Alcatraz. AP

12 de junio de 1962, tres presos se escapan de la prisión de alta seguridad en Alcatraz lanzándose al mar con ayuda de una balsa. Los cuerpos de Clarence Anglin, John Anglin y Frank Morris nunca se hallaron, y el FBI los da por muertos oficialmente. 55 años después, una carta podría cambiar la historia.

John Anglin. Wikimedia Commons

Lo que ocurrió a comienzos de la década de los 60 se convirtió en muy poco tiempo en una leyenda, un mito, ¿habrían logrado sobrevivir estos tres hombres que burlaron la seguridad de la “cárcel más segura” del planeta?

Clarence Anglin. Wikimedia Commons

Su historia acabó convirtiéndose en el clásico protagonizado por Clint Eastwood en el cine, Escape de Alcatraz, aunque no sería la única producción al respecto. Fuera del séptimo arte, las teorías sobre el éxito de la mítica fuga han abundado. Sin ir más lejos, hace unos años se lanzó un estudio que probaba que la fuga de Alcatraz sí que pudo haber tenido éxito, aunque bajo unas circunstancias y a una hora muy concretas.

Sea como fuere, una carta que ha hecho pública el FBI hace unas horas podría reabrir el caso más famoso de la historia carcelaria en Estados Unidos. La misiva, firmada supuestamente por John Anglin y en manos del FBI desde hace un tiempo, viene a ser una carta de arrepentimiento. El hombre dice encontrarse muy enfermo (cáncer) y necesita recibir atención médica. Esto es lo que dice la carta:

Me llamo John Anglin. Me escapé de Alcatraz en junio de 1962 con mi hermano Clarence y Frank Morris. Ahora tengo 83 años y estoy en muy mal estado. Tengo cáncer. Y sí, todos pudimos escapar aquella noche, aunque por muy poco. Si anuncian en televisión que iré a prisión por no más de un año y que tendré atención médica, entonces les escribiré de nuevo y les dejaré saber el lugar exacto donde estoy. No es una broma.

Imagen: Wikimedia Commons

Al parecer, durante este tiempo el FBI examinó la carta en busca de huellas dactilares, ADN y el tipo de escritura, pero los resultados no fueron concluyentes. La agencia no las tiene todas consigo, y aunque siguen siendo escépticos de que el trío sobreviviera a la fuga, la carta abre un gran interrogante. ¿Y si era verdad que alguien logró huir?

La carta que se ha hecho pública. KPIX

Alcatraz comenzó su vida como una fortaleza militar y prisión en la década de 1850, y mantuvo desertores unionistas y simpatizantes confederados durante la guerra civil. Luego fue adquirida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en 1933 y se abrió como una penitenciaría en 1934. En muy poco tiempo se convirtió en el hogar de algunos de los criminales más infames en la historia del país, gente como Al Capone o el mafioso Whitey Bulger.

La celda de la que escaparon. Wikimedia Commons

Sin embargo, y contrariamente a la percepción popular, la instalación no era explícitamente un depósito para los criminales más peligrosos. Alcatraz se usó más como un destino para los reclusos más problemáticos en el sistema correccional, aquellos que causaban peleas con frecuencia o habían tratado de huir en repetidas ocasiones.

Dicho esto, la fuga de 1962 ayudó a acelerar el cierre de la prisión en 1963, ya que provocó una investigación que arrojó luz sobre el mantenimiento en curso y los problemas estructurales en el complejo. Alcatraz hoy es un museo y una gran atracción turística, aunque una carta reabre el viejo mito que puede acabar con el último de sus reclamos, la cárcel inexpugnable, quizás no lo fue tanto