Los reptilianos: ¿Más que una teoría de la conspiración?

Los reptilianos: ¿Más que una teoría de la conspiración?

Los reptilianos son un tema polémico. Ahora buscaremos las Leyendas de lagartijas, estatuas que representan extrañas criaturas y cuevas subterráneas.

Descubren ocho nuevos planetas en una zona donde podría haber vida
Ten estas piedras siempre cerca de ti para mantenerte limpio de envidia y malas energías  
Buena salud a través de la alimentación por Joaquín Suárez

Los reptilianos son un tema polémico. Ahora buscaremos las Leyendas de lagartijas, estatuas que representan extrañas criaturas y cuevas subterráneas. A lo largo de la historia, ha habido historias de seres mitad humanos, mitad reptiles. 

¿Podrían los relatos de los Reptilianos ser más que el producto de la imaginación hiperactiva? Los antiguos teóricos del astronauta dicen que sí, y como evidencia apuntan a las leyendas de los dioses de la serpiente que se pueden encontrar en todo el mundo. En América del Sur, Quetzalcoatl, Kukulkan son siempre referenciados como dioses de la serpiente.

Incluso en Japón o China antigua tenemos estos emperadores dragón y dioses dragón. Uno puede encontrar estas historias de dioses de la serpiente en todo el mundo.

La Biblia habla de una raza reptiliana de los Serafines que leemos acerca de ellos en el Libro de Isaías.

El libro de Génesis tiene una historia sobre una serpiente que tienta a Eva, la primera mujer, ofreciéndole el fruto prohibido del Árbol del Conocimiento. Se entiende, en la antigua leyenda, que antes de que Dios castigara a la serpiente, la serpiente era completamente humanoide en su carácter. Y que esta serpiente era sólo una de una raza de seres reptiles que sirvieron a Dios.

A lo largo del Mediterráneo y el Cercano Oriente, hay una creencia que une serpientes, escaramuzas, lagartijas y criaturas sobrenaturales o mágicas y en algunos casos, a las almas de los antepasados. En el Corán hay una fascinante categoría de criaturas conocidas como djinn. Estaban aquí ante los humanos.

Son una categoría para sí mismos, no a diferencia de los ángeles. Y en un momento Iblis, el líder de los djinn, ofendió a Dios y fue maldecido como las serpientes en el Jardín del Edén y se convirtió en tierra, atrapado en la Tierra por la eternidad.

Los Angeles, California, enero de 1934

El diario Los Angeles Times publica un artículo titulado “Catacomb City Hunted” de Lizard People, que cuenta el intento del ingeniero de minería G. Warren Shufelt de localizar y excavar un laberinto de túneles que él creía que estaban debajo de las calles del centro de Los Ángeles.

Shufelt era un ingeniero de minería e inventó un dispositivo que es utilizado para la la minería.

Warren Shufelt se sentó con un médico indio en Arizona que le dijo que había una leyenda hopi que había tres ciudades en la costa del Pacífico que estaban completamente subterráneas. La historia dice que hace 5.000 años que lagartos se refugiaron en la clandestinidad. Cavaron estos túneles, y una red de estos túneles estaba bajo la ciudad de Los Ángeles.

Según la leyenda, la gente del lagarto talló las cámaras extensas bastante grandes para albergar mil familias, usando tecnologías avanzadas.

Shufelt obtuvo permiso de la ciudad y comenzó a cavar para intentar alcanzar los sistema de túneles. El consejo de la ciudad, tal vez motivado por el supuesto oro que estaba contenido dentro de los túneles, permitió a Shufelt excavar un pozo de 250 pies, bajo el acuerdo de que les daría el 50% del tesoro, si se recuperaba. Después de un mes de excavación, y no llegando

al sistema de túneles, Warren Shufelt y su equipo se quedaron sin dinero y detuvieron la búsqueda.

¿Es posible que una raza avanzada de gente de lagarto haya vivido alguna vez debajo del oeste de los Estados Unidos? ¿Y todavía podrían estar allí hoy?

Esta leyenda existe a medio camino alrededor del mundo.

Benares, India. Dentro de esta ciudad se encuentra el Pozo de Sheshna, que en la leyenda hindú es una entrada a una ciudad subterránea de los Nagas, una raza de serpientes semidivinos conocida en toda la cultura oriental.

Patala es el inframundo en la mitología hindú. Hay muchos seres que viven allí, muchos reptiles, que se llaman Nagas. Como semidiós, deben haber descendido del cielo a la Tierra para enseñar, para dar cualidades especiales, al mundo humano. Los nagas no son realmente malvados, siendo como en el contexto judeocristiano.


Source: Mundooculto.es

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS