Médicos confirman la experiencia fuera del cuerpo de una mujer que murió durante 37 segundos

Médicos confirman la experiencia fuera del cuerpo de una mujer que murió durante 37 segundos Stephanie Arnold murió durante 37 segundos cuando tuv

La Agencia Europea de Medicamentos financiada por los fabricantes de fármacos
Según dicen el mejor documental de ovnis
Las 7 tecnologías perdidas de Nikola Tesla que amenazan a la élite global

Médicos confirman la experiencia fuera del cuerpo de una mujer que murió durante 37 segundos

Stephanie Arnold murió durante 37 segundos cuando tuvo un paro cardíaco debido a complicaciones mientras daba a luz a su hijo Jacob quien nación saludable; ella revivió, pero estaba traumatizada. Fue a terapia, incluyendo la terapia de regresión bajo hipnosis, para recordar lo sucedido mientras estaba en la sala de operaciones. Fue como ver una película, ella vio claramente lo que pasó cuando los médicos la revivieron. Los detalles de lo que recordaba fueron confirmados por quienes estuvieron en el quirógrafo.

Stephanie Arnold murió durante 37 segundos mientras daba a luz a su hijo

Stephanie Arnold cargando a su hijo, Jacob. “Ella describió la posición de los médicos”, dijo la doctora Nicole Higgins, una médica que trabajó con Stephanie, en el Northwestern Memorial Hospital. “Por ejemplo, dónde estaba parada haciendo compresiones en el pecho. Ella también describió que había un mal funcionamiento de nuestra máquina de desfibrilador, lo que obligó a que tuviéramos que sacarla y traer una nueva. Ella lo describió con precisión. En un video para el libro de Stephanie, “37 Segundos: Dying Revealed Heaven’s Help (Al morir se revela la ayuda del Cielo)”, su obstetra-ginecóloga, la Dra. Julie Levitt, dijo: “No había manera de que pudiera saber qué estaba pasando si no se hubiese encontrado en un estado (de conciencia) diferente”.

Stephanie recordó detalles que sucedieron en la sala de operaciones mientras estaba muerta, pero también información de extraños

Captura de pantalla de la Dra. Julie Levitt, promoción de vídeo del libro de Stephanie Arnold “37 Segundos”.Captura de pantalla de Dr. Elena Kamel, promoción de vídeo del libro de Stephanie Arnold “37 Segundos”.Stephanie no sólo recordaba lo que había ocurrido en la sala de operaciones, también recordó haber recibido mensajes de otros, quizás espíritus. Por ejemplo, vio a un niño que parecía un buen amigo suyo. El muchacho dijo: “Dile a mi hermana que extraño la manera cómo acariciaba mi cabello”. Stephanie le dijo a su amiga, Rosalind, pude haber visto a tu hermano muerto; Stephanie no sabía cómo era el hermano, así que no podía estar segura, pero cuando le contó a Rosalind lo que este chico le había dicho, «ella dejó caer el teléfono y empezó a llorar», recordó Stephanie. «¿Cómo lo supiste?» dijo Rosalind. “Solía acariciarle su cabello todas las noches para que se durmiera”. Rosalind le dijo a la Dra. Levitt que le oyó decir una y otra vez: “Esto no puede estar sucediendo, esto no puede estar sucediendo”. La doctora Levitt dijo: “[Yo dije eso], pero en mi cabeza”.

Rosalind tuvo premoniciones semanas antes; estaba segura de que moriría dando a luz.

Además, Stephanie tuvo fuertes premoniciones en las semanas que precedieron al parto de que iba a morir. Ella estaba segura de ello. Los doctores lo calificaron como nervios del embarazo, pero uno de ellos tomó algunas precauciones adicionales por si acaso. Esas precauciones salvaron la vida de Stephanie. Sufrió una rara embolia de líquido amniótico, una condición en la que las células amnióticas entran en el torrente sanguíneo y causan una reacción alérgica. Sucede cerca de 1 en 40.000 mujeres. Stephanie dijo: “Es completamente impredecible, impredecible, y la mayoría de las veces es fatal”, excepto que ella lo predijo. Stephanie y su esposo, un economista renuente a creer en nada que no fuera de este mundo, impulsado por su conocimiento buscaron explicaciones a la experiencia de Stephanie. Sin encontrar explicaciones adecuadas dentro de la ciencia convencional, han concluido que las experiencias fuera del cuerpo son reales. La mente existe aparte del cerebro. Stephanie habló en varias conferencias médicas y escuelas médicas, como la Escuela de Medicina Pritzker de la Universidad de Chicago. Los médicos allí le dijeron que saben y respetan a los médicos que trabajaron con ella y piensan que su caso realmente podría demostrar que hay algo más que lo que actualmente se entiende en la ciencia médica.

“Esta experiencia me ha dejado con un sentido de, bien, tal vez hay algo más”, dijo la Dra. Nicole Higgins.

Muchos médicos han utilizado la intuición en cierta medida en el tratamiento de pacientes o han tenido pacientes con un sentido de presentimiento. Stephanie les dice que no descarten presentimientos o premoniciones, y que entiendan que los pacientes que están inconscientes pueden ser conscientes de lo que está sucediendo a su alrededor en algún nivel. La Dra. Higgins dijo: “Como médicos, somos científicos, se nos enseña a revisar la evidencia e ir desde allí, y si no es fácilmente demostrable, nos hace escépticos. Pero esta experiencia me ha dejado con un sentido de, bueno tal vez hay algo más. Tal vez no es sólo basada puramente en la ciencia, tal vez haya una mano en lo que hacemos todos los días”. 

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS