La NASA quiere crear el punto más frío del Universo


En los próximos meses, una p caja especialmente diseñada para un experimento sin precedentes será llevada hasta la Estación Espacial Internacional. Su propósito: albergar el punto más frío del Universo.

Dentro de esa caja, se usarán láseres, una cámara de vacío y un «cuchillo» electromagnético para anular la energía de las partículas de gas, ralentizándolas hasta que estén casi inmóviles. Este conjunto de instrumentos se llama Laboratorio de Átomo Frío (Cold Atom Lab – CAL) y fue desarrollado por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. Actualmente está en la etapa final de montaje antes de su viaje al espacio a bordo de CRS-12 de SpaceX, precisó la agencia a través de su sitio web.

Los científicos de la agencia explican que los instrumentos están diseñados para congelar los átomos de gas a un milmillonésimo de grado por encima del cero absoluto. Eso es más de 100 millones de veces más frío que las profundidades del espacio.

«El estudio de estos átomos hiper-fríos podría reestructurar nuestra comprensión de la materia y la naturaleza fundamental de la gravedad», argumentó el científico del proyecto Robert Thompson. «Los experimentos que haremos con el laboratorio nos darán una visión de la gravedad y laenergía oscura, algunas de las fuerzas más ubicuas del universo», añadió.

La NASA explica que una vez los átomos se enfríen a las temperaturas extremas en el CAL, pueden formar un estado distinto de materia conocido como condensado de Bose-Einstein, algo nunca creado u observado en el espacio. En la Tierra, la atracción de la gravedad hace que los átomos se asienten continuamente hacia el suelo, lo que significa que normalmente sólo son observables por fracciones de segundo. Pero en la Estación Espacial Internacional, los átomos ultrafríos pueden mantener sus formas onduladas por más tiempo mientras están en caída libre. Y esto, según la agencia espacial, ofrece a los científicos una ventana mayor para entender la física en su nivel más básico.

Los condensados de Bose-Einstein son un «superfluido» —una especie de fluido con viscosidad cero—, donde los átomos se mueven sin fricción como si fueran todos una sustancia sólida. Thompson estimó que el CAL permitirá que estos condensados sean observables por hasta 10 segundos en la EEI, lo cual podría ampliarse considerablemente a medida que se mejoren las tecnologías utilizadas en el experimento.

¿Encubren las apariciones de OVNIs? Excomandante revela la verdad que oculta EEUU
Conoce a los Gigantes Nephilim: La especie híbrida que habitaba la Tierra
Los orígenes legendarios de Merlín el Mago

En los próximos meses, una p caja especialmente diseñada para un experimento sin precedentes será llevada hasta la Estación Espacial Internacional. Su propósito: albergar el punto más frío del Universo.

Dentro de esa caja, se usarán láseres, una cámara de vacío y un «cuchillo» electromagnético para anular la energía de las partículas de gas, ralentizándolas hasta que estén casi inmóviles. Este conjunto de instrumentos se llama Laboratorio de Átomo Frío (Cold Atom Lab – CAL) y fue desarrollado por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. Actualmente está en la etapa final de montaje antes de su viaje al espacio a bordo de CRS-12 de SpaceX, precisó la agencia a través de su sitio web.

Los científicos de la agencia explican que los instrumentos están diseñados para congelar los átomos de gas a un milmillonésimo de grado por encima del cero absoluto. Eso es más de 100 millones de veces más frío que las profundidades del espacio.

«El estudio de estos átomos hiper-fríos podría reestructurar nuestra comprensión de la materia y la naturaleza fundamental de la gravedad», argumentó el científico del proyecto Robert Thompson. «Los experimentos que haremos con el laboratorio nos darán una visión de la gravedad y laenergía oscura, algunas de las fuerzas más ubicuas del universo», añadió.

La NASA explica que una vez los átomos se enfríen a las temperaturas extremas en el CAL, pueden formar un estado distinto de materia conocido como condensado de Bose-Einstein, algo nunca creado u observado en el espacio. En la Tierra, la atracción de la gravedad hace que los átomos se asienten continuamente hacia el suelo, lo que significa que normalmente sólo son observables por fracciones de segundo. Pero en la Estación Espacial Internacional, los átomos ultrafríos pueden mantener sus formas onduladas por más tiempo mientras están en caída libre. Y esto, según la agencia espacial, ofrece a los científicos una ventana mayor para entender la física en su nivel más básico.

Los condensados de Bose-Einstein son un «superfluido» —una especie de fluido con viscosidad cero—, donde los átomos se mueven sin fricción como si fueran todos una sustancia sólida. Thompson estimó que el CAL permitirá que estos condensados sean observables por hasta 10 segundos en la EEI, lo cual podría ampliarse considerablemente a medida que se mejoren las tecnologías utilizadas en el experimento.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS