Una extraña anomalía gravitacional podría revolucionar nuestros dispositivos electrónicos

Una extraña anomalía gravitacional podría revolucionar nuestros dispositivos electrónicos

Cuando nuestro universo tenía tan solo unos pocos microsegundos de haber nacido, este estaba compuesto de plasma de quark-gluones (QGP). Ahora, cie

Extraño «embudo» en Marte podría ser el mejor lugar para buscar vida alienígena
¿Son los virus la nueva frontera para la astrobiología?
¿Qué son las formas que la NASA ha fotografiado en Marte?

Cuando nuestro universo tenía tan solo unos pocos microsegundos de haber nacido, este estaba compuesto de plasma de quark-gluones (QGP). Ahora, científicos han logrado observar una extraña anomalía gravitacional en la Tierra que hasta ahora se creía que había desaparecido justo después del Big Bang.

El mundo de la física clásica se rige por leyes de conservación que indican que tanto la energía como la materia no pueden aparecer o desaparecer de la nada, aunque sí pueden cambiar de forma. Sin embargo, tipos exóticos de materia —como el plasma de quark-gluones— exhiben efectos cuánticos que desafían estas reglas.

Hasta ahora se pensaba que solo este tipo de materia ‘primitiva’ fundida en la explosión del Big Bang o en aceleradores de partículas de alta energía era la única que podía producir este tipo de fenómenos cuánticos. Pero ahora los científicos han descubierto que el efecto llamado anomalía axial-gravitacional tiene lugar en materiales recientemente descubiertos.

Se trata del llamado semimetal de tipo Weyl, similar a una versión tridimensional del grafeno. Los electrones en este cristal se dividen en dos grupos proporcionales según la dirección de su espín, es decir, el sentido de rotación de la partícula alrededor de su eje que define su polarización. Cuando los investigadores imitaron un campo gravitacional imponiéndole un gradiente de temperatura, encontraron que los electrones violaban esta simetría produciendo anomalías cuánticas.

Esta es la primera vez que esta anomalía gravitacional ha sido observada bajo circunstancias normales en la Tierra. Este resultado podría conducir a un modelo más completo para la comprensión del universo primitivo y para mejorar el proceso de conversión de energía en los aparatos electrónicos.

“Por primera vez hemos observado experimentalmente en la Tierra esta anomalía cuántica fundamental, que es sumamente importante para nuestra comprensión del universo. Ahora podemos construir aparatos con nuevos materiales de estado sólido basados en esta anomalía, que no había sido considerada anteriormente, para evitar potencialmente algunos de los problemas inherentes a los aparatos electrónicos clásicos, como los transistores”, aclara la importancia del descubrimiento el principal autor de la investigación, el doctor Johannes Gooth.

Respecto a su aplicación práctica, los científicos pronostican que este descubrimiento generará un considerable movimiento hacia el desarrollo de nuevos dispositivos, particularmente en la rama de la conversión de energía

.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS