUOS

  El jardin Escondido en Bomarzo a casi setenta kilómetros de Roma, los jardines se encuentran en un tramo de bosque cerca de la parte i

El Extraterrestre Con Colmillos Que Se Presentó A Dos NiñOs En JapóN
Alineamiento de San MIguel
MANIPULACIÓN GENÉTICA EN ÉPOCAS ANCESTRALES

 

El jardin

Escondido en Bomarzo a casi setenta kilómetros de Roma, los jardines se encuentran en un tramo de bosque cerca de la parte inferior del valle en el que se construyó el castillo de la familia Orsini.  Por ello también se hace referencia a éstos como los jardines del Castillo de los Orsini o los jardines de Bomarzo.

Orsini capitán de tropas mercenarias al servicio de las ciudades-estado), duque y mecenas italiano del Renacimiento. Era descendiente de la familia Orsini, una de las más antiguas, ilustres y por siglos la más poderosa de las familias reales italianas

En la Italia del siglo XVI, la nobleza solía dejar testimonio de su grandeza a través del arte religioso. No asíPier Francesco Orsini. Él quería ser recordado de una manera completamente diferente – a través de su Parque de los Monstruos. No quería que sus monumentos agradaran – él buscaba que asombraran

 

Aquí, después de una carrera como mercenario,en 1950 Orsini se retiró luego a Bomarzo, donde se rodeó de artistas y literatos, y se dedicó a un estilo de vida epicúreo, que niega cualquier contacto con la religión.  . El parque quizás sostiene un espejo para su imaginación (o incluso el estado de ánimo) después de una vida de agitación política y social.

 

Pier Francesco Orsini, al que también se le conoce como Vicino, vivió entre 1528 y 1588, la teoria clasica dice que el parque es construido despues de la muerte de su esposa, Giulia Carnese en 1560  Totalmente roto cuando ella murió puso sus energías en la creación de los jardines. Para ayudarle tenía a Pirro Lugorio que era un arquitecto popular en ese entonces. Los monstruos no parecen tener relación entre sí en términos de mitología o marco de tiempo y tampoco hay racionalidad en torno a su posicionamiento. Utilizadas como zonas verdes con un diseño más formal hace aumentar la sorpresa que presenta cada una cuando aparece.

Una inscripción en un obelisco dice que el área es sol por sfogare il Core(“sólo para liberar el corazón”) y quizás Vicino tuvo la naturaleza de su esposa en mente cuando hizo el Parque de los Monstruos. Tal vez creó de esta manera como una respuesta silenciosa o incluso reprimenda a los jardines perfectamente simétricos renacentistas que fueron creados durante su vida – varios en el entorno de su jardín.

 

 

Sin duda, es un triunfo de la individualidad sobre la conformidad, eso es seguro. Inusualmente por ahora existe una clara falta de escultura alegórica cristiana dentro del parque y eso, los estudiosos sugieren, equivale a un rechazo de la religión. Tal vez el dolor de Vicino a la prematura muerte de su esposa llevó a esto. Los autores han especulado sobre las razones reales de la construcción de El Parque de los Monstruos durante cientos de años.

La idea era aprovechar la roca volcánica originaria del lugar, el peperino, fácilmente moldeable, para construir un pequeño microcosmos de edificios y esculturas fantásticas que compitieran en dimensiones con el paisaje. Durante casi treinta años, entre 1552 y 1580, a las órdenes del príncipe, los escultores y los arquitectos fueron disponiendo enormes rocas sobre el terreno para revelar de su interior un zoológico imaginario que incluía los animales reales, los míticos y los imposibles

 

Algo es seguro: el jardín de los monstruos muestra la soledad de quien lo hizo,  Pier Francesco Orsini, un hombre delicado, escondido en un cuerpo maltrecho, jorobado, que dedicó su vida a rodearse de la belleza que el destino no le había querido otorgar y, despechado con su familia, se escondió en su palacio de Bomarzo. Coleccionista de todo, recuperó de su viejo linaje familiar -los Orsini, los osos- la leyenda de su antepasado alimentado por una osa e intentó transmutarse en mago para domesticar la naturaleza; si bien, como Dédalo, acabó siendo constructor y prisionero de su obra.

 

Esculturas monstruosas
 

 

Es difícil describir el bosque sagrado. En la entrada, las esfinges te advierten en una inscripción que vas a acceder a un mundo de maravillas. Un mundo solitario. En el sendero, Jano y Saturno abren paso a una estatua colosal de Hércules descuartizando a Cacus,  que representa la victoria del bien sobre el mal.

Más adelante, en un recodo, una tortuga se enfrenta a una ballena. Sobre el caparazón tiene un jarrón invertido. Luego hay un altar con las tres gracias y otro con las musas.

Debajo siempre hay inscripciones, las esculturas fantásticas y los textos se superponen.

En  la “casa inclinada”. Se cree  levantada a  petición de Giulia  Farnese  mientras Vicino estaba  prisionero. Cerca hay una inscripción “dedicado a Mandruzzo,  obispocde Trento”. Otra interpretación  es que expresa  como la  mujer mantuvo viva la casa Orsini durante las ausencias del su marido.

La Casa Inclinada está muy cerca. Es imposible de habitar, ni siquiera se pueden cruzar algunas habitaciones. La sensación de vértigo es absoluta. Sobre el dintel de la puerta está escrito: “Animus quiescendo fit prudentior ergo”; es decir, “para que el alma gane en prudencia, hay que buscar la tranquilidad”.

 

Sigues caminando hasta una extraña fuente custodiada por Neptuno. Junto a ella, otra clave hermética te indica que “la fuente no se da a quien guarda en jaulas a las fieras más terribles”. A la derecha hay un elefante con una torre en la grupa que sujeta con la trompa el cuerpo rendido de un legionario.

Es un recuerdo de Aníbal, que pasó por aquí, pero también un símbolo del conocimiento al mostrar que quien sucumbe (el soldado) a la sabiduría (el elefante) y renuncia a las batallas de la vida profana es quien alcanza el conocimiento (la torre de marfil).

 

Por el camino has visto otras figuras que bordean la esquizofrenia y anuncian las formas de Max Ernst o Salvador Dalí, como un dragón enfrentándose con una fiera al lado de un bosque de jarrones.

 

En la  imagen, el llamado “orco” una de las representaciones mas espectaculares del conjunto, en el labio superior aparece la inscripción “todos los pensamientos vuelan ”  en el interior de la boca hay una mesa en forma de altar, como si estuviese realizar sacrificios rituales, de los que se alimentaria el orco. es decir, en el vientre de la tierra, el lugar donde el polvo y el agua se condensan y donde la muerte se convierte en morada definitiva. Es el corazón del bosque sagrado; el laberinto es un viaje que termina en la boca del infierno.

 

Si bien no se puede considerar que algunas de las esculturas sean monstruos, per se, el tiempo de construcción se debe tener en cuenta a la hora de mirar el nombre, Pegasus, Poseidón

y Proteus, todos están presentes en el jardín. Cerberus levanta su cabeza peluda mientras gigantes trituran a sus enemigos en pedazos. Pegasus se levanta de una fuente y un Triton vela por todo el lugar más bien cansado.

Estas esculturas de peculiar rareza, surgidas  del drama, inspirarian mas tarde a la composicion de la novela histórica Bomarzo del célebre

escritor Manuel mújica Láinez

Algunos lugares de la tierra poseen la impenetrable aureola del misterio. Su historia, su arte, su arquitectura, su razón de ser, yacen sepultados ante las preguntas que quedan sin respuesta y, celosos guardianes de su enigmático por qué, nos invitan a pasear por sus senderos, a contemplar sus piedras y a fascinarnos… Indudablemente el parque de los monstruos de Bomarzo es uno de esos lugares”.  
 

from otra realidad 

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status