Un nuevo estudio encuentra ‘el primer gigante’ Faraón del Antiguo Egipto

Un nuevo estudio encuentra ‘el primer gigante’ Faraón del Antiguo Egipto

    Según un nuevo estudio publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology, un antiguo faraón egipcio conocido como

Un TSUNAMI en Canarias a punto de OCURRIR y puede ARRASAR el MUNDO
Vivimos en un mundo ciclico
¿Cómo se comportan los espermatozoides en el espacio?

 

 
Según un nuevo estudio publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology, un antiguo faraón egipcio conocido como Sa-Nakht -que gobernó el antiguo Egipto 1000 años antes de Ramses- podría ser el primer “gigante” conocido.
 
Un nuevo estudio encuentra ‘el primer gigante’ Faraón del Antiguo Egipto
Un nuevo estudio ha encontrado cómo los supuestos restos de Sa-Nakht-un antiguo faraón egipcio, puede ser el más antiguo “gigante”conocido que ha gobernado en la antigüedad.
Un nuevo estudio realizado sobre un inusual esqueleto de 2 metros de un faraón del antiguo Egipto, ha convencido a expertos de cómo este podría ser el caso más temprano conocido de gigantismo jamás registrado. Según los registros del antiguo historiador egipcio Manethoy la Lista del Rey de TurínSa-Nakht gobernó sobre el antiguo Egipto durante 18 años
Las historias sobre los gigantes están presentes casi todo alrededor del planeta. No importa dónde miremos, desde los antiguos nórdicos y las leyendas americanas hasta la mitología griega, encontraremos evidencia de un tiempo en el que supuestamente gigantes caminaron sobre la Tierra.
La evidencia de “Gigantes” también está presente y está bien documentada en la Biblia.
Génesis 6:4 menciona a los Nefilim: 4-Los nefilim estaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios vinieron a las hijas de los hombres, y les dieron hijos. Aquellos eran los hombres poderosos que eran de edad, hombres de renombre.
Una de las primeras menciones de los gigantes en la Escritura se puede encontrar en Génesis 14:

En el año catorce, Chedorlaomer y los reyes que estaban con él vinieron y atacaron a los Rephaim en Ashteroth Karnaim, los Zuzim en Ham, los Emim en Shaveh Kiriataim y los Horitas en su montaña de Seir. . . . Entonces se volvieron hacía En Mishpat (es decir, Cades), y atacaron todo el país de los amalecitas, y también los amorreos que habitaban en Hazezón Tamar (Génesis 14: 5-7, énfasis añadido).

Y mientras que Génesis 14 no revela cómo Rephaim, Zuzim, Emim, o Amorites eran gigantes, podemos concluir esto basado en la información que se puede encontrar en otra parte.
Un nuevo estudio encuentra ‘el primer gigante’ Faraón del Antiguo Egipto
Fragmento donde se menciona al Faraón, que se encuentra en el Museo Británico
Volvamos a nuestro antiguo gigante egipcio.
Sa-Nakht o Sanakht ha permanecido un enigma para los expertos desde hace años desde la información relativa a su gobierno, cuando se hizo cargo, cuando murió y qué tipo de faraón que era, siguen siendo ambiguos. Lo que los expertos han logrado reunir a lo largo de los años proviene de unas reliquias que han sobrevivido por más de 5,000 años.
Los científicos estudiaron un esqueleto hallado en 1901 en una tumba cerca de Bet Jalaf, Medio Egipto, en el marco de una investigación sobre las momias realizada actualmente por el Instituto de Medicina Evolutiva de la Universidad de Zúrich. Hasta ahora, los restos del esqueleto eran conocidos de la Dinastía III (cerca del año 2700 aC) y probablemente perteneció a Sa-Nakht, un faraón menos conocido cuya posición en la historia de Egipto antiguo es todavía un tema de debate entre los investigadores.
Pero lo que dejó a los expertos desconcertados fue la altura de este antiguo faraón egipcio: tenía casi 2 metros de altura-1,98 m para ser exactos, superando así al gran Ramsés II, que tenía el récord como el faraón más alto con un 1.75 m de altura, que vivió más de 1,000 años después de Sa-Nakht.
Un nuevo estudio encuentra ‘el primer gigante’ Faraón del Antiguo Egipto
En la foto se encuentra el supuesto cráneo del antiguo faraón egipcio Sanakht. Crédito de la imagen: Instituto Real Antropológico de Gran Bretaña e Irlanda
Según el nuevo estudio de la Universidad de Zurich, publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology, Sa-Nakht sufría de gigantismo, una condición hormonal que resulta en crecimiento anormal y excesivo.
Aunque los esqueletos anteriores han sido diagnosticados con acromegalia y tienen una causa similar al gigantismo, la acromegalia ocurre en la edad adulta y el gigantismo en la infancia. Además, es posible que otro faraón, Akhenatón, haya sufrido de un síndrome similar, pero sólo centrado en sus extremidades.
En el estudio científico, los expertos escribieron cómo los huesos largos del esqueleto mostraban evidencia de “crecimiento exuberante”, que son “signos claros de gigantismo”.
Esto habría hecho que el faraón Sa-Nakhtfuera un verdadero gigante.
Según estudios previos, la altura promedio para los hombres alrededor de este tiempo era de aproximadamente 5 pies 6 pulgadas (1,7 m), según el coautor del estudio Michael Habicht.
Según Charles S. Myers, en el libro “Los huesos de Hen Nekht, un rey egipcio de la Tercera Dinastía“, el cráneo de Sa-Nakhtera bastante grande y espacioso. A pesar de que su índice craneal era anormalmente amplio y casi braquicefálico, las proporciones de sus largos huesos se ajustaban a la tropicalidad como las de la mayoría de los antiguos egipcios de la época.
La altura alucinante de Sa-Nakht era diferente a todo lo visto anteriormente. De hecho, era tan alto que habría dominado Ramesses II, el faraón egipcio más antiguo registrado, de alrededor de 1,75 m de altura, que gobernó el antiguo Egipto 1,000 años después de Sa-Nakht.

 

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS