DMCA.com Protection Status

El diluvio universal en la mitología griega




Uno de los factores comunes de muchas civilizaciones en sus mitologías ancestrales es el de un diluvio universal. Los helenos también tuvieron el suyo.

Con el nombre de diluvio universal se trata de recoger, en términos generales, un hecho asociado a una supuesta situación de persistentes lluvias que desembocó en una inundación universal  que borró de la faz  de la Tierra a la humanidad, menos a unos elegidos.
Solo un hombre y su familia junto con una serie de animales fueron salvados de la ira de uno o varios dioses.  En muchos relatos se trata de una venganza de los dioses a la raza humana por su mal comportamiento frente a las leyes divinas (reales o sacerdotales). Otros dioses/semidioses o héroes cuentan los planes severos a un elegido para salvar la raza humana. Cuando la religión es monoteísta el mismo díos que castiga a la raza humana es el que la salva por un elegido por el mismo. Esto es, a grandes rasgos, los diluvios universales indo-europeos.
Para la cultura occidental el mito (o realidad para los que tienen fe) de la Biblia relata como Dios castigó a al humanidad en el Génesis.  La mala conducta del ser humano hizo que Dios castigara a la especie humana inundado toda la Tierra. El ser elegido fue Noé y su familia. En este caso Dios es el “castigador” y “salvador” de la humanidad. Noé es el elegido para perpetuar la especie y ser fundador de una estirpe o nación.
El mito bíblico  viene de otro anterior y lejano_ el babilónico. Anteriormente, las religiones politeístas que regían y dominaban el “Creciente Fertil” que abarcaba Mesopotamia, parte de Siria y Turquía, entre otros lugares, desarrollaron y expandieron la idea de diluvio universal en el Poema de Gilgamesh y sus variantes. En dicho poema los dioses castigaron a la humanidad pero un chivatazo de otro díos menor que salvó al ser humano.
Aunque muchos mitos pueden tener alguna base histórica, el carácter universal del diluvio hace que no sea concebible para el ser humano moderno consciente de lo que es los universal o global hoy en día. Lo universal en el siglo XI o V antes de Cristo era la tierra conocida y muy limitada en extensión de lo explorado.

El mito helénico del diluvio universal
Dentro de la mitología griega, con las cinco estirpes humanas  creadas por los dioses, la última fue la peor y la más mala de todas. Zeus (dios supremo del Olimpo) cansado de la maldad de los seres humanos decidió crear un terrible y final diluvio universal que acabara con ellos.  En ese momento, Zeus era el díos más importante del panteón helénico.

Zeus, dio supremo helénico, abre el cielo para generar las lluvias y porta la corona y el rayo identificativo de su poder supremo
Prometeo era un Titán amigo de los mortales y era honrado por haber robado el fuego de los dioses  y darlo a los hombres para su uso. Prometeo fue castigado por Zeus por este hecho. Pero Prometeo hizo más por la raza humana, fue su salvador: contó a su hijo Deucalión y su esposa Pirra las intensiones de Zeus para con el diluvio universal y así eliminara a la raza humana.
Prometeo le dijo a su hijo Deucalión que construyese una gran nave o embarcación, en la cual dispusieron todo lo necesario para resguardarse de un diluvio universal. Y así sobrevivieron.
El mito menciona que el diluvio fue ocasionado por el viento Austro (del sur): “sólo se dio salida al Austro, el cual se precipitó a la Tierra cargado de lluvia”.
Al terminar el diluvio, después de nueve días y nueve noche, y una vez que se secó la tierra y las aguas retrocedieron al mar, el arca de Deucalión se posó sobre el monte Parnaso, en donde estaba el oráculo de la diosa Temis.
Deucalión y Pirra entraron en el templo para que el oráculo les dijera qué debían hacer para volver a poblar la Tierra, y la diosa sólo les dijo: «Vuélvanse hacia atrás y arrojen los huesos de su “madre”.»
Deucalión y su mujer adivinaron que el oráculo se refería a las rocas (diosa Gea). De esa forma, las piedras arrojadas por Deucalión se convirtieron en hombres, y las arrojadas por Pirra en mujeres.
De esta forma fue creada la nueva y renovada especie humana a partir de dos seres humanos. El primero de ellos fue Helén se engendraron los helenos.
El mito heleno es muy parecido a otros mitos de lugares cercanos: Zeus es el díos castigador que quiere eliminar a la raza humana, los seres humanos se habian vuelto malos por desobedecer las leyes de los dioses, otro dios o un semidios cuenta los planes de Zeus a un elegido, éste y su familia construyen un arca, se genera por Zeus un suceso-castigo donde la lluvia persitente y abundante es la protagonista, se salvan y son los responsables para fundar una estirpe especial y generadora del pueblo elegido para reiniciar la estirpe humana.

Let's block ads! (Why?)

Fantasmas de México
¿Existieron realmente los poderosos y legendarios Cíclopes?
Las Rokurokubi



Uno de los factores comunes de muchas civilizaciones en sus mitologías ancestrales es el de un diluvio universal. Los helenos también tuvieron el suyo.



Con el nombre de diluvio universal se trata de recoger, en términos generales, un hecho asociado a una supuesta situación de persistentes lluvias que desembocó en una inundación universal  que borró de la faz  de la Tierra a la humanidad, menos a unos elegidos.
Solo un hombre y su familia junto con una serie de animales fueron salvados de la ira de uno o varios dioses.  En muchos relatos se trata de una venganza de los dioses a la raza humana por su mal comportamiento frente a las leyes divinas (reales o sacerdotales). Otros dioses/semidioses o héroes cuentan los planes severos a un elegido para salvar la raza humana. Cuando la religión es monoteísta el mismo díos que castiga a la raza humana es el que la salva por un elegido por el mismo. Esto es, a grandes rasgos, los diluvios universales indo-europeos.
Para la cultura occidental el mito (o realidad para los que tienen fe) de la Biblia relata como Dios castigó a al humanidad en el Génesis.  La mala conducta del ser humano hizo que Dios castigara a la especie humana inundado toda la Tierra. El ser elegido fue Noé y su familia. En este caso Dios es el “castigador” y “salvador” de la humanidad. Noé es el elegido para perpetuar la especie y ser fundador de una estirpe o nación.
El mito bíblico  viene de otro anterior y lejano_ el babilónico. Anteriormente, las religiones politeístas que regían y dominaban el “Creciente Fertil” que abarcaba Mesopotamia, parte de Siria y Turquía, entre otros lugares, desarrollaron y expandieron la idea de diluvio universal en el Poema de Gilgamesh y sus variantes. En dicho poema los dioses castigaron a la humanidad pero un chivatazo de otro díos menor que salvó al ser humano.
Aunque muchos mitos pueden tener alguna base histórica, el carácter universal del diluvio hace que no sea concebible para el ser humano moderno consciente de lo que es los universal o global hoy en día. Lo universal en el siglo XI o V antes de Cristo era la tierra conocida y muy limitada en extensión de lo explorado.

El mito helénico del diluvio universal
Dentro de la mitología griega, con las cinco estirpes humanas  creadas por los dioses, la última fue la peor y la más mala de todas. Zeus (dios supremo del Olimpo) cansado de la maldad de los seres humanos decidió crear un terrible y final diluvio universal que acabara con ellos.  En ese momento, Zeus era el díos más importante del panteón helénico.

Zeus, dio supremo helénico, abre el cielo para generar las lluvias y porta la corona y el rayo identificativo de su poder supremo

Prometeo era un Titán amigo de los mortales y era honrado por haber robado el fuego de los dioses  y darlo a los hombres para su uso. Prometeo fue castigado por Zeus por este hecho. Pero Prometeo hizo más por la raza humana, fue su salvador: contó a su hijo Deucalión y su esposa Pirra las intensiones de Zeus para con el diluvio universal y así eliminara a la raza humana.
Prometeo le dijo a su hijo Deucalión que construyese una gran nave o embarcación, en la cual dispusieron todo lo necesario para resguardarse de un diluvio universal. Y así sobrevivieron.
El mito menciona que el diluvio fue ocasionado por el viento Austro (del sur): “sólo se dio salida al Austro, el cual se precipitó a la Tierra cargado de lluvia”.
Al terminar el diluvio, después de nueve días y nueve noche, y una vez que se secó la tierra y las aguas retrocedieron al mar, el arca de Deucalión se posó sobre el monte Parnaso, en donde estaba el oráculo de la diosa Temis.
Deucalión y Pirra entraron en el templo para que el oráculo les dijera qué debían hacer para volver a poblar la Tierra, y la diosa sólo les dijo: «Vuélvanse hacia atrás y arrojen los huesos de su “madre”.»
Deucalión y su mujer adivinaron que el oráculo se refería a las rocas (diosa Gea). De esa forma, las piedras arrojadas por Deucalión se convirtieron en hombres, y las arrojadas por Pirra en mujeres.
De esta forma fue creada la nueva y renovada especie humana a partir de dos seres humanos. El primero de ellos fue Helén se engendraron los helenos.
El mito heleno es muy parecido a otros mitos de lugares cercanos: Zeus es el díos castigador que quiere eliminar a la raza humana, los seres humanos se habian vuelto malos por desobedecer las leyes de los dioses, otro dios o un semidios cuenta los planes de Zeus a un elegido, éste y su familia construyen un arca, se genera por Zeus un suceso-castigo donde la lluvia persitente y abundante es la protagonista, se salvan y son los responsables para fundar una estirpe especial y generadora del pueblo elegido para reiniciar la estirpe humana.

Let’s block ads! (Why?)

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS