LA ESTRUCTURA SUBTERRÁNEA INMENSA DE ROCKWALL

LA ESTRUCTURA SUBTERRÁNEA INMENSA DE ROCKWALL

Encuentros reales con la entidad llamada La Parca
Hay poderes ocultos que encubren la actividad ovni?
Farmacéutica Aspen planeaba destruir medicamentos contra el Cáncer para aumentar su precio en 4,000%


Rockwall podría convertirse en la primera prueba concreta de la existencia de una antigua civilización muy avanzada.
La inmensa estructura descubierta está enterrada en Rockwall, un pequeño pueblo de Texas, abarca un diámetro de cerca de 20 kilómetros cuadrados, se hunde en la tierra por cerca de siete plantas en las que podría datar de hace unos 20 millones de años. La lluvia, la vegetación, y las modificaciones del terreno actuales la han cubierto completamente.
«Cuando veo esto, dice Mark Russo, concejal del condado, pienso que entro en un jardín secreto. Este lugar te transporta a otro tiempo en un segundo.»
¿Quién podría construir un edificio tan complejo y tan viejo? En 1850, un extraño muro de piedra se encontró en un pueblo no muy lejos de Dallas, Texas. La estructura dio su nombre a lo que hoy es la ciudad de Rockwall (muro de piedra).
Los lugareños están convencidos de que estos son los restos de una perdida civilización antigua. Algunos geólogos creen que se trata de una extraña estructura natural, donde ‘extraño’ es un adjetivo usado cuando falta una teoría válida o el mecanismo con el que fue creado.
De hecho, la inmensa pared de roca tiene características que sugieren que se trata de una obra de origen artificial, hecha hace más de 20 mil años. Se desarrolla en una estructura rectangular con los lados más cortos, de aproximadamente 3,5 kilómetros de longitud, y los lados más largos aproximadamente 5,6 km de largo.
Los primeros pobladores que llegaron a la zona para establecer una comunidad agrícola fueron tres familias: los Wade, los Boydston y los Stevenson. En 1852, la familia Wade comenzó a construir su casa en el este del valle del río Trinity. Durante la excavación del pozo de la finca, el Sr. Wade descubrió una pared de roca que se extendía por varios metros bajo la superficie del suelo.
Parece que las tres familias estaban en desacuerdo unos con otros porque cada uno quería dar el nombre de su familia a los nuevos territorios colonizados. Pero después de descubrir la pared de roca, decidieron por unanimidad nombrar a la colonia ‘Rockwall’, suavizando sus diferencias.

Según la información recogida por Mary Pattie (Wade) Gibson, sobrina del jefe de la familia de Wade, y fundadora de la hoy Fundación Histórica del Condado de Rockwall: otras excavaciones llevadas a cabo por su abuelo y otros hombres sacaron a la luz una serie de cubículos o salas en las que se podía fácilmente caminar. Un largo pasillo parecía subir una colina, como si se tratara de un camino que termina en una plaza. El techo de la sala fue descrito con fuertes pendientes (como un techo abovedado, muy similares a las construidas por los mayas).
El abuelo de Mary Pattie descubrió que la pared se extendía hacia abajo,  durante más de doce metros, tenía curvas interiores y se convirtió en mucho más gruesa. Se veía como un arbotante, un efecto que se utiliza para apoyar las estructuras de gran prestigio e implica una organización y el transporte de material.
Información adicional proporcionada por la hija del difunto Sr. DeWeese, uno de los primeros colonos de Rockwall, quien describió una puerta con una piedra en forma diagonal en la pared en la residencia de Wade (ver más abajo). Esta porción de la pared estuvo abierta a los visitantes desde 1936 hasta finales de 1940 (los dueños vendieron un derecho de entrada), y luego se cerró por las condiciones estructurales peligrosas en el nivel de estabilidad.

Viernes, 28 de mayo 1886, la edición de un periódico local en el condado de Rockwall informó sobre el descubrimiento de artefactos en las inmediaciones de las excavaciones y extraños cráneos gigantes:
«La mayor sorpresa para recordar esta semana es el descubrimiento de un cráneo humano fosilizado. El sábado, Ben Burton desenterró con su arado lo que parece ser un cráneo gigante. Los ojos eran tan grandes como un recipiente de dos litros.
El descubrimiento muestra que esta región fue una vez habitada por una raza de personas que serían realmente asombrosas hoy en día. El Dr. Wiggins estima que el cráneo de un antediluviano gigante puede valer por lo menos 1000 sterlinas. Cualquier persona que quiera ver el cráneo puede comunicarse con el Sr. Burton, que lo pone a disposición de cualquier inspección «.
El 4 de junio 1886, el mismo periódico lanza otra noticia:
«Las maravillas nunca cesan. Apenas se supo del descubrimiento del cráneo gigante del señor Burton, una gran multitud se ha movilizado hacia la propiedad del Sr. Grier para escuchar el sonido metálico contra el fondo de un pozo excavado en sus tierras. Después de quitar la tierra, la excavación descubrió una habitación enorme, con el techo sostenido por columnas de mármol negro, cuyos lados brillaban a la luz de la lámpara de aceite «.
En el total desinterés de los geólogos y arqueólogos, durante los últimos 100 años algunas investigaciones se han llevado a cabo por los habitantes de la región, interesados en la comprensión de si la estructura es de origen natural o artificial. En 1949, el Sr. Sanders, de Fort Worth, Texas, hizo una excavación en las proximidades de la pared principal. La eliminación de la tierra trajo a la luz cuatro grandes piedras con un peso aproximado de dos toneladas en la que se han encontrado inscripciones que parecen ser pictogramas.
El 05 de noviembre 1967 Frank X. Tolbert cavando en su granja, justo al este de la ciudad de Rockwall, encontró el lado de un muro de mampostería en el que parecía sobresalir un arco sobre una puerta o ventana.
Uno de los anillos de metal incrustrados en la piedra
A principios de los años 70 se descubrió un par de anillos de metal curiosos clavados en la piedra. Los anillos tienen respectivamente un diámetro de 15 y 30 centímetros aproximadamente. Éstos prácticamente se incorporan dentro de las piedras que componen la pieza. Se analizaron los anillos y la composición resultante era una aleación de estaño, titanio y hierro. Ningún investigador, en este momento, es capaz de proporcionar una explicación de cómo llegaron allí, los dos anillos.
UNA EXTRAÑA FALTA DE INTERÉS
Aunque la estructura es accesible a prácticamente cualquier persona y el descubrimiento parece muy interesante, por alguna razón no clara, el sitio no interesa a los científicos. Por supuesto, ello plantea algunas preguntas importantes: ¿es una pared natural o artificial? ¿Hay un enorme sitio arqueológico bajo el estado de Texas? ¿Se trata de los restos de una antigua civilización perdida? O bien, ¿se trata simplemente de otra maravilla natural típico de los territorios de América del Norte? ¿Por qué nadie se toma el tiempo para responder a estas preguntas de manera definitiva?
«El muro expuesto es bastante espectacular cuando lo ves por primera vez«, dice Randall Moir, un arqueólogo de Dallas, uno de los pocos científicos que acudieron al lugar. «Para determinar su origen, génesis y edad ofrece una serie de interesantes oportunidades de investigación que sin duda puede mejorar nuestra comprensión de este tipo de fenómenos. El factor decisivo, sin embargo, es que los geólogos en realidad no conocen los procesos precisos que pueden conducir a una formación de este tipo, por lo que un estudio sistemático y detallado sería apropiado, incluso si es sólo un fenómeno natural «.
Pero también hay quienes creen que la estructura de Rockwall podrían ser los restos de algún tiempo desconocida civilización antigua. Y si es así, ¿quiénes eran los hombres que la construyeron y con qué propósito? ¿Podría ser la confirmación, junto con los esqueletos encontrados en Wisconsin, de que América del Norte fue una vez habitada por una raza de gigantes? ¿Y quiénes eran ellos?

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS