Aokigahara, un bosque encantado

Aokigahara, un bosque encantado

Navegador de artículos ← Portugueses protestan contra recortes aprobados por Parlamento sep 12 2014 Aokigahara, un bosque encantado

LOS RESTOS DE UNA CIVILIZACION AVANZADA DE 200.000 AÑOS SE ENCUENTRAN EN AFRICA
Google Sky y la NASA ocultan anomalía en la Constelación de Virgo
Las estatinas provocan disfunción cerebral y millonarios beneficios a las farmacéuticas

Navegador de artículos

← Portugueses protestan contra recortes aprobados por Parlamento
sep 12 2014

Aokigahara, un bosque encantado

Aokigahara, un bosque encantado
El bosque Aokigahara, conocido como Mar de Árboles (樹海 Jukai). Es un bosque de 35 km2 ubicado al noroeste de la base del Monte Fuji entre la prefectura de Yamanashi y Shizuoka, Japón. El bosque tiene una asociación histórica con demonios de la mitología japonesa, habiendo poemas de 1,000 años indicando que el bosque está maldito.
Aokigahara, un bosque encantado
Pero veamos un poco de historia del bosque y de cómo se gano dicha reputación: Aokigahara se formó de los torrentes de lava de las constantes erupciones del Monte Fuji ocurridas entre los años 800 y 1083, siendo la erupción Jōgan ocurrida en 864 la que más contribuyó a su formación, teniendo una duración de 10 días y abarcando parte de la bahía de Edo y la provincia de Kai. La cantidad de lava emergida afectó a un antiguo lago en las cercanías llamado Senoumi, dividiéndolo en 3 lagos; Sai, Shōji  y Motosu.
Aseguran que en el interior del bosque se sienten extrañas presencias y se escuchan ruidos aparentemente sin origen coherente, o al menos no conocidos por los visitantes. Es por esta razón que hasta hoy en día los lugareños cuentan a los niños pequeños que el lugar esta invadido por espíritus o demonios para que se mantengan lejos de ahí.
Aokigahara, un bosque encantado
Además, es un bosque espeso y es fácil perder el camino de regreso, esta características se convirtió en una mortal arma en el Japón feudal del siglo XIX, cuando las hambrunas y las epidemias azotaban a la población, las familias más pobres abandonaban a su suerte a los niños y a los ancianos que no podían alimentar. Por este motivo, surgieron historias que afirmaban que el bosque estaba encantado por los fantasmas de los que allí murieron.
Un mito popular sobre el Aokigahara es que los yacimientos de hierro magnético que hay en el lugar hacen que las brújulas y los GPS dejen de funcionar, provocando que los viajeros se pierdan.
Con el paso del tiempo este bosque se ha transformado en un imán para quienes piensan en el suicidio. Ya es conocido por ser un lugar popular para suicidarse. Es el lugar en el que más gente se ha suicidado en Japón y el segundo en el mundo, después del puente Golden Gate ubicado en San Francisco, Estados Unidos.
Aokigahara, un bosque encantado
Su fama como lugar de suicidio quizá se deba a que en 1960 se publicó la novela Nami no Tou de Seicho Matsumoto, en la que al final de la obra dos amantes se suicidan en el bosque. Además, en 1993 se publicó El completo manual del suicidio de Wataru Tsurumi, una guía para suicidarse donde recomienda este bosque como un lugar idóneo para quitarse la vida.
El gobierno local declara que desde la década de 1950 se han hallado alrededor de 500 cadáveres. La causa principal de la muerte de estas personas es el suicidio. Muchos de los cadáveres tenían alrededor de 30 años de edad en el momento de la defunción. La cantidad de suicidas ha aumentando desde 1988, aumentando hasta casi 100 muertes al año.
En 2002 se encontraron 78 cadáveres en el bosque, con lo que se superó el anterior récord de 1998 de 73, y en 2003 la tasa ascendió a 100 personas. Por este motivo, en los últimos años el gobierno local ha parado de dar a conocer el número de suicidios, para de alguna manera evitar asociar Aokigahara con el suicidio. Las batidas para la búsqueda de cuerpos se llevan realizando desde 1970. Unos 300 operarios se adentran anualmente en el bosque para localizar los cadáveres que no han sido encontrados por los visitantes y guardias forestales. Incluso la policía patrulla los alrededores en busca de posibles suicidas.
Aokigahara, un bosque encantado
El turismo ha sido limitado únicamente a zonas vigiladas, y aunque no está prohibido adentrarse al bosque, se colocan numerosas señales de advertencia en diferentes idiomas con el fin de que aquellos que vayan con el propósito de suicidarse busquen ayuda. Invitando a la gente a regresar, a pensar en sus familias, hijos y amigos.
“Tu vida es valiosa y te ha sido otorgada por tus padres. Por favor, piensa en ellos, en tus hermanos e hijos. Por favor, busca ayuda y no atravieses este lugar solo”.
Aokigahara, un bosque encantado
Los lugareños de la región no son quienes se suicidan allí, quienes van suelen ser personas de ciudad. Personas que viven en un mundo que llena al ojo de estímulos visuales desde una pantalla pero que poco a poco deja de lado la interacción cuerpo a cuerpo. También se registró un alza en los suicidios después de la crisis financiera de 2008 y del Tsunami de 2011.
Japón es uno de los países con más suicidios al año; estadísticamente, cada 15 minutos una persona se suicida en el país nipón. A pesar de la antigua tradición del suicidio por honor, como lo hacían los samuráis con el “Harakiri” o los pilotos Kamikaze en la Segunda Guerra Mundial, la gente en el Japón contemporáneo no considera quitarse la vida como una muestra de honor, se ha dejado eso en el pasado y usualmente, quienes lo hacen, lo adjudican a hechos como el de los problemas mentales, financieros o amorosos, que acogen a muchos, pero sólo algunos deciden escapar de esta manera.
No cabe duda que este lugar llama la atención, ya sea por ser habitado por seres mitológicos o por espíritus que te llevan a la muerte; lo cierto es que en el lugar los mismos árboles están impregnados de una energía malévola acumulada desde hace siglos.
Nadie en este mundo esta exento de problemas, la diferencia radica en cómo vivimos con ellos, la clave pienso yo primeramente es evitar la soledad…
Jose Alfredo Castillo  /  Gran Misterio


Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status