El Snallygaster.

El Snallygaster.

El Snallygaster es una criatura legendaria nativa de las colinas alrededor de Washington D.C. y las regiones boscosas de Maryland, y se le describe

Bhangarh (India) La ciudad embrujada
La leyenda de pegaso
El monstruo invitado: el Tanuki
El Snallygaster es una criatura legendaria nativa de las colinas alrededor de Washington D.C. y las regiones boscosas de Maryland, y se le describe como una especie de dragón o ave monstruosa con pico metálico, colmillos afilados y tentáculos de pulpo. Se rumora que el Snallygaster es un fiero depredador que succiona la sangre de sus víctimas.
El Schneller Geist.
Los orígenes de la leyenda empiezan en el siglo XVIII, donde se describe un monstruo conocido como el Schneller Geist entre los primeros inmigrantes alemanes que poblaron la zona. La primera variación de la leyenda habla de una sirena o arpía de rasgos demoniacos; así como un espíritu asociado con el Poltergeist y actividad fantasmal como puertas que se cierran solas, objetos que se mueven sin explicación o papeles que salen volando. 
En algún punto de ese siglo, el Schneller Geist (alemán para ‘fantasma veloz’) evolucionó de un espectro a la sirena y finalmente a una figura con rasgos en común con las grandes aves del trueno y los dragones europeos; y en el siglo XIX la leyenda fue resucitada brevemente para atemorizar a los esclavos que buscaban escapar por las noches.
El pánico de 1909.
A comienzos de febrero del año 1909, el condado de Frederick en Maryland recibió los ejemplares del diario ‘Valley Register’ de Middletown; en los cuales se hablaba del terrible Snallygaster; el cual supuestamente había sido reportado en sitios distantes como Nueva Jersey, Virginia del Oeste, Ohio y al parecer algunos puntos remotos de Maryland. E incluso se manejó que sus huellas fueron encontradas en la nieve en algún lugar de Nueva Jersey.
De cualquier manera, la bestia fue ‘avistada’ por primera vez por James Harding; quien la describió como un monstruoso animal volador con alas colosales, un pico largo y afilado, zarpas de acero y un ojo en medio de la frente. Dijo que hacía ruidos agudísimos, y parecía un híbrido entre un tigre, un dragón y un vampiro.
En la descripción se narra que mató a un hombre de color, Bill Gifferson, y que usó el pico para perforarle el cuello y succionarle la sangre antes de salir volando hacia las montañas.
En Virginia del Oeste, se dice que casi se llevó a una mujer de la localidad de Scrabble, y que se descubrió un huevo de la criatura; el cual se intentó incubar sin éxito alguno.
T.C. Harbaugh, de la ciudad de Casstown en Ohio, escribió una carta al Valley Register al poco tiempo de ello; narrando su encuentro con una bestia voladora que volaba en círculos sobre los bosques, y la cual contaba con una gran cabeza cornada, alas emplumadas y una cola extremadamente larga. 
En Maryland fue visto por primera vez por un hombre de color, el cual se encontraba trabajando en un horno para ladrillos en Cumberland. El hombre volvía a revisar el horno cuando se encontró a la bestia posada sobre la chimenea, dormida y sin ser afectada por el espeso humo negro que emergía del horno. Al verse perturbado, el Snallygaster lanzó un chillido ensordecedor y se fue volando.
Un cazador dijo haberle disparado en Hagerstown, se le vio en un lugar conocido como ‘El Salto del Amante’ y también volando en las montañas entre dos pueblos; donde se decía que fue encontrado y destruido un huevo tan grande como para contener un elefante bebé.
Los reportes del Snallygaster fueron tantos y provocaron una histeria de tamaño tal que en algún momento se mencionó que el presidente Theodore Roosevelt, famoso por ser un aficionado a la caza mayor; iba a posponer un viaje a Europa con el fin de ir en una expedición para capturar al Snallygaster.
El Instituto Smithsonian se mostró interesado en la bestia, lanzando una recompensa de cien mil dólares para cualquiera que pudiera llevar un ejemplar completo a Washington. 
Al Snallygaster se le vio por última vez en marzo de ese año, donde tres hombres la confrontaron en una estación de trenes por espacio de hora y media; hasta que el animal huyó en desbandada hacia los bosques del condado Carroll.
La bestia de Washington.
Pasaron veintitrés años para que el Snallygaster fuera visto otra vez, esta ocasión en South Mountain, al sur de Washington D.C.. Los testigos dijeron ver una criatura del tamaño de un dirigible, con poderosas alas y brazos similares a los tentáculos de un pulpo. Y aunque la criatura volaba en lo alto e ignoraba a los pobladores del valle, se generó un pánico en el cual las personas se encerraron en sus casas por temor a ser atacados.
Por las descripciones, se creyó que se trataba del Snallygaster, y que posiblemente era alguna de las crías salidas de los huevos que se reportaron en la región. Dos residentes, Charles F. Martin y Edward M.L. Lighter llamaron a los diarios locales para contar que mientras viajaban en un camión por el National Pike, vieron al Snallygaster volando por sobre su vehículo en dirección a las montañas.
El «fin» del Snallygaster.
La leyenda de la criatura llegó a su fin en una manera por decir, cómica.
De acuerdo al Valley Register, el animal volaba sobre Frog Hollow en Washington cuando fue atraído por el olor de una tina de dos mil quinientos galones de alcohol ilegal. Al volar sobre ella, la criatura terminó mareada por los vapores que salían del licor, y cayó al líquido hirviendo; donde murió. Al poco tiempo de ello, dos agentes federales arribaron al lugar y encontraron el cadáver de la vestia en la tina; el cual supuestamente volaron en pedazos con doscientos kilos de dinamita.
En realidad, el Snallygaster jamás existió.
Su existencia, al igual que como ocurre en muchos pánicos morales, se debe al trabajo imaginativo de un grupo de periodistas; en concreto el personal del Valley Register.  George C. Rhoderick y Ralph S. Wolfe, periodistas del diario, decidieron a comienzo de 1909 que lo mejor sería escribir una historia sensacionalista para entretener a los lectores y aumentar la circulación del diario.


Source: Mundooculto.es

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS