“Inteligencia turca usó gas sarín para provocar una guerra en Siria”

“Inteligencia turca usó gas sarín para provocar una guerra en Siria”

Conozcan a Bennu, el asteroide en el que aterrizaremos en 2018
Cuenta atrás para la llegada de Hilumi, la versión mejorada del LHC
Veterano de la CIA: “No se arriesgue a hacer la guerra contra Rusia”

El exanalista de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, en inglés), Ray McGovern, desvela el uso de gas sarín por la Inteligencia de Turquía en Siria con el fin de deshacerse del presidente sirio, Bashar al-Asad.

“Si bien los ataques con el gas sarín fueron atribuidos públicamente a Al-Asad, pero en realidad fueron cometidos por la Inteligencia turca para incitar una guerra, haciendo parecer que el Gobierno sirio había cruzado la ‘línea roja’ de (presidente de EE.UU., Barack) Obama”, considera McGovern.

En una  entrevista concedida el sábado al servicio de radio de la agencia rusa de noticias Sputnik, destaca que como prueba de esa “hipocresía” de Turquía, hay que reconocer que el gas sarín utilizado en esos ataques “fue casero”, y no del tipo del que posee el Ejército de Siria.

Si bien los ataques con el gas sarín fueron atribuidos públicamente a Al-Asad, pero en realidad fueron cometidos por la Inteligencia turca para incitar una guerra, haciendo parecer que el Gobierno sirio había cruzado la ‘línea roja’ de (presidente de EE.UU., Barack) Obama”, considera el exanalista de la CIA, Ray McGovern.

El exanalista de la CIA, Ray McGovern.

“Entre cinco y ocho personas fueron capturadas mientras contrabandeaban esas sustancias químicas a Siria desde Turquía. Estaban involucradas, fueron acusadas, y estaban a punto de presentarse ante la justicia cuando una alta autoridad de Ankara dijo ‘No, no, justicia, dejen esos chicos, déjenlos volver a Siria’”, detalla McGovern.

De acuerdo con el exanalista de la CIA, “los turcos han odiado a Bashar al-Asad por muchos, muchos años. A ellos les gustaría deshacerse de él”.

Bajo el mandato del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, destaca, el Gobierno de Ankara “muestra todas las pruebas de ser muy indiferente sobre involucrarse en una guerra comenzada entre la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) y Rusia”.

A este respecto, hace referencia a los esfuerzos de EE.UU. para aislar a Rusia y acabar con su influencia en Europa oriental, y en Ucrania con particularidad.

El 21 de agosto de 2013, 1429 civiles, entre ellos más de 300 niños, fueron asesinados con gas sarín, en la región de Guta, en los suburbios de la ciudad capitalina de Damasco (suroeste).

Estados Unidos y sus aliados occidentales se aprovecharon de la situación para presionar al presidente sirio y estuvieron a punto de invadir el país árabe, cuando medios de comunicación a favor de la oposición siria responsabilizaron al Gobierno de Damasco la autoría del ataque.

Sin embargo, el Gobierno de Damasco rechazó esas acusaciones y en septiembre de 2013 Damasco aceptó destruir todo su arsenal de armas químicas en el marco de un pacto negociado entre Estados Unidos y Rusia.

Al hacer el balance del programa de eliminación de armas químicas en Siria, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) precisó que el 99,6 % del arsenal declarado por Damasco fue destruido

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status