LA J'BA FOFI Y OTROS ARÁCNIDOS GIGANTES

LA J'BA FOFI Y OTROS ARÁCNIDOS GIGANTES

Terroríficos seres de ocho patasLa J'ba Fofi, también conocida como la "araña gigante congoleña" es un críptido africano que ha sido principalmente vi

6 Misterios Paranormales Escalofriantes
Viajes en el tiempo en la mitología antigua y en la ciencia moderna
7 descubrimientos ‘inexplicables’ que se han hecho en Marte

Terroríficos seres de ocho patas

La J’ba Fofi, también conocida como la “araña gigante congoleña” es un críptido africano que ha sido principalmente visto en el Congo. Presumiblemente se trata de una especie desconocida y muy escasa de arácnido, y su fama ha crecido enormemente en los últimos años.

El cuerpo de esta araña gigante es de color marrón en su madurez y amarillo brillante con abdomen púrpura en su juventud. Su morfología es similar a la de una tarántula, pero puede alcanzar el inaudito tamaño de seis metros de extensión entre una pata y la otra (del lado opuesto).

Muchos relatos anecdóticos refieren que estas arañas son capaces de cavar túneles bajo las raíces de grandes árboles, así como también de fabricar grandes camas de hojarasca a fin de camuflarse. Ahora, y como es de imaginarse, estas terroríficas criaturas tejen gigantescas redes de telaraña que abarcan más de un árbol, y en las cuales pueden caer javalíes, venados, o incluso humanos, siendo atravesados por los enormes colmillos de la araña, capaces de destrozar un cuello en segundos…

En cuanto a los huevos, poseen un tono amarillo blanquecino y tienen el tamaño de un maní.

Hasta aquí, por la exactitud de los detalles, se pensaría que los avistamientos de esta criatura son algo común en el Congo, pero lo cierto es que en la actualidad casi no se dan. Fueron relativamente frecuentes en épocas pasadas; pero, a medida que la agricultura avanzó y con ella las poblaciones rurales fueron quitando espacio a las selvas alguna vez vírgenes, las arañas gigantes fueron volviéndose cada vez más escasas: en parte porque se replegaron hacia terrenos más alejados de la civilización, en parte porque muchas de ellas fueron aniquiladas por el terror que inspiraban…

Según refiere el famoso naturalista y criptozoólogo William J. Gibbons —quien presuntamente encontró a un Moleke-Mbembe (un críptido, perteneciente al orden de los dinosaurios pequeños) en una de sus expediciones—, en una de sus exploraciones al Congo él contactó con un grupo de nativos que le comentaron con gran viveza experiencias con arañas gigantes, sobre las cuales Gibbons escribió lo siguiente para sus lectores cuando regresó a Canadá: ‹‹En esta tercera expedición al África Ecuatorial, aproveché la oportunidad para preguntarle a los pigmeos si conocían sobre una araña gigante, ¡y de hecho lo hice! Hablaban de la Jba Fofi, que era una “gigantesca” araña. Ellos describieron a la araña como generalmente de color marrón con un abdomen de color púrpura, teniendo un tamaño descomunal, con una separación entre las patas de al menos cinco metros. El arácnido gigante entreteje una guarida hecha de hojas, con forma similar a una cabaña pigmea tradicional, y teje una red circular (dicen que es muy fuerte) entre dos árboles, con un hilo estirado (…). Estas arañas gigantes habitan en el suelo, se aprovechan de los antílopes pequeños de los bosques, de los pájaros y de otros animales pequeños, y se dice que son muy peligrosas, por no mencionar que también son altamente venenosas (…). Se dice que estas arañas ponen huevos blancos, con el tamaño de un maní y dispuestos en grupos de racimos. Los pigmeos los dejan eclosionar cuando los encuentran, aunque en el pasado solían destruirlos. Las arañas gigantes alguna vez fueron muy comunes, pero ahora son algo raro de ver.››

Cronología de avistamientos sobre la araña gigante del Congo y otras arañas gigantes:

1938: Congo

Los más completos relatos conocidos por los occidentales, aparecieron en un libro de criptozoología escrito por George Eberhart. En la página 204, Eberhart relata la terrible experiencia de una pareja inglesa que viaja a través de una región selvática de lo que actualmente es el Congo.

Resumiendo, Reginald Lloyd y su esposa Margurite viajaban en su camión Ford a través de un sendero en las selvas del Congo Belga, cuando vieron un objeto grande que cruzó el sendero en frente de ellos. Al principio, pensaron que era un gato o un mono, pero pronto se dieron cuenta de que era una araña con casi 3 metros entre sus piernas

El relato anterior impresionó enormemente a los esposos, al punto de que Maurgurite Lloyd, hija de ambos, contactó en 1990 con el criptozoólogo William Gibbons para narrarle lo que sus padres vivieron en las selvas del Congo.

1942: Papua, Nueva Guinea

Un soldado australiano, mientras transitaba por el Camino de Kokoda, dijo encontrarse con una araña del tamaño de un cachorro, que habitaba junto a una telaraña enorme en la que yacían unas 10 o 15 presas muertas… Según refirió, el arácnido tenía un cuerpo voluminoso, era negra y muy peluda, igual que una tarántula.

1948: Leesville, Louisiana, Estados Unidos

William Slaydon y sus nietos iban caminando hacia el norte por la carretera 171 de Leesville; cuando de pronto, al pasar junto a una iglesia, algo les hizo detener su marcha. Se trataba de un extraño crujido entre los arbustos próximos a la iglesia y, cuando se acercaron a ver de qué se trataba, observaron aterrados cómo, de entre los arbustos, salía una araña tan grande “como una bañera”, la cual por fortuna no los atacó y se limitó a cruzar la carretera para perderse en la distancia…

2001: Camerún

Timbo, jefe de la tribu Baka de Camerún, relató al criptozoólogo William Gibbons como, en noviembre del 2000, un enorme nido de J’ba Fofi apareció junto a su aldea, cauzando estupor entre los nativos.

2011: Amazonía
El cineasta británico Richard Terry viajó al Amazonas para investigar sobre varios informes que referían la presencia de arañas gigantes. Así, en sus interacciones con los indios, dentro de cierta aldea se le contó que las arañas gigantes medían apróximadamente un metro de diámetro y eran difíciles de ver porque vivían en profundos agujeros subterráneos. Esas y otras indagaciones fueron plasmadas por Terry en el episodio número 13 de Man V Monster .

2013: Tejas

Un informe de Texas refirió los terroríficos hechos suscitados a raíz de la aparición de una “araña anormalmente grande”. La araña fue vista subiendo por el costado de una casa, tenía más de un metro de diámetro y, pese a que varios hombres acudieron armados para aniquilarla, se cuenta que ésta sobrevivió a varios tiros antes de caer muerta… Ahora bien, el problema es que el referido informe es supuestamente falso…

Muchos de los nativos describen las arañas como una vez siendo numerosas, pero ahora una especie de fuga. La invasión de la civilización en forma de selva tropical se convierte en la agricultura pudo haber conducido a las arañas de sus hábitats naturales


Source: Mundooculto.es

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS