La extraordinaria historia del mexicano de dos cabezas

La extraordinaria historia del mexicano de dos cabezas

Su nombre era Pascual Piñón, nacido en México a comienzos a fines del siglo XIX. Ya en el siglo XX el empresario estadounidense John Sc

Las criaturas nocturnas de terror más escalofriantes
Mision STS-48 – La NASA Oculta Más De Lo Que Creemos
Operacion valkiria – Documental 3_5

Su nombre era Pascual Piñón, nacido en México a comienzos a fines del siglo XIX. Ya en el siglo XX el empresario estadounidense John Schindeler, propietario de un parque de atracciones itinerante, viajó a buscarlo y lo encontró cautivo en una mina: sus vecinos lo consideraban una oscura criatura, por lo que lo habían encerrado allí, lejos de la luz del sol.
“Pascual Piñón llevaba la otra cabeza de la misma forma que un minero lleva su lámpara en la frente”, describe Schindeler en sus memorias”
Lo mejor siempre en www.mundooculto.es
En 1917 fue encontrado en Texas por el encargado del circo Sells Floto, trabajando en el ferrocarril. Desde entonces comenzó a ganarse la vida, y una fama creciente, en los freak shows que comenzaban a proliferar en Estados Unidos.
Sobre su cabeza “de más” se han tejido toda clase de teorías y argumentos. Algunos indican que se trataba de algo así como un tumor que la fantasía de los observadores convertía en un rostro; otros, que era una cabeza real, de rasgos femeninos, llamada María.

La extraordinaria historia del mexicano de dos cabezas

Para Pascual, algo seguro es que tenía independencia: “Ella no es muda. Además ella es un ser humano. La puedo oír, pero soy el único que puede hacerlo. Ella sólo existe a través de mí”.
Entre las causas médicas reales de esta posible presencia patológica, se encuentran la llamada “duplicación craneoencefálica”, malformación congénita por la cual algunas partes de la cara se duplican en la cabeza, como el famoso caso de Edward Mordrake; también es posible que se tratara de una trágica complicación en un embarazo de gemelos monocigóticos, es decir, que la cara fuera la de un hermano siamés malogrado tempranamente. O podría tratarse de uno de los escasísimos casos de una condición conocida como “craniopagus parasiticus”, de la que apenas existen registros en la historia médica.
En cualquier caso, la extraña vida del mexicano de dos cabezas trascendió fronteras, a punto tal de que ha servido de material a la novela de un escritor sueco, Per Olov Enquist, en la que puede leerse: “Probablemente nació a principios de 1880. Según sus palabras, nació monstruo”.

Misterios y Conspiraciones

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS