Belfegor, el embajador del infierno en Francia.

Belfegor, el embajador del infierno en Francia.

Belfegor: el embajador del infierno en Francia Belfegor, el embajador del infierno en Francia. Según la mayoría de los libros prohib

Dr. Michio Kaku: ‘El futuro de la humanidad’ Evacuar la Tierra para salvar a la especie humana
La pirámide más grande del mundo que está oculta dentro de una montaña
8 imágenes extrañas de la Luna que la NASA no puede explicar

Belfegor: el embajador del infierno en Francia

Belfegor, el embajador del infierno en Francia.

Belfegor, el embajador del infierno en Francia.

Según la mayoría de los libros prohibidos y grimorios de la Edad MediaBelfegor cumple un rol secundario en el infierno como demonio de los inventores.

En nuestro plano, Belfegor patrocina los descubrimientos imprevistos y las soluciones ingeniosas, no siempre racionales, para los problemas cotidianos.

Casi todos los libros malditos de la demonología, incluídos los de Colin de Plancy y Johann Weyer, entre otros; denuncian un rasgo asombroso de Belfegor: siempre, de forma unánime, aparece con la boca abierta.

Y más aún, los adoradores de Belfegor suelen rendirle culto sirviéndose de grietas, fisuras y hendiduras donde arrojan sus ofrendas.

Tal vez por eso los especialistas relacionan a Belfegor con antiguos cultos coprofágicos.

Más coherente, o más sutil en su búsqueda de verosimilitud, resulta la versión de Mario Falconetti, quien describe a Belfegor como:

«una aparición femenina, de deslumbradora juventud y belleza, siempre desnuda y sentada, con las manos en las rodillas y con las piernas abiertas».

Esta variante parece más acorde con las características más recónditas de Belfegor, ocultas en una grieta uterina llena de arcanos que huyen de la luz de forma errática pero también eficiente.

A propósito de esto, el nombre Belfegor significa literalmente «señor del hueco» (Baal, «señor»; Phegor, «hueco, abertura»).

En el siglo XVI Belfegor fue asociado al pecado capital de la pereza, acaso asociando el ingenio y la intelectualidad a una falta de utilitarismo.

Belfegor desciende directamente del dios asirio Baal-Peor, denunciado por los moabitas por sus prácticas licenciosas. Curiosamente, el Dictionnaire Infernal sostiene que Belfegor es el embajador del infierno en Francia y, en consecuencia, enemigo acérrimo de Santa María Magdalena, patrona de los santos de aquella región.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS