¿Estamos siendo controlados mentalmente?

¿Estamos siendo controlados mentalmente?

¿Estamos siendo controlados mentalmente?   ¿Sabia Ud. Que la Resonancia Shuman tiene la misma frecuencia de ondas que las ondas cereb

Una ONG rusa pone en marcha el estudio internacional más completo realizado hasta ahora sobre la seguridad de los alimentos transgénicos
INVESTIGADOR ENCUENTRA QUE LOS AVISTAMIENTOS DE OVNIS ESTAN EN SU PUNTO MAS ALTO
Beber de botellas de plástico durante el embarazo puede provocar obesidad en los niños

¿Estamos siendo controlados mentalmente?

 


¿Sabia Ud. Que la Resonancia Shuman tiene la misma frecuencia de ondas que las ondas cerebrales humanas? En reiteradas ocasiones hemos hablado del proyecto Haarp y las terribles consecuencias que pueden tener para nuestro planeta así como la capacidad de manipular el clima, producir terribles eventos geofísicos (terremotos… tsunamis… sequias programadas… inundaciones..)
La ionosfera situada a unos 100 Km por encima de la tierra es un conductor de ondas electromagnéticas, son partículas cargadas eléctricamente haciendo de escudo frente a tormentas o vientos solares, a estas ondas se le denomina Resonancia Shuman.
 El Proyecto Haarp (Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia) es un proyecto realizado en conjunto por la Fuerza Aérea Norteamericana y la Marina de EE.UU en el que según la versión “OFICIAL” la investigación y mejora de las comunicaciones es el fundamento. Este proyecto es presupuestado por miles de millones de dólares para el control de la población civil. Según el Dr. Michelle Sallas, cada año son asignados miles de millones de dólares destinados a operaciones presupuestarias secretas, que pueden tanto utilizarse en operaciones militares como para el control de la población. Haarp está clasificado como un arma de destrucción y está siendo utilizada para el control del clima a pesar de la Resolución de la ONU en 1976, en la cual se prohibió el uso de armas y técnicas de desarrollo para la modificación del clima, resolución que fue incumplida por los Estados Unidos, tal y como señaló el Parlamento Europeo en un informe en el año 1999. Pero Haarp no solo tiene la capacidad de modificar el clima, también puede usar armas de microondas para control mental, estas armas podrían ser capaces de controlar las emociones, acciones y el comportamiento humano.
 El Haarp a través de las torres Gwen… Wifi… Radio y Televisión, nos envían ondas electromagnéticas ELF y UHF (frecuencia muy alta y ultra baja) a nuestro cerebro para manipular a la población manteniéndola sumisa en un estado de “CONTROL MENTAL INDUCIDO”. Este es un programa siniestro apodado “SONIDOS DEL SILENCIO” ya se probó en la primera guerra de Irak haciendo correr a los soldados iraquíes como niños hacia la tropas Estadounidenses pidiendo protección, se cree que esta tecnología también se está usando contra el pueblo estadounidense para su sometimiento. El terrorífico “NUEVO ORDEN MUNDIAL“ tiene como arma siniestra tecnología para inducir a los seres humanos a través de ondas cuidadosamente programadas, para afectar el cerebro e influir sobre el comportamiento humano. El ritmo vibracional del planeta está siendo alterado artificialmente afectando a nuestro equilibrio que va entrelázalo y en armonía con el de la madre tierra, quizás la supervivencia de nuestra especie… nuestra genética, nuestras emociones… ciclos de sueño… y quizás hasta nuestro espíritu estén en peligro ya que los campos electromagnéticos determinan los campos biológicos y por consiguiente la vida tal y como la conocemos. Haarp… es una terrible amenaza para el planeta y la Humanidad, tiene la capacidad de destruir países provocando toda clase de desastres llevando a estos a la hambruna y la quiebra de sus economías. Tendremos que empezar a tomar conciencia del potencial de destrucción que tienen estas armas para el ser humano, o de lo contrario el planeta junto con sus seres vivos serán sacados de su ciclo natural manteniéndonos en la más absoluta y terrorífica esclavitud.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS