El presidente de Nestlé cree que el agua no es un derecho, que debería tener un valor de mercado y ser privatizada

El presidente de Nestlé cree que el agua no es un derecho, que debería tener un valor de mercado y ser privatizada

Peter Brabeck-Letmathe, un empresario austríaco que desde el año 2005 ejerce comopresidente del grupo Nestlé, considera que se deber&#

Presentamos a Troodon. El superviviente de la extinción de los dinosaurios, podría haber evolucionado hacia forma humanoide según algunos paleontólogos.
Un Extraño Haz Luminoso Ha Aparecido por Instantes en el Sol ¿Teletransportacion Alíen o Portal Estelar?
Hay Algo Más Que Piedras: La Energía Electromagnética Canalizada Por Los Monumentos Megalíticos

El presidente de Nestlé cree que el agua no es un derecho, que debería tener un valor de mercado y ser privatizada
Peter Brabeck-Letmathe, un empresario austríaco que desde el año 2005 ejerce comopresidente del grupo Nestlé, considera que se debería privatizar el suministro de agua para que como sociedad tomáramos consciencia de su importancia y acabásemos con el malbaratamiento que se produce en la actualidad.
Unas palabras las suyas que provocan cierto estupor, máxime si se tiene en cuenta que Nestlé es el líder mundial en la venta de agua embotellada. Un sector éste que le reporta el 8% de sus ingresos totales, que en el 2011 ascendieron hasta los 68.580 millones de euros.
Pero Brabeck ha salido al paso de estas y otras críticas para remarcar que el hecho de que mucha gente tenga la percepción de que el agua es gratuita hace que en demasiadas ocasiones no se le dé el valor que tiene y se malgaste. De ahí que sostenga que los gobiernos deben garantizar que cada persona disponga de 5 litros de agua diaria para beber y otros 25 litros para su higiene personal, pero que el resto del consumo se tendría que gestionar siguiendo criterios empresariales.
A pesar del rechazo que provocan sus postulados, hace tiempo que los defiende sin miramientos, con entrevistas como ésta que aparece en el siguiente vídeo en la que califica de extremistas a las ONG que sostienen que el agua debería ser un derecho 

fundamental.
En su opinión, el agua debería ser tratada como cualquier otro bien alimenticio y tener un valor de mercado que viniera establecido por la ley de la oferta y la demanda (!!!). Sólo de esta manera, apunta, emprenderíamos acciones para limitar el consumo excesivo que se da en estos momentos

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS