Tiranosaurios Vivos En Australia.

Tiranosaurios Vivos En Australia.

  Una de las supuestas criaturas míticas más extraordinarias de Australia es el Burrunjor, un oscuro terror que recorre las historias de l

Mohenjo-Daro: ¿Una antigua ciudad destruida por un ataque nuclear hace miles de años?
Misteriosa criatura capturada en Shenzhen China
Periódico irlandés revela una mano espeluznante en una vieja fotografía

 

Tiranosaurios Vivos En Australia.

Una de las supuestas criaturas míticas más extraordinarias de Australia es el Burrunjor, un oscuro terror que recorre las historias de los pueblos aborígenes de la Tierra de Arnhem. Al menos eso es lo que dice uno de los más controvertidos investigadores de la criptozoología: Rex Gilroy. En efecto, tan sólo un puñado de relatos de aborígenes y de presuntos testigos occidentales, además de moldes de enormes pisadas, constituyen toda la evidencia recogida por el mencionado investigador. Según su reconstrucción de los relatos el monstruo recuerda alguna especie de terópodo prehistórico, incluso un tiranosaurio, cuestión que ha desatado un pequeño terremoto en la comunidad criptozoológica.
Tiranosaurios Vivos En Australia..
De todas las presuntas criaturas míticas con visos de convertirse en seres de carne y hueso, las más elusivas e improbables son las que recuerdan a dinosaurios o dragones. Todo investigador de lo desconocido sueña con encontrar una especie de “Mundo Perdido” donde viva algún dinosaurio sobreviviente de los tiempos cretácicos o jurásicos. Pero lo cierto es que tales mitos continúan siendo precisamente eso, mitos, y nada en concreto ha surgido después de décadas de búsquedas infructuosas. Lo interesante de este fenómeno es que parece existir un recuerdo inconsciente en la mayoría de los pueblos en todos los continentes. Un recuerdo que los hace crear una y otra vez historias sobre gigantescos reptiles que producen terror y fascinación. Quizá se trate de una suerte de recuerdo genético que proviene de nuestro pasado animal, cuando éramos lémures o zarigüeyas escapando de las patas y los dientes de los dinosaurios que dominaban la Tierra. O quizá se describan criaturas que aún viven realmente en remotos lugares del planeta.Tiranosaurios Vivos En Australia.Tiranosaurios Vivos En Australia.Tiranosaurios Vivos En Australia.De
Relatos sobre el Burrunjor aparecen en el libro de Rex y Heather Gilroy “Fuera del Tiempo del Sueño. La búsqueda de animales desconocidos de Australasia”. Una antigua tradición de las tribus de la zona del lago Alexandrina contaba sobre un cazador llamado Wyungare que intentó lancear a la criatura pero fué muerto por ella. El primero de los relatos recientes data de 1922. Un testigo aseguró haber visto un enorme lagarto bípedo al norte de Cloncurry, que movía la cola de lado a lado al caminar, igual que un cocodrilo. Un nuevo relato se sitúa en 1950. Se narra cómo un grupo de ganaderos siguieron una pista dejada por una bestia enorme en la región de Burketown. El animal habría mutilado varios vacunos. La pista se perdió en un área pantanosa. Dos hombres se internaron en la región y uno de ellos dijo haber avistado un enorme animal de casi 30 pies en la espesa jungla. La búsqueda se dió por concluída de inmediato. Ese mismo año un cazador de búfalos llamado Jack Peckham dijo haber visto huellas de tres dedos de 38 cm., de un gran reptil en Arnhem. En 1957 hubo un nuevo incidente cerca del río Mc Arthur. Unas cincuenta cabezas de ganado entraron en pánico repentinamente en la noche. Un ganadero galopó hacia el río y pudo escuchar un fuerte gruñido y bufido a la vez que veía un enorme animal escabulirse en la jungla. Al amanecer se hallaron restos de vacunos medio devorados.
En 1960 se registra un avistamiento de tres rastros de animales enormes en Alice Springs y Mount Isa. Un nuevo relato es ubicado cronológicamente en 1961. El testigo es llamado Jhonny Mathews, quien asegura haber visto una criatura bípeda de 25 pies de largo (algo más de 7 metros) moviéndose entre los matorrales en Lagoon Creek. Ese mismo año unos cazadores de canguros reportaron haber visto un lagarto bípedo muy oscuro de 8 metros al norte de Mount Isa durante una tormenta de polvo. En 1970 dos testigos, Jack y Jane Mulholland, dicen ver un monstruo enorme (unos 20 pies), “de piel moteada”, parecido a un tiranosaurio, en Floraville. En 1977 una pareja de aborígenes describen un animal similar de color gris que dicen haber visto en el distrito Normanton comiendose un búfalo.
Luego, en 1978, se cuenta que un policía y dos aborígenes se encontraban buscando a un conductor de autobús llamado Bryan Clark, que se había perdido en la zona desértica de Urapunji, cuando los despertó de noche una suerte de impactos de pisada producidas por el avance de algún enorme animal. El incidente hizo que se abandonara inmediatamente la búsqueda. Por su parte Clark, que consiguió regresar tras tres días de dar vueltas en el desierto, informó que había oído el resoplido y gruñido de un gran animal desconocido.Tiranosaurios Vivos En Australia.

En 1979 pescadores aborígenes descubren grandes huellas de tres dedos al norte de Burketown. En 1980 Max Field encuentra cincuenta huellas en el distrito Kamuna. Tenían la particularidad de que el dedo interior medía 37 cm. y los exteriores 10 centímetros. Ese mismo año un ganadero llamado Charles Waterman dijo haber visto un animal bípedo de 20 metros huyendo con una vaca en sus mandíbulas. Se organizó una partida de 20 hombres con perros para batir la jungla, pero los animales se negaron a ir más allá de un río donde se veían rastros de grandes reptiles. En 1982 se informa del avistamiento de una criatura de color negruzco en Arnhem oriental pero de tamaño similar a un humano, mucho menor de lo habitual en las demás descripciones (quizá se trate de un individuo jóven). Ese año una entrevista hecha a Allan Richie revelaba detalles sobre la criatura que los aborígenes decían que aún vivía en selvas remotas del Norte australiano. El explorador hacía hincapié en el hecho de que los indígenas y los caballos evitaban los sitios donde tradicionalmente se dice vive el Burrunjor.Tiranosaurios Vivos En Australia.
En 1984 aparecieron huellas en Narooma, Nueva Gales del Sur, atribuídas al Burrunjor, de las que Gilroy hizo moldes de yeso. El último avistamiento documentado dataría de 1985, cuando Greg Askey y su familia avistaron dos seres bípedos de color marrón grisáceo y 20 metros de altura desplazándose en la llanura, desde un automóvil cuando se dirigían a Roper River Mission.
Gilroy ha registrado relatos indígenas sobre las criaturas llamadas Burrunjor y Kooleen y ha concluído que se trata de un mismo ser. El Kooleen es descripto como un humano con cola de reptil y escamas. Los avistamientos y relatos sobre el Kooleen se circunscriben al área de Victoria. Si bien parece ser de menor tamaño, coloración verde, cola más corta y complexión delgada, podría tratarse de un Burrunjor más pequeño según cree Gilroy.
Las tradiciones australianas recogidas por Gilroy mencionan una serie de criaturas similares a dinosaurios que habitaban los territorios del Norte australiano antes de que comenzara la desertificación. Las mismas leyendas aborígenes consideran a esas criaturas como extinguidas debido a la desaparición de sus hábitats, que comenzó hace 40.000 años con la llegada misma del ser humano. Al parecer la multiplicación de los incendios, producto de la acción humana, impactó negativamente en los ecosistemas australianos. El fenómeno está bien documentado geológicamente.
Además del Burrunjor y el Kooleen, animales parecidos a dinosaurios carnívoros bípedos, son descriptas unas criaturas parecidas a saurópodos. Eran llamadas Kulta, Myndie, Wanambi e Ipilya, y se las describía como una serpiente gigante de los pantanos de la región de Victoria, consumidora de vegetales, que además poseía un voluminoso cuerpo sostenido por cuatro gruesas patas. Todas las referencias a estas criaturas son legendarias, pero no dejan de ser interesantes. De las pocas versiones actuales sobre avistamientos de estas criaturas se cita el relato del convicto fugado en 1803 y que convivió 32 años con indígenas Wathaurung en la región de Victoria, William Buckley, el cual afirma haberse topado con un animal extraño en el lago Moodewarri (“Vida y Aventuras de William Buckley”, de John Morgan, 1852). Si bien dice que se trataba de un Bunyip, ser que habitaría también en el río de Barwon según Buckley, la descripción es bastante difusa.
Los relatos aborígenes decían, respecto al Kulta, que era enorme, que tenía una cabeza pequeña al final de un largo cuello, que arrastraba la cola puntiaguda detrás de el y que la tierra temblaba bajo sus pies. Habitante de los pantanos, se cuenta que murió cuando la tierra comenzó a convertirse en desierto.
Sobre el Ipilya, los relatos proceden de las tribus de Groote Eylandt, en el Golfo de Carpentaria. Se lo describe como una gran salamandra que vivía en el pantano Numarika. En la tradición aborígen el Ipilya aparece asociado a los monzones.
El Myndie aparece en las tradiciones de los aborígenes de la zona de Melbourne. Se dice que vivía en la región de Burkerbunnel, a orillas del río Neelcunnun, y se lo describe como un gigantesco ser de largos cuello y cola. Se cuenta que emitía silbidos, que su lengua era bífida como en los lagartos y serpientes y que era capaz de escupir veneno. Este detalle le da al Myndie algunas características típicas de los varanos. Sin embargo se dice que se alimentaba de vegetales. Fialmente el Wanambi, habitante del Norte australiano, es descripto como una enorme serpiente, a veces con patas, similar a los anteriores. Sin embargo tiene la característica de poseer una especie de crin a lo largo de la espalda, y también es descripto como un ser de colores variados y llamativos.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status