Ashor: el guerrero que venció la muerte

Ashor: el guerrero que venció la muerte

    El caballero negro Entre los nobles caballeros de la Europa medieval, donde morir por la espada y justas causas era u

Leyenda: “La hija de la luna”
Las expediciones de los faraones egipcios al mítico país de Punt
La leyenda del mausoleo Courtoy, la tumba victoriana sin llave que oculta una supuesta máquina del tiempo

 

 

Ashor: el guerrero que venció la muerte

El caballero negro

Entre los nobles caballeros de la Europa medieval, donde morir por la espada y justas causas era un honor; existió un grupo de guerreros conocidos como los caballeros negros: valientes hombres que se dedicaban a combatir las injusticias del mundo y el abuso de poder que los gobernantes muchas veces cometían. Es aquí, donde vengo a narrarles la historia de Ashor.

Se cuenta que entre los siglos XIII y XIV, vivió un tenaz guerrero conocido como Ashor. Sus batallas e historias eran tan épicas que muchas veces la gente de su misma época llegó a dudar de su misma existencia. Se sabía que donde Ashor apuntará su espada, esa persona inevitablemente moriría pero era una muerte que se justificaba en los actos que hubiera realizado el condenado.

Ashor tenía claro que, un monarca justo era aquél que velara por los intereses de su pueblo y por su bienestar, que sabía  que era necesario ser ecuánime pero a la vez duro. La gente que oía los rumores de sus logros, tenía esperanza de que un día Ashor vendría en su montura listo para librarlos de la opresión, fue por esa razón que muchas de sus historias empezaron a ser prohibidas o en el peor de los casos borradas de los libros en los que se registraban.

El día en que la balanza jamás se movió

Una de las leyendas por las que es conocido éste caballero, es del día en que realizó su última misión. Un día le llegó de encomienda a Ashor, una invitación por parte de un buen Rey de que fuera a su castillo para hablar sobre un peligro que acontecía en su pueblo.

A pesar de, que en ese tiempo Ashor ya era demasiado mayor demostró que las habilidades seguían intactas y esa misma noche que llegó al castillo pudo infiltrarse sin ninguna dificultad y llegar hasta los aposentos del monarca, quien en esos instantes dormía.

Sorprendido el Rey, por la intromisión del caballero, le contó que un gobernante vecino estaba cometiendo delitos no solo contra los de su propio pueblo sino contra la gente de sus propias tierras y era esa la razón por la que solicitaba sus servicios.

Ashor, escuchó pacientemente la historia y con solemnidad dijo lo siguiente: “Iré a investigar, y si de verdad aquel rey ha cometido alguna falla le daré un justo castigo pero si has sido tú el que ha mentido vendré a cobrarme tu vida.”

El buen rey aceptó la  condición y despidió al caballero, quien sin perder tiempo se marchó al reino vecino, en el que descubrió con horror cientos de atrocidades que había cometido el monarca.  La hambruna asolaba las viviendas de los más pobres y los débiles e indefensos eran las presas favoritas de los ambiciosos.

También en las pesquisas que había realizado con anterioridad, Ashor descubrió que el rey malvado tenía en los calabozos, encerrado, a un buen sacerdote,quien se había opuesto a los maltratos del rey y ahora estaba pagando prisión.

Ashor: el guerrero que venció la muerte

Ya con la mente clara, Ashor ejecutó al cruel monarca y fue a prisión a rescatar al sacerdote. Esa decisión, aunque fuera noble, fue un error debido a que el clérigo ya no podía desplazarse con rapidez debido a las torturas que había sido sometido.

No obstante, terco como era, Ashor se echó al hombro al  sacerdote y huyeron, pero como era de esperar fueron perseguidos y en la huida el Caballero fue herido. Ya presintiendo que la muerte vendría pronto a reclamarlo, Ashor montó al sacerdote a su montura y lo instó a que huyera sin él.

Agotado y cansado por la pérdida de  sangre,  Ashor recostó su cuerpo al lado de un tronco y espero su último aliento. Fueron minutos, pero para el moribundo fueron horas en las que evaluó cada aspecto de su vida y cuando se encontraba sumergido en sus pensamientos, un demonio y un ángel hicieron acto de presencia.

Cada uno de esos dos seres reclamaba el alma de Ashor para sí. Sin embargo, una tercera entidad  apareció, un ser que estaba cubierto por una túnica negra y del cual no se distinguía ni su rostro ni sus extremidades, era Il Separatio Anonymvs, un ser que era superior al bien o al mal, un ser neutral, quien le dijo a los presentes: “Has hecho tanto bien como mal, por lo tanto, ninguno de los dos lados puede reclamar tu alma, me pertenece a mí.”

Ashor: el guerrero que venció la muerte

Ángel y demonio, entendieron lo que sucedía y desaparecieron, además como si nunca hubiera sucedido, las heridas del  Caballero se curaron y el ser neutral le dijo a Ashor: “Ya no eres parte del sistema, estás fuera de él, sobre él, y ahora puedes hacer lo que tú quieras, vivir tanto como te lo permitas y viajar a donde te plazca.”

También le dijo que cuando se aburriera de su vida inmortal lo volviera a llamar y le enfatizó que sus acciones ya no afectarían más al mundo, podría hacer tanto el bien como el mal. Se cuenta que Ashor aceptó su destino y decidió hacer el bien sin importar que sus acciones ya no afectaran su vida.

Ese día la balanza no se movió ni para el lado del bien o mal, pero Ashor tenía claro que ahora con su inmortalidad podía proveer la justicia que era tan necesaria para el mundo, es por eso que su historia se convirtió en el arquetipo ideal para los caballeros de aquellos tiempos.

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status