De existir, ¿cómo se vería realmente la vida extraterrestre?

De existir, ¿cómo se vería realmente la vida extraterrestre?

    Vida extraterrestre ¿Estamos solos en el Universo? Esta es una pregunta que ha fascinado a la humanidad desde que

La ‘teoría del zoológico’ puede explicar la falta de visitantes extraterrestres
EE.UU.: Estado de Florida aprueba un stand del Templo Satánico para su Capitolio
Pescadores de Filipinas pescan un extraño pez con extraños símbolos en el cuerpo

 

 

de existir ¿como se veria realmente la vida extraterrestre - De existir, ¿cómo se vería realmente la vida extraterrestre?

Vida extraterrestre

¿Estamos solos en el Universo?

Esta es una pregunta que ha fascinado a la humanidad desde que sabemos qué es el Universo y somos conscientes de que esencialmente los demás planetas (y trillones de otros posibles planetas) no son diferentes a la Tierra.

Pero, por más que queramos creer lo contrario, lo cierto es que por ahora no tenemos ninguna prueba de que exista vida en otro planeta. Hay pruebas circunstanciales (la simple cantidad de planetas es una) y el hecho de que existamos indica que al menos es posible, pero no tenemos manera de saber si es seguro o no.

En general, la búsqueda de otras formas de vida toma tres caminos diferentes: vida microscópica, vida “compleja” multicelular, y vida inteligente. En el artículo de hoy hablaremos sobre qué formas podría tener esta vida de acuerdo con lo que sabemos.

“Vida como la conocemos”

Una aclaración importante es que estamos en busca de vida “tal y como la conocemos”.

Definir la vida es difícil. En general, se habla de “vida” como “procesos biológicos que se pueden replicar a sí mismos y mantienen condiciones internas de equilibrio”. Esto significa que una bacteria, por ejemplo, al mantener su equilibrio interno pese a los cambios externos y reproducirse, ya está “viva”. Una piedra no mantiene su equilibrio interno ni puede replicarse, por lo que no está viva.

En este sentido, procesos que no entendemos (como lo que pasa en la mitad de un agujero negro) o que son naturalmente caóticos (como el interior de las estrellas) ni siquiera se consideran viables para la búsqueda de “vida”. Eventualmente, es posible que de formas desconocidas los átomos en medio del sol se unan para generar algún tipo de conciencia, no lo sabemos. Pero no lo buscamos porque incluso si lo encontráramos no tendríamos cómo darnos cuenta.

de existir ¿como se veria realmente la vida extraterrestre - De existir, ¿cómo se vería realmente la vida extraterrestre?

Así mismo, la vida terrestre está basada en complejas estructuras moleculares que cumplen funciones “físicas” en el mantenimiento del mencionado equilibrio. Dichas estructuras moleculares dependen de un entorno líquido altamente solvente en el cual las sustancias puedan diluirse, mezclarse y separarse. Si bien es posible que otras sustancias tengan estas propiedades, el agua, por su altísima abundancia en el universo, es la gran favorita, y ahora siempre que buscamos vida, lo que en verdad buscamos es agua. No se conoce ni se puede imaginar “vida como la conocemos” basada en un gas o un sólido, ha necesariamente de ser un líquido.

Dicho esto, hablemos de la vida extraterrestre. ¿Qué formas podría tener?

Vida microscópica

La vida terrestre funciona como una especie de “asociación” de diminutos organismos (células, que evolucionaron de pequeñas bacterias). Quizás aquí es donde más nos falta la imaginación, pues siempre pensamos en la vida extraterrestre funcionando de la misma manera. Es decir, nada de “superorganismos” en los que una parte no solo funciones sino sea como un todo.

La vida microscópica terrestre funciona a base de carbono. Esto significa que utiliza el elemento carbono (que puede formar moléculas muy simples y otras muy complejas con facilidad) como la base de sus estructuras: las proteínas, las grasas, los azúcares, todo es a base de carbono.

¿Por qué carbono? Bueno, es abundante, y al tener cuatro electrones disponibles puede generar la mayor cantidad de enlaces, facilitando la creación de moléculas complejas. Sin embargo, no es el único elemento con estas características. En particular se habla del Silicio como una alternativa viable, y es posible que en un mundo con más silicio la vida esté basada en éste, y no en carbono.

¿Y cómo se vería la vida basada en silicio? Bueno, de ser sinceros no lo sabemos, pero todos creen que a nivel microscópico sería más o menos parecida. Aquí nos encontramos en uno de esos campos del que no sabemos realmente mucho, y como solo tenemos un ejemplo (la vida terrestre) pues tampoco podemos decir mucho que digamos.

de existir ¿como se veria realmente la vida extraterrestre 1 - De existir, ¿cómo se vería realmente la vida extraterrestre?

Vida compleja multicelular

Aquí la cosa se vuelve un poco más interesante.

Verán, es posible determinar algo de las criaturas complejas aún cuando no conozcamos sus bases químicas. Esto se debe a que estas criaturas, de evolucionar en terrenos semejantes a nuestro planeta, habrán necesariamente de enfrentar presiones semejantes. Y el estudio de la evolución en la Tierra indica sin lugar a dudas que ante circunstancias semejantes se adoptan estrategias semejantes.

Hay dos ejemplos muy claros. El primero es el agua: todos los animales que habitan en los océanos tienen un cuerpo hidrodinámico capaz de atravesar el agua con facilidad. Ballenas, tiburones y los antiguos mosasauros, todos comparten ciertas características fundamentales, aunque difieran en los detalles.

El segundo es el aire. El vuelo ha evolucionado 4 veces en la historia de la Tierra y las 4 han sido más o menos semejantes. Insectos, aves, murciélagos y pterosaurios, todos tienen alas, poderosos músculos en la mitad del cuerpo y cuerpos alargados y delgados (a excepción de las alas, claro). Las estrategias difieren en los detalles, pero no se pueden negar las semejanzas.

En general a esto se le llama evolución convergente y nos indica ciertos detalles que cualquier ser en un planeta semejante a la tierra (es decir, más o menos del mismo tamaño y con la misma gravedad). Y ¿qué podemos concluir?

Bueno. Primero, los ojos y oídos son una necesidad. La capacidad de detectar radiación y vibraciones en el suelo, el agua o el aire son tan importantes que han evolucionado muchas veces por separado en la Tierra. Independientemente de sus características o ubicación, las especies complejas de otro planeta muy seguramente tendrán ojos, oídos y algún mecanismo de movimiento basado en partes móviles y flexibles o articuladas (es decir, patas).

Pero más importante, estos seres requerirán un centro de procesamiento de la información sensorial. El cerebro podría ser semejante al nuestro o podría ser muy diferente, pero en cualquier caso existirá. Y lo que es más importante: por motivos de eficiencia, es probable que este centro del procesamiento de información se encuentre cerca de los ojos y oídos, es decir, que haya algo semejante a la “cabeza”.

Por último, la Tierra parece indicarnos que hay una presión muy fuerte a favor de la simetría. Todos los animales complejos son simétricos. Es probable entonces que los extraterrestres lo sean también.

Eso es todo lo que podemos saber. Es menos de lo que nos gustaría, pero da algunos planteamientos básicos sobre el funcionamiento de estos posibles extraterrestres. Noten que animales como el pulpo o el calamar, dramáticamente diferentes a nosotros, cumplen todas estas características.

Vida inteligente

Y bueno, ¿si se tratase de vida inteligente?

Estamos, en este caso, buscando una especie que sea equivalente a nosotros aquí en la Tierra, es decir, que haya modificado sus ecosistemas y construido mecanismos de manipulación y acumulación de energía. En otras palabras, una civilización tecnológica.

Las condiciones para tener una civilización tecnológica incluyen la posibilidad de manipular elementos (es decir, dedos, manos, tentáculos, pero algo que tenga dexteridad), un cerebro u centro equivalente capaz de procesar información, y una estructura que proteja este cerebro (llámese piel, exoesqueleto, etc.).

de existir ¿como se veria realmente la vida extraterrestre 2 - De existir, ¿cómo se vería realmente la vida extraterrestre?

Más allá de esto, el asunto ya se pone nebuloso. No sabemos qué metabolismo tendría un ser de este tipo, cuantos apéndices, o cómo funcionen sus órganos sensoriales. Sabemos que posiblemente los tendrían, pero no más.

Humanoides

En la Ciencia Ficción lo más normal es encontrar alienígenas semejantes a los humanos, con dos piernas, dos brazos y una cabeza. En realidad esto sería una coincidencia impresionante, y lo natural es que los alienígenas hayan evolucionado de formas muy distintas y llegado a resultados muy diferentes.

Sin embargo, los efectos especiales son muy costosos y teniendo en cuenta que la mayor parte de los papeles son actuados por actores humanos con maquillajes, el usar humanoides es mucho más barato. Por esta razón, es poco probable que esto cambie en algún momento del futuro.

¿Y de otros entornos?

Convenientemente, esta respuesta trabajó entornos semejantes al terrestre: planetas rocosos con océanos líquidos (posiblemente de agua) y una estrella con una potencia semejante a la de nuestro sol. Pero ¿y en escenarios diferentes?

El asunto es incomprensible. Algunos científicos, por ejemplo, argumentan que dado que la mayor parte de la masa de nuestro universo está dado por la llamada “materia oscura” entonces es natural que allá es donde haya más extraterrestres. Y de ser así… podría ser que ni siquiera podamos verlos, o ellos a nosotros.

Ahora, ¿cómo sería la vida en Júpiter? Una vez más, es imposible saberlo. Con un metabolismo adaptado a los océanos de hidrógeno a altísima presión en este planeta, mecanismos móviles que ni siquiera imaginamos y adaptados a captar “sonidos” y “luces” muy diferentes a nosotros.

Y ni siquiera hablemos de pensar en una tecnología basada en este ecosistema. ¿Cómo desarrollar la electricidad? ¿Seguirían un camino semejante al nuestro, o sería completamente diferente?

No es casual que los seres humanos busquemos vida en entornos semejantes al nuestro: al hacerlo así, sabríamos exactamente qué es lo que debemos ver.

Y por cierto, el ejemplo de Júpiter no fue casual. Hay un cuento de Isaac Asimov (el gran escritor de Ciencia Ficción) en el que trata un contacto entre una evolucionada especie humana, que ha colonizado gran parte del Sistema Solar, y una nueva civilización en Júpiter que parece estar buscando una guerra. Pese a sus esfuerzos, les es imposible determinar la naturaleza, tecnología o tipo de vida de dicha civilización. El cuento, por si quieren leerlo, se llama “No tan definitivo”.

    

COMMENTS