El esqueleto humano se hizo más ligero hace menos de 12.000 años

El esqueleto humano se hizo más ligero hace menos de 12.000 años

Los esqueletos humanos modernos evolucionaron en su forma ligera hace relativamente poco tiempo, después del inicio del Holoceno hace unos 12.000 años

Desde Thule Hasta Shamballa
Físico y ex consultor de la NASA habla sobre «estructuras extraterrestres en la Luna»
Pentágono: Rusia crea armas laser para atacar satélites de EEUU
Los esqueletos humanos modernos evolucionaron en su forma ligera hace relativamente poco tiempo, después del inicio del Holoceno hace unos 12.000 años e, incluso, más recientemente.El trabajo, basado en imágenes de alta resolución de las articulaciones de los huesos de los humanos modernos y los chimpancés, así como de fósiles de especies extintas, muestra que durante millones de años nuestros ancestros tuvieron alta densidad ósea, hasta que un cambio hacia una vida más sedentaria habría originado un descenso dramático de esta característica. Publicado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences, los resultados de este trabajo revelan una mayor disminución en la densidad de las extremidades inferiores que en la de los miembros superiores, lo que sugiere que la transformación puede estar ligada a un cambio de los seres humanos a partir de un estilo de vida de caza y recolección a uno de agricultura sedentaria. «A pesar de siglos de investigación sobre el esqueleto humano, éste es el primer estudio que muestra que el esqueleto humano tiene una densidad sustancialmente menor en las articulaciones que en todo el esqueleto, incluso en los antiguos agricultores que trabajaban activamente la tierra», señala Brian Richmond, autor del estudio, curador en la División de Antropología del Museo Americano de Historia Natural y profesor de investigación en la Universidad George Washington, Estados Unidos. En comparación con los parientes vivos más cercanos, los chimpancés, así como a nuestros antepasados humanos extintos, los humanos son los únicos que tienen un tamaño corporal ampliado y superficies articulares en las extremidades inferiores en combinación con un esqueleto relativamente ligero. Pero hasta ahora, los científicos no sabían que las articulaciones óseas humanas son significativamente menos densas en comparación con las de otros animales o cuándo durante la evolución humana apareció por primera vez esta característica única. Content Protection by DMCA.com

COMMENTS