«Hombres vestidos de negro» hacen callar a los testigos

«Hombres vestidos de negro» hacen callar a los testigos

El 23 de septiembre de 1968, Felipe Mellizo escribió para Diario Pueblo un curioso e interesante reportaje sobre la visita de presuntos «hom

EN BUSCA DEL “MONSTRUO DE #LABYNKYR”
El nacimiento de la leyenda de Nibiru
Triángulo de las Bermudas: Vuelo 19, el nacimiento de un enigma

El 23 de septiembre de 1968, Felipe Mellizo escribió para Diario Pueblo un curioso e interesante reportaje sobre la visita de presuntos «hombres de negro». Te dejamos al completo este reportaje desde nuestros archivos.

«Hombres vestidos de negro» hacen callar a los testigos

Han sido controladas 600 visitas de estos enigmáticos personajes

LONDRES, 23. (De nuestro corresponsal, Felipe Mellizo) –Como veo que PUEBLO se está ocupando mucho de los “0. V. N. I.”; como veo que mi compañero Eugenio Mediano, allá por el Plata, se ha aficionado al tema; como veo que Antonio Buero Vallejo es “creyente”, y como veo que todo el mundo esta dandole vueltas al asunto, he abierto mi carpeta de cosas misteriosas y me he dispuesto a contarles a ustedes algo mas acerca de tan encantadora aventura. Seguro, ademas, de que se van a quedar ustedes de piedra cuando conozcan ciertos aspectos de este bonito episodio del siglo XX, bastante ajenos a la “ciencia-ficción” – o, como dice Jorge L. Borges, la “ficcion cientifica”, que esta mejor.

Las cartas de Allende

¿ Alguno de ustedes ha oido hablar de las cartas de Allende ?. El 13 de enero de 1956 un conocido astrónomo americano llamado Morris K. Jessup, estudioso de los “O. V. N. I.” – los “U. F. 0.” , el mundo anglosajón – recibió una carta extravagante que firmaba un tal Carlos Miguel Allende. Este señor contaba en su epistola que cierto dia de octubre de 1943, durante la guerra mundial, se encontraba a bordo del buque “Andrew Furnseth”, de la Marina de los Estados Unidos. Alli habia asistido a un experimento fascinante, llevado a cabo por un equipo de cientificos y marinos como parte de las investigaciones de caracter militar promovidas por el Gobierno. El experimento consistió en “teletransportar” un barco de guerra desde Filadelfia hasta Norfolk en pocos segundos, aplicando una tecnica derivada de la teoria einsteniana de la “unidad de los campos”. Al parecer, un destructor desapareció totalmente en Filadelfia y reapareció completo en Norfolk, con toda su tripulación. Pero otras cosas horribles tuvieron lugar. Algunos tripulantes se hicieron invisibles. Otros empezaron a arder como antorchas. Otros quedaron en una especie de coma cataleptica. El profesor Jessup creyo a Carlos Miguel Allende y continuó la correspondencia. Las cartas fueron editadas y citadas en varios libros. ¿ Un juego?. Puede ser. Pero de pronto empezaron a ocurrir otras cosas. Por ejemplo, que la propia Marina de los Estados Unidos se interesó en el asunto y citó a Jessup en la Oficina de Investigaciones Navales de Washington. Por ejemplo, que se dejó de oir hablar de Allende, y por e]emplo, que en abrll de 1959, el doctor Jessup apareció muerto en su automóvil en un parque de Florida. ¿ Que tiene que ver esto con losOVNI ?, pues resulta que uno de los problemas practicos que plantea la arribada a nuestro planeta de naves espaciales procedentes de otros es el hecho de la subitaneidad de sus apariciones y desapariciones, al decir de los testigos. La historia de Allende, de ser cierta, probaria que es posible un artilugio capaz de disolver una nave en Venus y reconstruirla con tripulación y todo en Torrejón de Ardoz.

Decia el otro dia Buero Vallejo en PUEBLO que por algo se estan gastando los dineros tantos Gobiernos en saber que demonios ocurre de verdad con los “ovni”. En realidad, dada la tendencia de todos los Gobiernos del mundo a gastarse el dinero en idioteces, esto no prueba nada. Pero lo curioso es que, al menos el Gobierno americano, produce la impresión de gastarse el dinero para que no se sepa nada, lo cual empieza a tener algun sentido. Y el asunto de Allende finiquitó, sin mas duelo que alguna mención en las revistillas de “ficción cientifica” ¿ Por que ? Habria que entender bien que es eso de la “unidad de los campos” y saberlo explicar para comprender lo que significaba la extraordinaria revelación de Allende. Yo soy incapaz de eso y le dejo la tarea a quien pueda. Mientras tanto, pasemos a otra historia.

Los hombres vestidos de negro

Ya les he dicho a ustedes que el doctor Jessup apareció muerto dentro de su automovil en abril de 1959. Sus amigos intimos declararon durante la encuesta que tuvo lugar que, sin duda, había estado sometido a presiones extranas durante sus ultimas semanas de vida y que alguien le habia indicado la conveniencia de abandonar sus investigaciones sobre los “ovni”. Años antes, en febrero de 1955, un neozelandes llamado John H. Stuart obtuvo, para su estudio, un pedazo de metal grisáceo, al parecer perteneciente a la estructura de un “O.V.N.I.”. Estando solo en su casa, un hombre vestido de negro le visitó, habló con el unos minutos, le quitó el pedazo de metal y se marchó. Stuart no ha revelado nunca lo que aquel hombre le dijo. En septiembre de 1953, tres hombres vestidos de negro entraron en el domicilio de un experto en “OVNI” llamado Albert K. Bender, en la ciudad de Bridgeport (Connecticut). Se limitaron a pedirle que no se metiera en camisas de once varas. Algún tiempo después, en 1962, este Bender publicó un libro titulado “Flying Saucers and the three men” aconsejando a los lectores de preguntarse demasiadas cosas, porque algo raro estaba pasando.

En abriI de 1966, dos niños de doce años, Mike Dorsey y Gary Hunt, de Norwalk, vieron un “0. V. N. I” al salir de la escuela y lo) siguieron durante mucho tiempo. Al atardecer de ese mismo dia, les visi to un hombre vestido de negro, que dijo ser un agente serrcto del Gobierno. Después de interrogarles, aconsejó a los niños que no hablasen a nadie del asunto.

El australiano Edgar R. Jarrold era fundador y presidente del Australian Flyng Saucers Bureau. En 1953 recibió la visita de tres hombres vestidos de negro. Nadie sabe sobre que versó su conversación con ellos. Pero al dia siguiente Jarrold desmanteló su organización para siempre. Lo mismo le ocurrió a Harold H. Fulton, director de la Civilian Saucer Investigation, de Nueva. Zelanda. Lo mismo le ocurrió al sueco Sten Magnussen, en 1967. Al italiano Antonio de Arteiga , en 1967, al aleman Karl Veich, en 1967 – que, por cierto ha sido el año “clave”.

¿ Saben ustedes ahora porque no quiero seguir con esto ? Cuatro periodistas llamados Gray Barker, James Moseley, Timothy Green y Jack Robinson han recopilado mas de seiscientos episodios protagonizados por los “hombres vestidos de negro”. Yo no quiero que mi nombre aparezca en el próximo recuento. ¿ Habré dicho demasiado ?.

Frente a las playas de Gerona

GERONA, 23.-Dos seres vestidos de negro Y con las caras completamente amarillas han sido vistos el sabado pasado por el pescador Juan Ballesta a cien metros de la playa de La Escala, segun ha manifestado dicho pescador. Al principio, añadió, vió como un bulto que le pareció una boya y al acercarse a el, de forma subita surglo del mar otro bulto parecido, y con gran estupor comprobó que se trataba de unos extranos seres. El pescador dió cuenta del hecho a la Guardia Civil la cual se traslado a la playa sin que se haya podido averiguar la menor pista y menos aun dar con el paradero de los dos seres no identificados. (Cifra.)

Fotografía en Chile

SANTIAGO DE CHILE, 23.-El periódico “La Nación”, de Santiago de Chile, publica en primera pagina la fotografia de un platillo volante. Se trata de una mancha blanea, de forma oval, con una pequeña protuberancia en la parte superior que da la impresión de ser una cúpula. La fotografía fue tomada por Juan Lavin desde la localidad de Algarrobo, a unos cien kilómetros de Santiago de Chile. El periódico publica la fotografía pero no hace comentario alguno. Dice solamente que Juan Lavin tenía en la mano su máquina fotográfica y que se paseaba por la playa de Las Salinas , cuando su hija le indicó la presencia de un objeto extraño. (Afp-Efe.)

Cae un objeto en Venezuela

CARACAS, 23. -Un extraño y pequeño aparato, aparentemente de procedencia soviética, cayó a tierra cerca de la poblacion de Bocono (estado de Trujillo), y se presume que tiene funciones de transmisor de informaciones, segun noticias recibidas ayer en Caracas. Varios campesinos de la región vecina a Bocono vieron un objeto brillante que cruzaba el cielo , precipitándose finalmente a tierra. Al acercarse los campesinos, el pequeño aparato, que poseia cuatro antenas de nueve centimetros de largo y tenia grabados en su parte superior una hoz y un martillo, emitió sonidos muy raros, hasta que estos se apagaron por completo. Actualmente, el aparato está siendo investigado por las autoridades científicas, para establecer su procedencia, así como los fines para los cuales era utilizado. (Efe.)

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status