LAS MISTERIOSAS CUEVAS ENCANTADAS EN MÉXICO

En una comunidad veracruzana existe una cueva que siempre permanece tapada con una enorme piedra. Jacinto un hombre dedicado a la herrería, rumbo a su trabajo diario siempre había intentado entrar a una cueva sin tener suerte ya que la piedra que cubría la entrada era muy pesada y solo conseguía mirar hacia adentro por una pequeña grieta por donde cabía su nariz puerta de piedra.c3

Un 24 de junio Jacinto iba caminando en su acostumbrado andar y se encontró que la cueva estaba abierta y la enorme piedra a un lado. Decidió entrar para acabar con su curiosidad y se encontró con una especie de mesón que alumbraba el interior con luces de vela. Entró silenciosamente para ver de qué se trataba

Las mesas estaban cubiertas de manteles finos y en estas se encontraban deliciosos platillos servidos que parecía un manjar para reyes. Curiosamente el lugar alumbrado por las velas resaltaba el color oro de las monedas que había por todo el lugar, además de joyas preciosas y perlas regadas por el suelo.

¿Se trataría de algún tesoro de esos que los piratas guardaban con tanto recelo en aquellas épocas de ataques contra el Fuerte de San Juan Ulúa? Si esos de los que se hablaba en la Villa Rica de la Vera Cruz (hoy Veracruz) Todo pasaba por la mente de Jacinto, mientras esperaba que alguna de las mujeres que servían las mesas lo atendiera.

Lamentablemente las mujeres llevaban un rebozo fino que les cubría la cara y Jacinto pacientemente esperaba por ver alguna de ellas, mientras se llevaba los manjares a la boca. En una esquina pacientemente lo veía un hombre alto de piel muy oscura quien se acercó y se presentó como propietario de la cueva.

Jacinto al verlo, tuvo miedo y decidió marcharse, sin embargo el hombre misterioso no lo dejó ir, debía terminar todo lo que hubiera en su mesa, esa era la condición. Nuestro herrero insistió al hombre quien solo accedió cuando Jacinto dijo que prometería regresar al tercer día, pero que ya era tarde y finalmente lo dejó ir.

Jacinto se dirigió a su casa y en el camino se encontró a muchas personas que se dirigían a la cueva porque estaba abierta, él sólo trató de prevenirlos pero nadie le hizo el menor caso, ya que pensaron que estaba desquiciado. Al platicar con la gente, él se dio cuenta que había transcurrido un año.

Jacinto murió al tercer día de haber contado los hechos y fue encontrado junto a la cueva atrapado en la puerta de piedra. Se dice que nadie puede mover la enorme piedra que funciona como una entrada a otra dimensión.c1

Así que ya lo sabes, si andas por ahí curioseando en alguna cueva y algún lugareño te pide que no entres, más vale que no lo hagas ya que los secretos en las cuevas se pueden quedar guardados y tú adentro de ellas.

CONOCE Y SUSCRIBETE A MI CANAL DE YOU TUBE:

[embedded content]

¿Y TÚ QUE OPINAS DEL TEMA? ¿SERA REAL ESTAS HISTORIA DE DICHA CUEVA?

(Visited 2 times, 2 visits today)

Comments

comments

Tethra
La paz perfecta, una leyenda que incita a la reflexión.
El Tunel de los Gritos

En una comunidad veracruzana existe una cueva que siempre permanece tapada con una enorme piedra. Jacinto un hombre dedicado a la herrería, rumbo a su trabajo diario siempre había intentado entrar a una cueva sin tener suerte ya que la piedra que cubría la entrada era muy pesada y solo conseguía mirar hacia adentro por una pequeña grieta por donde cabía su nariz puerta de piedra.c3

Un 24 de junio Jacinto iba caminando en su acostumbrado andar y se encontró que la cueva estaba abierta y la enorme piedra a un lado. Decidió entrar para acabar con su curiosidad y se encontró con una especie de mesón que alumbraba el interior con luces de vela. Entró silenciosamente para ver de qué se trataba

Las mesas estaban cubiertas de manteles finos y en estas se encontraban deliciosos platillos servidos que parecía un manjar para reyes. Curiosamente el lugar alumbrado por las velas resaltaba el color oro de las monedas que había por todo el lugar, además de joyas preciosas y perlas regadas por el suelo.

¿Se trataría de algún tesoro de esos que los piratas guardaban con tanto recelo en aquellas épocas de ataques contra el Fuerte de San Juan Ulúa? Si esos de los que se hablaba en la Villa Rica de la Vera Cruz (hoy Veracruz) Todo pasaba por la mente de Jacinto, mientras esperaba que alguna de las mujeres que servían las mesas lo atendiera.

Lamentablemente las mujeres llevaban un rebozo fino que les cubría la cara y Jacinto pacientemente esperaba por ver alguna de ellas, mientras se llevaba los manjares a la boca. En una esquina pacientemente lo veía un hombre alto de piel muy oscura quien se acercó y se presentó como propietario de la cueva.

Jacinto al verlo, tuvo miedo y decidió marcharse, sin embargo el hombre misterioso no lo dejó ir, debía terminar todo lo que hubiera en su mesa, esa era la condición. Nuestro herrero insistió al hombre quien solo accedió cuando Jacinto dijo que prometería regresar al tercer día, pero que ya era tarde y finalmente lo dejó ir.

Jacinto se dirigió a su casa y en el camino se encontró a muchas personas que se dirigían a la cueva porque estaba abierta, él sólo trató de prevenirlos pero nadie le hizo el menor caso, ya que pensaron que estaba desquiciado. Al platicar con la gente, él se dio cuenta que había transcurrido un año.

Jacinto murió al tercer día de haber contado los hechos y fue encontrado junto a la cueva atrapado en la puerta de piedra. Se dice que nadie puede mover la enorme piedra que funciona como una entrada a otra dimensión.c1

Así que ya lo sabes, si andas por ahí curioseando en alguna cueva y algún lugareño te pide que no entres, más vale que no lo hagas ya que los secretos en las cuevas se pueden quedar guardados y tú adentro de ellas.

CONOCE Y SUSCRIBETE A MI CANAL DE YOU TUBE:

[embedded content]

¿Y TÚ QUE OPINAS DEL TEMA? ¿SERA REAL ESTAS HISTORIA DE DICHA CUEVA?

(Visited 2 times, 2 visits today)

Comments

comments

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status