Sonríe para “Smile Dog”

Hechos macabros, Leyendas

El mejor amigo del hombre

‘El perro es el mejor amigo del  hombre’, frase insignia que los amantes de los animales y quien se precie de brindar amor a estas criaturas suelen promover. ¿Pero qué pasaría si a este amigo peludo se le distorsiona su noble imagen  y se convierte en  un temor constante?

Pues he aquí la historia de Smile Dog.

Como todo buen mito online Smile Dog no tiene un origen claro, es un sinfín de adiciones a la típica historia que empieza con algo de inocencia y amor: Una niña de cierto pueblo, en cierta parte del mundo, quiere un perro, una compañía a quien darle todas sus atenciones pero al obtener negativa de sus padres, la niña decide dar vida a una mascota por medio de un dulce dibujo. Es así, que  termina dibujando a un perro Husky de ojos grandes  y orejas peludas. Emocionada por su creación, la niña decide tomarle una foto y acá es donde comienza lo extraño, el dibujo desaparece y en la foto, el Husky se convierte en algo paranormal.

Smile Dog

En la foto no encontramos ya al acogedor Husky, sino a un perro con rasgos casi humanoides, con una sonrisa torcida que recorre su hocico chueco y unos ojos brillantes amarillos que pueden hipnotizar. Y mientras la infante, pasmada por lo sucedido, no entiende la situación,  escucha una voz aterradora que le ordena: Difunde la imagen.

Y es así, como la niña siendo presa de algo fuera de su comprensión, algo oscuro y sin explicación, reparte copias de la foto a las personas más cercanas. Iniciando una cadena viral de muertes y encierros en manicomios.

Si buscas en la red, puedes encontrar historias de sobrevivientes, gente que lidió con el perro del infierno y ahora viven una vida más o menos normal. ¨Soñaba con él¨,  ¨me acosaba cada noche cuando dormía¨, ¨Cada vez que apagaba la luz lo podía ver, observándome desde una esquina¨, es la mayoría de comentarios que oirás; y la unica forma de librarse del can es viralizando y regalando su imagen, pasando la maldición para poder librarte de ella.

Desesperado y con el poco sueño que le permite funcionar, la víctima, dibuja su versión de Smile Dog repartiendo a diestra y siniestra su obra, y como toda buena plaga ¨el mejor amigo del hombre¨ se dedica a cazar nuevas presas, a esperar pacientemente cuando atacar a la alma cansada por las noches de desvelo.

Imagen: uncyc.org

Let's block ads! (Why?)

Plogojowitz, el vampiro que asoló Serbia
Los Puentes Del Diablo Historias Reales
¿QUÉ DEMONIOS VEN EN ESTA IMAGEN?

Hechos macabros, Leyendas

El mejor amigo del hombre

‘El perro es el mejor amigo del  hombre’, frase insignia que los amantes de los animales y quien se precie de brindar amor a estas criaturas suelen promover. ¿Pero qué pasaría si a este amigo peludo se le distorsiona su noble imagen  y se convierte en  un temor constante?

Pues he aquí la historia de Smile Dog.

Como todo buen mito online Smile Dog no tiene un origen claro, es un sinfín de adiciones a la típica historia que empieza con algo de inocencia y amor: Una niña de cierto pueblo, en cierta parte del mundo, quiere un perro, una compañía a quien darle todas sus atenciones pero al obtener negativa de sus padres, la niña decide dar vida a una mascota por medio de un dulce dibujo. Es así, que  termina dibujando a un perro Husky de ojos grandes  y orejas peludas. Emocionada por su creación, la niña decide tomarle una foto y acá es donde comienza lo extraño, el dibujo desaparece y en la foto, el Husky se convierte en algo paranormal.

Smile Dog

En la foto no encontramos ya al acogedor Husky, sino a un perro con rasgos casi humanoides, con una sonrisa torcida que recorre su hocico chueco y unos ojos brillantes amarillos que pueden hipnotizar. Y mientras la infante, pasmada por lo sucedido, no entiende la situación,  escucha una voz aterradora que le ordena: Difunde la imagen.

Y es así, como la niña siendo presa de algo fuera de su comprensión, algo oscuro y sin explicación, reparte copias de la foto a las personas más cercanas. Iniciando una cadena viral de muertes y encierros en manicomios.

Si buscas en la red, puedes encontrar historias de sobrevivientes, gente que lidió con el perro del infierno y ahora viven una vida más o menos normal. ¨Soñaba con él¨,  ¨me acosaba cada noche cuando dormía¨, ¨Cada vez que apagaba la luz lo podía ver, observándome desde una esquina¨, es la mayoría de comentarios que oirás; y la unica forma de librarse del can es viralizando y regalando su imagen, pasando la maldición para poder librarte de ella.

Desesperado y con el poco sueño que le permite funcionar, la víctima, dibuja su versión de Smile Dog repartiendo a diestra y siniestra su obra, y como toda buena plaga ¨el mejor amigo del hombre¨ se dedica a cazar nuevas presas, a esperar pacientemente cuando atacar a la alma cansada por las noches de desvelo.

Imagen: uncyc.org

Let’s block ads! (Why?)

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS