Las 10 criaturas mas misteriosas de la antigüedad.

Las 10 criaturas mas misteriosas de la antigüedad.

ASTRONOMÍA DE LOS MAYAS
Mapa de las galaxias del universo
El desempeño de los antiguos igigi y su rebelión contra los Anunnaki

Las diez criaturas misteriosas de la antigüedad.

Somos una raza de exploradores, y en los últimos tiempos hemos llegado a comprender el mundo natural como nunca antes. Pero nuestro planeta todavía tiene secretos, y hay vida salvaje que simplemente no conocemos. 

Estas criaturas crípticas todavía no han sido completamente explicadas por la ciencia, pero la humanidad las conoce desde hace cientos o incluso miles de años. 

En esta entrada te mostraremos diez criaturas misteriosas de la antigüedad.

El Kraken

El Kraken es un monstruo marino tan gigantesco que ataca a los barcos, agarra a los marineros de las cubiertas para tragarlos con sus fauces húmedas y arrastra las embarcaciones hacia las profundidades del océano.


Su nombre proviene de una palabra noruega y significa animal retorcido, y las descripciones más antiguas del kraken aparecen en sagas vikingas. El primer relato detallado de esta bestia provino del obispo de Bergen en 1752. 

Como la mayoría de los avistamientos a lo largo de los siglos, afirmó que era un gran cefalópodo, lo que podría explicar su nombre. Lo primero que vieron los antiguos marineros fueron los gruesos tentáculos del kraken que se retorcían para salir del agua.

Tradicionalmente, el kraken vive frente a las costas de Noruega y Groenlandia. Hoy en día, los científicos creen que el monstruo puede ser realmente el calamar gigante, que hasta hace poco se pensaba que era un mito. El calamar gigante puede crecer hasta 13 metros de largo y se ha visto en todos los océanos.

Sin embargo, las habilidades del calamar gigante no concuerdan con todas las historias del poder destructivo del kraken.


Sirenas

Los cuentos de sirenas vienen de todas partes del mundo.

Otra bestia marina, se ve típicamente como mujeres hermosas con colas de pez. Las historias más antiguas provienen de 1,000 a.C en Asiria. 

El filósofo romano Plinio el Viejo informó sobre las sirenas en las costas de Galia, y una iglesia del siglo 11 en Inglaterra representa a una sirena de una manera muy familiar. Cristóbal Colón vio sirenas nadando frente a la costa de España en 1493, y el pirata Barbanegra registró haber visto sirenas varias veces.

En todos los casos, las sirenas viven en el mar, pero pueden existir en tierra. 

Hay muchas historias de que se enamoran de los humanos, en China, en Europa y en el Medio Oriente. En África y el sudeste de Asia, son criaturas traviesas e incluso mortales. Como resultado, a menudo se confunden con las Sirenas de la Antigua Grecia, que causaron naufragios al atraer a los marineros con su canción encantadora.

Hoy, los científicos creen que la sirena se inspiró en avistamientos de dugongos. Pero el dugongo no tiene escamas, como se dice que tienen la mayoría de las sirenas, y no vive en muchas áreas donde se han producido encuentros.


El gusano de la muerte 

Los nómadas mongoles han hablado del gusano de la muerte durante mucho tiempo. Mide hasta 1,5 metros de largo, con una piel de color rojo brillante que le da su nombre local: el gusano del intestino. Es una criatura muy peligrosa. 

Las espinas afiladas sobresalen de ambos extremos de su cuerpo, y su veneno convierte a sus víctimas en un repugnante tono amarillo.


Se ve más comúnmente después de un período de fuertes lluvias y donde abundan los roedores. Su pigmento rojo brillante proviene de su proceso de nacimiento.


Pone sus huevos en el estómago de los camellos, y cuando los huevos eclosionan, los gusanos jóvenes adquieren el color de su entorno sangriento.
Ha habido muchas expediciones a través del desierto de Gobi en busca del gusano de la muerte. Dado que el ambiente no es amigable para los gusanos, los criptozoólogos sugieren que podría tratarse de una especie de lagartija.


Pero todos los lagartos conocidos son solo una décima parte del supuesto tamaño del gusano de la muerte de Mongolia, por lo que debe ser una especie excepcionalmente grande. Hasta el momento, nadie ha logrado atrapar a uno para estudiarlo.


Hay dragones en la Biblia. Hay dragones desde la era neolítica.


Pero lo más notable de los dragones no es cuán antiguos son, sino cuán extendidos.


Casi todas las culturas tienen su dragón y siempre se representa como un monstruo volador y serpentino.


Hay algunas diferencias, por supuesto. En India y Gran Bretaña, los dragones tienen alas y son típicamente fuerzas peligrosas de la naturaleza.


En los Alpes, numerosos avistamientos de un depredador serpenteante sin alas no son muy diferentes al dragón chino. Pero en China, los dragones son vistos como criaturas benévolas, que traen la buena suerte.


Los arqueólogos y los folcloristas intentan explicar los dragones como mitos que se desarrollaron a partir de huesos de dinosaurios o encuentros con cocodrilos, lagartos y dragones de Komodo. Pero estos animales viven en lugares específicos y no tienen los mismos atributos que los dragones legendarios.


Más intrigante aún, todavía hay avistamientos de dragones en partes remotas del mundo.


Una lagartija voladora es bastante distintiva, difícil de confundir con otra bestia, entonces ¿quizás los dragones no son tan míticos, después de todo? 

El diablo de Jersey ha sido visto más de 2.000 veces desde su primer avistamiento en 1735. Aunque su madre era humana, el Diablo tiene piel de reptil, pezuñas, cuernos, alas y cabeza de chivo.


Junto con miles de testigos que dicen haber visto al Diablo, también ha dejado huellas en los árboles, en los campos y en los tejados.


La historia cuenta que asesinó a su propia madre, pero nadie que haya visto al Diablo se ha visto seriamente perjudicado por él.


Ha habido muchos engaños. Desde fotografías falsas hasta canguros con alas pegadas, mucha gente ha afirmado haber capturado al Diablo de Jersey. 

El historiador Brian Regal cree que el monstruo es una creación ficticia, creada para despertar el sentimiento anti-británico en el siglo XVIII. Si él tiene razón o no, aún no se ha probado.


Entonces, por supuesto, hay muchos, muchos testigos de eventos que no pueden ser refutados. ¿Es simplemente un caso de histeria colectiva en curso? Con más encuentros que suceden a medida que pasa el tiempo, es cada vez más difícil de decir.


El emela-ntouka

En el Congo, hay una criatura tan feroz que se le reconoce como el «asesino de elefantes»: el emela-ntouka.

Del tamaño de un elefante, pero con la forma de un rinoceronte, se distingue por su único cuerno y su cola gruesa. Las tribus Bantú locales han informado de muchos avistamientos, pero es demasiado peligroso para capturarlo. A pesar de ser tan agresivo, es un herbívoro que vive en las aguas y las selvas del Congo.


 

En las décadas de 1930 y 1950, los exploradores identificaron sus similitudes con un grupo de dinosaurios llamados colectivamente ceratopsia. Si el emela-ntouka es un reptil, entonces podría ser un dinosaurio viviente.
Pero no sería el único en el Congo.


El mokele-mbebe

También ha habido muchos avistamientos del mokele-mbebe, que se parece mucho a un saurópodo, tanto en apariencia física como en sus patrones de comportamiento.


Desafortunadamente, todavía no hay pruebas contundentes de que estos monstruos habitan en los espesos bosques del Congo… 



El dobhar-chú

Si haces un viaje a los lagos de Irlanda, podrás ver el sabueso de las profundidades: el dobhar-chú.

Es del tamaño de un cocodrilo grande, y parece un híbrido entre un perro y un reptil.


Este anfibio se mueve a gran velocidad, a menudo atacando a los viajeros de dos en dos. Si la víctima logra herir al primer dobhar-chú, emitirá un silbido inquietante y agudo: y el segundo sabueso atacará, matando y devorando a la desafortunada víctima.


El primer incidente registrado con un dobhar-chú fue en 1684, y han continuado hasta tan recientemente como a principios de la década de los noventa. La mayoría de los avistamientos se han producido alrededor de Sraheens Lough en la isla de Achill, pero se cree que migran alrededor de los lagos.


El encuentro más famoso con un dobhar-chú fue en 1722, cuando una mujer llamada Gráinne Connolly fue a un lago para bañarse y lavar su ropa. Mientras estaba al borde del agua, fue atacada por el dobhar-chú. La mutiló salvajemente y la mató.

Su marido lo mató, solo para ser perseguido por su compañero. La lápida de su tumba representa a su asesino, el dobhar-chú.

El sasquatch

El criptido más famoso de Norteamérica es muy solitario. Se ve en regiones boscosas escasamente pobladas, han existido más de 3.000 avistamientos de pie grande. Los avistamientos de pie grande o sasquatch, aumentaron enormemente en la segunda mitad del siglo XX.


Algunos de ellos se pueden atribuir a famosos engaños, pero también hay muchos avistamientos potencialmente legítimos, tentadoramente respaldados por la evidencia que le dio nombre: grandes huellas humanoides. 


Las primeras historias de pie grande se remontan a cientos de años, muchas tribus separadas de nativos americanos. Hablaron de un salvaje peludo de más de dos metros de altura que acechaba en el bosque. Los colonos europeos difundieron estas historias, y finalmente se dieron cuenta de que muchos avistamientos en todo el país podrían ser de la misma especie de animal.


Que pie grande es peligroso depende de a quién le preguntes. Algunos informes lo describen como violento, otros como devorador de hombres y otros como una criatura tímida y parecida a un mono.


Sin embargo, además de grandes huellas, hay muy pocas pruebas de que pie grande exista. Los científicos lo descartan como un mito. Sin embargo, cada año, docenas de personas ven algo en los árboles, en la misma porción del país, y ¿pueden todas esas huellas ser falsas? 


El Black Shuck

Una  criatura fantasmal deambula por el campo del este de Inglaterra. Muchos que lo han visto, dicen que es un perro grande con pelo lanudo, conocido como Black Shuck.


La figura de un perro negro es una característica común en el folclore inglés. A menudo se ve como un presagio de muerte. Pero hay algo acerca de la especificidad geográfica de Black Shuck que lo hace diferente.


Los primeros avistamientos registrados de Shuck fueron a las puertas de una iglesia, el animal mato a un hombre y un niño. 

El campanario colapsó y, al salir, Shuck dejó marcas de quemaduras en la puerta norte, que aún se pueden ver hoy. Las apariencias de Shuck continuaron hasta bien entrado el siglo XX, cuando en 1945 persiguió a un hombre en una bicicleta yendo a 30 kilómetros por hora, antes de desaparecer sin dejar rastro.

En 2014, el esqueleto de un gran canino macho se encontró en los terrenos de Leiston Abbey.


Cuando los huesos fueron examinados con datación por carbono, los resultados fueron intrigantemente inconclusos. Los restos datan de entre 1650-1690, ¿huesos de Black Shuck? 

El monstruo del Loch Ness

El primer informe de la vida silvestre más famosa de Escocia proviene del siglo VI d. C., cuando el misionero irlandés San Columbo pasó por Loch Ness y se enfrentó a un monstruo gigante que acababa de matar a un hombre local.


Desde entonces, los avistamientos de Nessie han continuado a lo largo de los siglos. El lago en sí es ciertamente lo suficientemente grande como para esconder una criatura grande: 37 kilómetros de largo y 230 metros de profundidad. También está lo suficientemente aislado como para permitir que un animal crezca y viva separado del resto de su especie. 


Debido a esto, muchos investigadores han estudiado las descripciones del monstruo de Loch Ness y concluyeron que podría ser un sobreviviente de una era perdida hace mucho tiempo. Específicamente, creen que Nessie puede ser un descendiente del plesiosauro, que vivió hace 65 millones de años.


Sin embargo, los científicos han ofrecido explicaciones alternativas sobre lo que realmente es Nessie.


Además de los engaños probados, argumentan que los avistamientos del monstruo son realmente testigos ya sea confundir las olas con un monstruo o simplemente ver lo que quieren ver. Varios sonares recientes del lago no han encontrado nada.


Esto puede desaprobar el valor de avistamientos del siglo pasado, pero no todas las instancias históricas.


Si Nessie ya no está vivo, sus restos pueden estar dispersos en la parte inferior. Entonces, a menos que drenemos todos los 7.5 kilómetros cúbicos de agua, nunca lo sabremos realmente. 

  

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS