Tú eres tu propio Maestro.

Tú eres tu propio Maestro.

Vivimos tiempos convulsos, tiempos raros, extremos, donde podemos ver a diario gestos de amor incondicional y odio visceral solapados.

El Planeta X el cinturón de Asteroides y la ley de titius
LOS HOMBRES QUE SALVARON AL MUNDO
La Antártida, la Atlántida y Aztlán, ¿una misteriosa conexión?

Tú eres tu propio Maestro.

Vivimos tiempos convulsos, tiempos raros, extremos, donde podemos ver a diario gestos de amor incondicional y odio visceral solapados. Vivimos pensado que los cambios se producen por grandes gestas, grandes manifestaciones colectivas y obras mayúsculas, tendemos a creer que el bien y el mal están en constante lucha, un enfrentamiento visceral y sin tregua que no hace prisioneros y no descansa hasta eliminar por completo al otro. Creemos a su vez erróneamente, que el mal es una esencia intrínseca al ser humano y que el egoísmo reinara en su corazón por siempre, que el trono del alma lo tomaron las bajas pasiones y los comportamientos instintivos y rudimentarios de la mente. El cerebro reptil, estrangula la poca humanidad que nos queda cuando mas falta hace y finalmente nos rendimos ante la evidencia de que somos animales irracionales incapaces de sentir y asimilar el dolor ajeno.
Esto no solo es falso, si no que es la gran mentira que nos han hecho creer durante siglos. Se empeñaron en hacernos creer que somos incapaces de ser completamente civilizados, que llamarnos animales seria ofensivo para el reino animal, que somos incapaces de aprender y de enseñar, que necesitamos un patrón bien marcado y definido, un camino de baldosas amarillas por donde caminar, para no perdernos, seguir las migas de pan que otro dejo en el camino, para que aprendamos de forma básica y rudimentaria como llegar de A a B, sin extraviarnos, pero esto se acabo y debemos empezar a reestructurar nuestros conceptos y empezar a elevar nuestra mirada, tomar las riendas de nuestra civilización y desembocarla allí donde queremos, como humanidad en conjunto y no como un rebaño, una manada de cerebros huecos sin alma, desconectados del mundo y su naturaleza.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS