Demonios que seducen en los sueños

Demonios que seducen en los sueños

Como bien sabemos, la sexualidad ha sido un tema fuertemente prohibido por la Iglesia Católica y cualquier tipo de expresión sexual ha sido considerado como obra del mal, por lo cual no es de extrañar que muchas de las formas más comunes de caer en pecado estén relacionadas con el sexo y los demonios .
sueños
Las relaciones sexuales fuera del matrimonio han sido desde la perspectiva católica y a partir de la Edad Media, una de las formas más utilizadas por Satanás y su séquito demoníaco para ganar almas en la dura batalla entre el bien y el mal; para ello existen los íncubos y los súcubos, descendientes directos de los nefilim o ángeles caídos , encargados de tener relaciones sexuales con los humanos.
demoniosLos íncubos, del latín incubare que quiere decir acostarse, eran en la creencia religiosa de la Edad Media, los demonios masculinos que copulaban con mujeres, a las que generalmente acudían durante las noches para invadir su mente y tenerlas a su merced; durante el acto sexual, el incubo podía succionar la energía de su víctima hasta acabar con su vida, o bien, dejarlas en un estado de salud físico y/o mental lamentable. Los íncubos podían adoptar la forma de un ser amado y su víctima sólo llegaba a sospechar al notar una bifurcación en el miembro viril que además era frío aún al momento de la relación sexual; por otro lado, aunque el acto podía llevar a las víctimas a la muerte o a un deterioro mental y físico, se piensa que en algunos casos estas relaciones eran extremadamente placenteras, mientras que en otros llegaban a ser tormentosas casi al punto de desear la muerte.

sucubos

Durante la Edad Media, se creía además que las relaciones carnales de los íncubos tenían por finalidad la procreación, y el hijo era generalmente deforme y propenso a la maldad; hay quienes piensan que el legendario Mago Merlín era producto de la relación entre un incubo de nombre Asmodeo y una monja.

Seductores

Los súcubos, por su parte, son el lado femenino de estos seres malignos. Su nombre proviene del latín succuba que significa estar debajo y que más tarde derivó en prostituta. Desde la Edad Media, los súcubos son demonios femeninos de gran belleza cuya función principal es la de seducir a los hombres, especialmente a los monjes. Al igual que los íncubos, los súcubos absorben la energía de sus víctimas y los pueden llevar a la muerte.

Demonios que seducen en los sueños

MITO Íncubo

sueños

Si la mujer queda embarazada puede dar a luz niños deformes, de fácil control por parte del mal, o con habilidades especiales (como el mago Merlín, hijo de un íncubo y de una prostituta, según una de las tantas versiones de su nacimiento, otra versión de la leyenda dice que la madre era una monja seducida por el demonio, otra de las versiones sostiene que la madre era una célibe hija de un rey menor de Gales del Sur). El íncubo succiona la energía corporal de la persona en el momento de la copulación, de esta manera vive o se hace más fuerte. En casos extremos de acuerdo a quienes los estudian, puede llegar a darle un paro al corazón de la víctima e incluso matarla por la succión energética ocasionada, dejando a la víctima débil o enfermiza.

Caracteres mitológicos similares

Se le conoce por diferentes nombres alrededor del mundo de acuerdo al folclore popular regional.

En Brasil es conocido como Boto, un ser joven y bello, traje blanco, zapatos blancos y su característico sombrero blanco que busca tapar una parte de la cara y el agujero en el alto de su cabeza.
En la provincia chilena de Chiloé es conocido también como el Trauco, representado como un enano que seduce a las jóvenes en pubertad, algunas veces el trauco es usado para explicar embarazos no deseados o súbitos, especialmente en las mujeres no casadas.
En Colombia se le llama "El mohán", y lo describen como de corta estatura y de cabello largo. Seduce a las mujeres de ojos grandes y pelo largo mientras se bañan o se peinan a la orilla de un río. Lo caracterizan también por tocar la flauta o el tambor.

En Ecuador se le llama "Tintin", y lo describen a menudo como un duende. De corta estatura y que seduce a las mujeres mientras se bañan o duermen que comúnmente vive en árboles grandes o antiguos, razón por la que se explican embarazos.
En Guatemala es conocido como El Sombrerón, un ser de reducida estatura, galante, que viste de negro, utiliza minúsculas botas y un enorme sombrero (de ahí su nombre), seduce a las mujeres jóvenes, enamorándolas con bellas canciones.
En Honduras se le conoce como el Duende, es de baja estatura y secuestra a las mujeres de los pueblos para casarse con ellas, ataca a los esposos o novios de las mujeres tirando piedras o agua por la ventana.
En Hungría es llamado liderc y puede ser un amante satánico que vuela por las noches, y parece como una luz arrolladora o como un pájaro de fuego.
En Paraguay es conocido como Kurupí, un ser mitológico con un miembro viril gigantesco, que secuestra mujeres para violarlas; también en la mitología guaraní, el Pombero -hombre enano, flaco, de abundante vellosidad- secuestra y viola a mujeres a las que deja generalmente embarazadas.
En El Salvador, es conocido como Cipitío, enano y panzón que enamora a las mujeres.
En México se le llama "Rauel", y lo describen a menudo como de corta estatura. seduce a las mujeres mientras se bañan o duermen sosteniendo su seno derecho, convenciéndolas de que lo que hacen está bien porque es placentero, lavándoles el cerebro. Lo caracterizan también por ser responsable de violaciones de padres a sus hijas.
En Panamá se le denomina "Zangano", pero en el caso de su mito local, a las mujeres no las embarazan solo las molesta al no acceder éstas a sus peticiones.
En Venezuela se le denomina Zangaretón, Que es el hombre que se hace valer de cualquier forma Animal para viajar de un lugar a otro, para después Violar a la Mujer que desea, se dice, que estos seres son transformaciones de hombres que se valen de la Magia Negra.

SUCUBO

demonios

APARIENCIA


La apariencia de los súcubos varía, en general, tanto como la de los demonios; no hay ninguna apariencia o representación definitiva. Sin embargo, se suelen pintar casi universalmente como seductoras mujeres desnudas con una belleza no terrenal, a menudo con alas demoníacas. De vez en cuando, se les dan otros rasgos demoníacos, como pueden ser los cuernos, una cola con una punta terminada en triángulo, ojos de serpiente, colmillos, serpientes enrolladas a su cuerpo, etc. A menudo, simplemente aparecen en los sueños como una mujer atractiva y desnuda de la que la víctima no puede deshacerse de ella ni olvidarla, incluso después de despertar.
Motivaciones
La versión más difundida es que los súcubos atacan a sus víctimas para absorber la sangre o energía vital del hombre y así alimentarse. A menudo, esto provoca en el hombre dolencias físicas y espirituales, y hasta la muerte.
Lista de súcubos
Uno de los más relevantes en la demonología es Lilit, pero existen muchos otros ejemplos de súcubos extraídos de la mitología y la fantasía:
Abrahel
Alouqua
Baltazo
Bietka
Filotano
Fiura (Mujer del Trauco en la mitología chilota)
Florina Vasordiel
La Serrana de la Vera es una leyenda española de características similares
Lilit y los Lilim (Judaísmo)
Lilitu (Sumerio)
Mabel (mitología española)
Mancerinio
Morrigan Aesland
Mutante
Rusalka (eslavo)
La sayona leyenda venezolana.
Siguanaba

Datos curiosos
En el siglo XVI, una talla o escultura de un súcubo fuera de una posada, indicaba que también funcionaba como burdel

Ayúdanos con un clic y comparte en redes sociales eso nos serviría de mucho gracias.

​Documentos desclasificados de la CIA confirman que humanos con habilidades especiales pueden hacer «cosas imposibles»
¿Podrían la Gran Pirámide de Giza y la Torre de Tesla compartir la misma tecnología?
Científicos confirman la teoría sobre lo que las personas ven antes de morir
demonios que seducen en los sueños - Demonios que seducen en los sueños
Como bien sabemos, la sexualidad ha sido un tema fuertemente prohibido por la Iglesia Católica y cualquier tipo de expresión sexual ha sido considerado como obra del mal, por lo cual no es de extrañar que muchas de las formas más comunes de caer en pecado estén relacionadas con el sexo y los demonios .
demonios que seducen en los sueños 1 - Demonios que seducen en los sueños
Las relaciones sexuales fuera del matrimonio han sido desde la perspectiva católica y a partir de la Edad Media, una de las formas más utilizadas por Satanás y su séquito demoníaco para ganar almas en la dura batalla entre el bien y el mal; para ello existen los íncubos y los súcubos, descendientes directos de los nefilim o ángeles caídos , encargados de tener relaciones sexuales con los humanos.
demonios que seducen en los sueños 2 - Demonios que seducen en los sueñosLos íncubos, del latín incubare que quiere decir acostarse, eran en la creencia religiosa de la Edad Media, los demonios masculinos que copulaban con mujeres, a las que generalmente acudían durante las noches para invadir su mente y tenerlas a su merced; durante el acto sexual, el incubo podía succionar la energía de su víctima hasta acabar con su vida, o bien, dejarlas en un estado de salud físico y/o mental lamentable. Los íncubos podían adoptar la forma de un ser amado y su víctima sólo llegaba a sospechar al notar una bifurcación en el miembro viril que además era frío aún al momento de la relación sexual; por otro lado, aunque el acto podía llevar a las víctimas a la muerte o a un deterioro mental y físico, se piensa que en algunos casos estas relaciones eran extremadamente placenteras, mientras que en otros llegaban a ser tormentosas casi al punto de desear la muerte.

demonios que seducen en los sueños 2 - Demonios que seducen en los sueños

Durante la Edad Media, se creía además que las relaciones carnales de los íncubos tenían por finalidad la procreación, y el hijo era generalmente deforme y propenso a la maldad; hay quienes piensan que el legendario Mago Merlín era producto de la relación entre un incubo de nombre Asmodeo y una monja.

demonios que seducen en los sueños 4 - Demonios que seducen en los sueños

Los súcubos, por su parte, son el lado femenino de estos seres malignos. Su nombre proviene del latín succuba que significa estar debajo y que más tarde derivó en prostituta. Desde la Edad Media, los súcubos son demonios femeninos de gran belleza cuya función principal es la de seducir a los hombres, especialmente a los monjes. Al igual que los íncubos, los súcubos absorben la energía de sus víctimas y los pueden llevar a la muerte.

succubus - Demonios que seducen en los sueños

demonios que seducen en los sueños 5 - Demonios que seducen en los sueños

MITO Íncubo 

demonios que seducen en los sueños 6 - Demonios que seducen en los sueños

Si la mujer queda embarazada puede dar a luz niños deformes, de fácil control por parte del mal, o con habilidades especiales (como el mago Merlín, hijo de un íncubo y de una prostituta, según una de las tantas versiones de su nacimiento, otra versión de la leyenda dice que la madre era una monja seducida por el demonio, otra de las versiones sostiene que la madre era una célibe hija de un rey menor de Gales del Sur). El íncubo succiona la energía corporal de la persona en el momento de la copulación, de esta manera vive o se hace más fuerte. En casos extremos de acuerdo a quienes los estudian, puede llegar a darle un paro al corazón de la víctima e incluso matarla por la succión energética ocasionada, dejando a la víctima débil o enfermiza.

Caracteres mitológicos similares

Se le conoce por diferentes nombres alrededor del mundo de acuerdo al folclore popular regional.

En Brasil es conocido como Boto, un ser joven y bello, traje blanco, zapatos blancos y su característico sombrero blanco que busca tapar una parte de la cara y el agujero en el alto de su cabeza.
En la provincia chilena de Chiloé es conocido también como el Trauco, representado como un enano que seduce a las jóvenes en pubertad, algunas veces el trauco es usado para explicar embarazos no deseados o súbitos, especialmente en las mujeres no casadas.
En Colombia se le llama “El mohán”, y lo describen como de corta estatura y de cabello largo. Seduce a las mujeres de ojos grandes y pelo largo mientras se bañan o se peinan a la orilla de un río. Lo caracterizan también por tocar la flauta o el tambor.

En Ecuador se le llama “Tintin”, y lo describen a menudo como un duende. De corta estatura y que seduce a las mujeres mientras se bañan o duermen que comúnmente vive en árboles grandes o antiguos, razón por la que se explican embarazos.
En Guatemala es conocido como El Sombrerón, un ser de reducida estatura, galante, que viste de negro, utiliza minúsculas botas y un enorme sombrero (de ahí su nombre), seduce a las mujeres jóvenes, enamorándolas con bellas canciones.
En Honduras se le conoce como el Duende, es de baja estatura y secuestra a las mujeres de los pueblos para casarse con ellas, ataca a los esposos o novios de las mujeres tirando piedras o agua por la ventana.
En Hungría es llamado liderc y puede ser un amante satánico que vuela por las noches, y parece como una luz arrolladora o como un pájaro de fuego.
En Paraguay es conocido como Kurupí, un ser mitológico con un miembro viril gigantesco, que secuestra mujeres para violarlas; también en la mitología guaraní, el Pombero -hombre enano, flaco, de abundante vellosidad- secuestra y viola a mujeres a las que deja generalmente embarazadas.
En El Salvador, es conocido como Cipitío, enano y panzón que enamora a las mujeres.
En México se le llama “Rauel”, y lo describen a menudo como de corta estatura. seduce a las mujeres mientras se bañan o duermen sosteniendo su seno derecho, convenciéndolas de que lo que hacen está bien porque es placentero, lavándoles el cerebro. Lo caracterizan también por ser responsable de violaciones de padres a sus hijas.
En Panamá se le denomina “Zangano”, pero en el caso de su mito local, a las mujeres no las embarazan solo las molesta al no acceder éstas a sus peticiones.
En Venezuela se le denomina Zangaretón, Que es el hombre que se hace valer de cualquier forma Animal para viajar de un lugar a otro, para después Violar a la Mujer que desea, se dice, que estos seres son transformaciones de hombres que se valen de la Magia Negra.

SUCUBO

demonios que seducen en los sueños 7 - Demonios que seducen en los sueños

APARIENCIA

La apariencia de los súcubos varía, en general, tanto como la de los demonios; no hay ninguna apariencia o representación definitiva. Sin embargo, se suelen pintar casi universalmente como seductoras mujeres desnudas con una belleza no terrenal, a menudo con alas demoníacas. De vez en cuando, se les dan otros rasgos demoníacos, como pueden ser los cuernos, una cola con una punta terminada en triángulo, ojos de serpiente, colmillos, serpientes enrolladas a su cuerpo, etc. A menudo, simplemente aparecen en los sueños como una mujer atractiva y desnuda de la que la víctima no puede deshacerse de ella ni olvidarla, incluso después de despertar.
Motivaciones
La versión más difundida es que los súcubos atacan a sus víctimas para absorber la sangre o energía vital del hombre y así alimentarse. A menudo, esto provoca en el hombre dolencias físicas y espirituales, y hasta la muerte.
Lista de súcubos
Uno de los más relevantes en la demonología es Lilit, pero existen muchos otros ejemplos de súcubos extraídos de la mitología y la fantasía:
Abrahel
Alouqua
Baltazo
Bietka
Filotano
Fiura (Mujer del Trauco en la mitología chilota)
Florina Vasordiel
La Serrana de la Vera es una leyenda española de características similares
Lilit y los Lilim (Judaísmo)
Lilitu (Sumerio)
Mabel (mitología española)
Mancerinio
Morrigan Aesland
Mutante
Rusalka (eslavo)
La sayona leyenda venezolana.
Siguanaba

Datos curiosos
En el siglo XVI, una talla o escultura de un súcubo fuera de una posada, indicaba que también funcionaba como burdel

dmca badge w100 5x1 09 - Demonios que seducen en los sueños

COMMENTS