Oleada OVNI 1946 – "Cohetes fantasma" sobre Escandinavia

Oleada OVNI 1946 – "Cohetes fantasma" sobre Escandinavia

Oleada OVNI 1946 - "Cohetes fantasma" sobre EscandinaviaDurante la Segunda Guerra Mundial, los OVNIS fueron vistos en todo el mundo, especialmente sob

Extraña criatura marina aparece en una playa de Australia
Ovnis y Osnis habrían sido vistos por oficiales Rusos
El extraño «sueño» de Joe Brandt  

Oleada OVNI 1946 – «Cohetes fantasma» sobre Escandinavia
Durante la Segunda Guerra Mundial, los OVNIS fueron vistos en todo el mundo, especialmente sobre los cielos europeos.
por mundooculto.es

Crédito:
Crédito:

Los avistamientos de OVNIs no comenzaron en los Estados Unidos con el avistamiento de 1947 por Kenneth Arnold. Un año antes, oleadas de OVNIs se vieron en los países escandinavos como Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia. Pero no fueron referidos como platillos voladores u OVNIs porque los términos entraron en existencia solamente en 1947 y el último en 1952 respectivamente, cortesía de la Fuerza Aérea Norteamericana.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los OVNIs fueron vistos por todo el mundo, especialmente sobre el teatro europeo y del Lejano Oriente, donde fueron referidos por los pilotos aliados como Foo Fighters.

En 1946 apenas un año después que la Segunda Guerra Mundial terminara, otra ola de avistamientos de OVNI fue presenciado, esta vez en Europa sobre los países escandinavos donde se los llamaron Ghost Rockets (Cohetes Fantasma).

El gobierno sueco cubrió todo el incidente y comenzó a divulgar información sólo 40 años después. Un incidente interesante ocurrió en la noche del 9 de junio de 1946. Una luz brillante pasó sobre Helsinki, Finlandia, con un rastro de humo y el sonido del trueno; su rastro luminoso persistió durante diez minutos y el mismo incidente se repitió la noche siguiente, salvo que en este caso el cohete fantasma se volvió y lo hizo en la dirección de donde había venido, lo que ciertamente descartaba la posibilidad de que fuera un fenómeno natural como un meteorito o asteroide.

El 12 de junio, el personal de defensa sueco pidió a los militares que informaran de sus avistamientos por canales oficiales, admitiendo que habían sido conscientes del fenómeno desde mayo. El 9 de julio, más de 200 avistamientos de cohetes fantasmas fueron reportados, muchos de los cuales fueron descritos como objetos tubulares o en forma de huso volando bajo y lentamente, con poco o nada de sonido. Pronto el gobierno sueco estableció un comité especial de «cohetes fantasma» para investigar el asunto. Una semana después, el Secretario Norteamericano de la Armada, James Forrestal, viajó a Estocolmo para reunirse con el Secretario de Guerra sueco.

El 11 de agosto de 1946, más de 300 informes de observaciones extrañas se registraron solamente en el área de Estocolmo. Pronto los periódicos suecos comenzaron a censurar la mayoría de los informes de cohetes fantasma. Sin embargo, los informes siguieron procedentes de otros países escandinavos como Noruega, que proporcionaron algunos de los mejores informes.

En 1984, cuando el gobierno sueco finalmente abrió sus archivos de «cohetes fantasma», los investigadores de OVNIs descubrieron que más de 1.500 informes habían sido recogidos secretamente durante este período.

Las características comunes de estos cohetes fantasma, como lo describieron testigos oculares civiles y militares, fueron una gran velocidad, luz intensa asociada frecuentemente con misiles, falta de sonido y vuelo horizontal aproximado, y ninguno de ellos se ajusta a objetos voladores de origen natural como meteoritos, asteroides o cometas. La parte interesante fue que el gobierno sueco intentó culpar de los avistamientos de OVNIs a la Unión Soviética acusando a los soviéticos de probar los cohetes V-2 capturados a los alemanes. Una buena táctica de diversión que mucha gente creía, pero años más tarde salió que los soviéticos habían trasladado inmediatamente los cohetes V-2 alemanes capturados a Polonia.

Los cohetes fantasma griegos de 1946 (Crédito: The UFO Chronicles)

Cuarenta años más tarde, el ingeniero aéreo sueco Eric Malmberg, que era el secretario del comité del personal de defensa de Suecia que trató este asunto durante 1946, dijo que todos en el comité, incluido el presidente, sabían que estos cohetes fantasmas no provenían de la Unión Soviética. Ninguna evidencia apuntó hacia eso. Por otro lado, basándose en los informes adquiridos, apareció que algún tipo de misil de crucero fue disparado contra Suecia. Pero el problema era que ninguna nación contaba con la sofisticada tecnología de los misiles de crucero en 1946. A finales de 1946, los informes de cohetes fanstasma de Escandinavia comenzaron a disminuir, pero se empezaron a reportar informes similares de Hungría, Grecia, Marruecos y Portugal. Fue un fenómeno mundial. 


Source: Mundooculto.es

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS