El cráneo «Starchild» El niño de las estrellas.

El cráneo «Starchild» El niño de las estrellas.

Erich von Däniken, “el pionero”
Un gigantesco Objeto del tamaño de Júpiter parece haber chocado con el SOL
Los mensajes de científicos al universo podrían hacer que los extraterrestres nos invadan

El cráneo «Starchild» El niño de las estrellas.

El cráneo STARCHILD “El niño de las Estrellas”, es un cráneo encontrado en México la década de 1930 con 900 años de antigüedad. El proyecto Starchild ha estado trabajando desde 1999 con investigadores de forma independiente para poder determinar qué es éste inusual cráneo.

Los resultados descubiertos por el equipo de investigación descartaron todas las deformidades conocidas, y se presenta a la comunidad científica con un perfil genético y físico totalmente diferente al de una persona. Las pruebas de ADN en curso han descubierto ya un alto porcentaje de ADN extraño, y el proyecto tiene como objetivo recuperar el genoma entero, lo cual permitirá a los expertos determinar si el cráneo Starchild es una nueva especie.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Cráneo Starchild Cráneo Humano

El director del equipo de investigadores, Lloyd Pye, afirma que, la existencia de seres extraterrestres en nuestro planeta podría quedar demostrada gracias a éste extraordinario descubrimiento.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Cráneo Starchild Cráneo Humano

Los científicos explican que en las imágenes se puede obtener la siguiente información:

Cráneo humano normal y perteneció a una mujer joven, de entre 20 y 30 años, encontrado junto al cráneo StarChild.

El cráneo StarChild se le atribuyó a un niño de cinco años, que muestra una serie de alteraciones que no parecen propias de un ser humano. Su morfología es muy extraña, con abultamiento a cada lado de los ojos y con la parte posterior alargada y aplastada. Además, las cuencas oculares son muy superficiales, por lo que se supone que la criatura carecía de movilidad en los ojos. Por otra parte, el denominado foramen magnum, el agujero que se encuentra en la base del cráneo y que lo une a la columna vertical, se encuentra adelantado, casi en el centro de la base. Asimismo las pruebas de carbono 14 y ADN, realizadas por el Dr. David Sweet de la University of British Columbia de Vancouver (Canadá), dieron como resultado una antigüedad de 900 años.

La leyenda del niño de las estrellas.

En cuanto al origen hibrido de este niño, los indígenas que habitan la zona donde se encontraron los cráneos cuentan una antigua leyenda sobre los niños de las estrellas. Según estos relatos, que se remontan como mínimo a dos siglos atrás, unos seres procedentes de las estrellas dejaron embarazadas a varias mujeres que vivían en las aldeas más aisladas de la región. Después de dar a luz a estos niños de las estrellas, los criaban durante varios años, hasta que sus padres regresaban del cielo para llevárselos. ¿Es posible que los restos
encontrados correspondieran a una madre que intentó evitar que le arrebatasen a su hijo híbrido?

Pruebas realizadas:

  • Pruebas descartan posibles deformaciones.
  • Prueba de datación con Carbono 14 demuestran 900 años de antigüedad.
  • Estudios genéticos. ADN híbrido humano y parte desconocido.
  • Pruebas microscópicas. Pruebas morfológicas.

Anomalías encontradas en el cráneo StarChild:

1. La médula ósea es como ninguna otra en la Tierra. Sus elementos bioquímicos son mucho más ricos en colágeno que el normal en los huesos.

2. El hueso es uniformemente más delgado que el usual humano, aproximadamente la mitad de delgado pero es muchísimo más resistente.

3. Su peso es la mitad comparado con uno humano de su mismo tamaño.

4. El área de un hueso humano normal está cubierta por unos pequeños orificios llamados lagunas, las cuales realizan la función vital de

sustitución: células óseas viejas por nuevas. El hueso Starchild no muestra prácticamente lagunas.

5. En el interior del hueso existen “fibras” microscópicas que refuerza y fortalecen el hueso.

6. Todos los huesos son como un sándwich con hueso duro en el exterior y esponjoso y poroso por dentro. El hueso esponjoso es donde se

almacena la médula ósea, después de la muerte, ésta se vuelve negra y es consumida por los microorganismos. Los restos del cráneo

encontrado al lado del Starchild está completamente vacío, en cambio el Starchild contiene trazas de residuo rojo.

7. La cara inferior del cráneo Starchild es mucho más pequeña que el humano normal.

8. No tiene arcos superficiales, mientras que todos los primates las tienen. Su frente se curva suavemente hacia abajo dirección la parte

superior de las cuencas de los ojos, a diferencia de cualquier primate superior.

9. Cuando un hombre llega a la parte superior de la cuenca de los ojos, normalmente hay una fuerte caída para formar una nariz alta. La nariz

se extiende desde la frente recta y lisa, permaneciendo ancha y plana hasta el punto en que se rompe, a diferencia de todos los seres

humanos y primates superiores.

10. Las cuencas de los ojos son de forma inusual y de una profundidad de sólo 0.7 pulgadas, mientras que el ojo humano normal tiene 2

pulgadas como media.

11. El foramen óptico son las aberturas en la parte posterior de un ojo humano toma todo lo que dejó en el nervio óptico y el resto de los nervios

y vasos sanguíneos que «alimentan» cada globo ocular y que pueda funcionar. En la tesis del cráneo Starchild la forma y posición es

diferente.

12. El cráneo Starchild no tenía senos frontales, una condición extremadamente rara.

13. Todo lo que queda de la cara del Starchild es el maxilar inferior del lado derecho. El techo de su boca era plana, carente de cualquier signo

de un arco de humano normal, y como todos los de la cara inferior, que es mucho más pequeña que la de un humano normal.

14. Los arcos cigomáticos del Starchild (pómulos) se rompen, el orden de los fragmentos pequeños es evidente que sigue siendo que el

espacio de intermediarios de los pómulos y los otros huesos de la cara es mucho menor de lo que sería en un ser humano normal. Esto es

importante porque los músculos de la masticación de la mandíbula inferior pasan a través de este espacio, por lo que debe haber sido

mucho menor que en un ser humano normal.

15. Los músculos de la masticación en los Humanos se acopla desde la mandíbula inferior hasta el lado del cráneo, se extienden sobre una

amplia zona del cráneo. Los músculos de la masticación del Starchild sólo cubren aproximadamente la mitad del cráneo.

16. Los agujeros de los oídos en el Starchild están por debajo de un humano normal.

17. Los oídos internos del Starchild son aproximadamente dos veces el tamaño del oído interno humano normal.

18. Los músculos del cuello del Starchild indican que en cierto modo era un cuello pequeño en relación con los seres humanos normales, no

más de la mitad de su tamaño normal.

19. Normalmente, los músculos del cuello Humanos se sujetan a una elevación de puntos en el centro de la parte posterior del hueso occipital

(la parte posterior del hueso del cráneo). Ese punto se llama expirado elevado la «protuberancia occipital externa» o «inion» para abreviar.

Todos los seres humanos, y de hecho todos los primates de la Tierra, tienen un inion. El cráneo Starchild No.

20. Además de la protuberancia occipital externa en la parte exterior del cráneo, hay una «protuberancia occipital interna» en el interior. Esto

funciona como una plataforma que sostiene un poco del peso del cerebro. Aunque el Starchild tiene este estante interno, es mucho menor

de lo que sería en un ser humano normal.

21. Aunque la parte posterior del cráneo Starchild es ampliamente ampliada en gran medida y se aplana, este no es el resultado de la unión

deliberada. Esto se verificó en 2004 br Dr. Ted Robinson y su equipo.

22. En la parte superior de la parte posterior de la cabeza del Starchild tiene un «pliegue» perceptible en la parte trasera de su sutura sagital,

donde se encuentra con la sutura lambdoidea. La única forma en que esto puede deberse en un cráneo humano, es si hay fusión anormal

de la sutura sagital. Una exploración CAT mostró que no existe tal fusión anormal en el cráneo Starchild.

23. El tamaño físico del cráneo Starchild es de un adulto pequeño de unos cinco pies de altura, o un promedio de 12 años de edad, todo lo que

significa que la agrupación de su cerebro sea alrededor de 1200 centímetros cúbicos. Un adulto promedio tiene 1.400 cc de cerebro. En

cambio, el Starchild tiene 1600 cc de cerebro.

Atributos físicos

Ojos del Cráneo StarChild

Cuencas de los ojos del cráneo Starchild (órbitas) con sólo alrededor de 0,7 pulgadas en el punto más bajo, en comparación con las normales del ojo humano que tienen un promedio de 2 pulgadas. Esto puede haber provocado que los ojos se salgan de las órbitas, lo cual es una

característica común de muchas deformidades como hidrocefalia. En estos casos, el abultamiento es causado por la presión interna forzando la cuencas de los ojos hacia el exterior. Este no es el caso en el Starchild, cuando tal presión fue descartada por un estudio dirigido por el Dr. Robinson, sin embargo, la función sigue causando confusión entre los escépticos.

Los ojos están situados más abajo en la cara de los ojos humanos normales, y se carece de un arco superciliar.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Los «forámenes ópticos» son los agujeros y hendiduras dentro de las órbitas que permiten al

nervio óptico y los vasos sanguíneos, llegar a la bola del ojo. En el cráneo Starchild

se trata de una forma diferente y en una posición diferente a la de un humano normal

 

Las cuencas de los ojos (órbitas inusuales) del Starchild se han reflejado en los rasgos faciales

inusuales. Aquí una recreación artística de la cara del Starchild por el artista robroy Menzies se

compara con una cara «medio» humano creado por la Universidad de Regensburg. Observe la

ubicación de los ojos y una pequeña cara inferior del Starchild.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

La forma de la órbita de la Starchild (a la izquierda) es significativamente diferente a la de un

humano normal (derecha).

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

El cráneo Starchild (derecha) en comparación con un cráneo humano normal (izquierda)

Cerebro del cráneo Starchild

Ninguno de los tejidos blandos, como la piel, los músculos, el cerebro o la materia, se conserva en el cráneo Starchild. Sin embargo las investigaciones todavía pueden decirnos mucho sobre el cerebro del cráneo, una vez realizadas. En el 2012, Modeling Médico de Colorado, EE.UU., utiliza el análisis detallado del Starchild para crear exactamente una réplica 3D del interior del cráneo, que muestra en detalle moderado de lo que el cerebro habría parecido. Aunque esta técnica no puede producir una réplica exacta del cerebro vivo, se utilizó la misma tecnología

para crear el cerebro del Starchild y del ser humano normal hallado, por lo que es posible comparar con precisión los dos.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Comparación lateral de cerebro del cráneo Starchild (derecha) con un reparto normal del

cerebro humano (izquierda)

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Vista frontal del reparto cerebro del cráneo Starchild (derecha) en comparación con un reparto

normal del cerebro humano (izquierda).

El Starchild tiene los mismos dos lóbulos como un cerebro humano normal, sin embargo, la forma es muy diferente, y el cerebro mismo es significativamente más grande. Un niño humano tiene un cerebro de 1200 cc de tamaño, mientras que un adulto es de aproximadamente 1,400 CC. El cerebro del Starchild fue alrededor de 1600 cc, mucho más grande que un ser humano normal.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Radiografías muestran huellas venosas en el interior del cráneo, los estudiantes dejaron en el

hueso donde las venas una vez existieron. Esto demuestra que el cerebro llena toda la cavidad

del cráneo, y es importante porque estos expertos ayudaron a descartar hidrocefalia como una

causa de las propiedades inusuales de la calavera.

Huesos del cuello y mejilla del cráneo Starchild.

Lloyd Pye discute los pequeños huesos de la mejilla y el cuello y ve anomalías en la posición de la calavera de Starchild.

Hueso del cráneo Starchild.

La estructura física y la apariencia del hueso que forma el cráneo Starchild es radicalmente diferente de la del hueso humano normal. El hueso del cráneo Starchild:

-Es aproximadamente la mitad del grosor de hueso humano comparable.

-Pesa aproximadamente la mitad que el hueso de humano comparable.

-Es mucho más difícil de cortar que el hueso humano.

-Contiene un residuo rojizo y fibras microscópicas a diferencia de cualquier cosa vista antes en el hueso humano.

El adelgazamiento leve del hueso no se produce naturalmente, hasta después de la muerte, sin embargo, la imagen de la derecha muestra el cráneo Starchild de 900 años de edad, en comparación con 900 años de antigüedad del cráneo humano normal que se encuentra en el mismo túnel de la mina, por lo que es una verdadera » manzanas con manzanas». Varias enfermedades tales como hidrocefalia y osteoporosis pueden causar que el hueso se vuelva más fino, sin embargo, estas condiciones hacen que el hueso se vuelva más frágil o débil.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Comparación del espesor de una sección de hueso parietal del cráneo Starchild (izquierda) y el

hueso parietal de la hembra humana adulta aparentemente encontrado in situ con él (a la

derecha).

Cara del cráneo Starchild.

A través de los años, muchos artistas han reconstruido la forma en que piensan que el Starchild podría haberse visto en vida. Es imposible saber con exactitud lo que pudo haber parecido, pero sabemos de la forma del cráneo y que las marcas dejadas en los huesos, ligamentos y músculos que tenía una cara muy pequeña baja, los ojos muy inusuales y tapas para los ojos, no arco superciliar, y que la corona de la cabeza habría sido de forma extraña.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Reconstrucción por ordenador 3D por el artista Dion E Cuttriss

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Reconstrucción 2D Menzies robroy artista

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Reconstrucción Escultura de Bill Munns artista

Las fibras del hueso del cráneo Starchild.

En 2003 se examinaron muestras de hueso del cráneo Starchild utilizando un microscopio electrónico de barrido. La investigación anterior había descubierto que el hueso era más delgado y más duradero que el hueso humano normal, y cuando se examinó bajo ampliación se encontró que había fibras extrañas incrustadas dentro del hueso.

Aunque las fibras están presentes sólo en el interior del hueso, micólogos fueron consultados en un intento de identificar como un hongo u otro organismo. Se informó de que no parece ser una contaminación biológica. Nada como esto se ha visto en cualquier tipo de hueso. La

especulación es que estas fibras actúan como barras de acero de refuerzo en el hormigón, pero hasta ahora el proyecto Starchild no ha sido capaz de aislar las fibras para la prueba adicional.

Una enfermedad médica no clasificada llamada «enfermedad de Morgellons» se ha sugerido como la causa de las fibras, pero el tamaño, la forma y el aspecto de las fibras en la médula del Starchild son completamente diferentes a las vinculadas a Morgellons.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Residuos en el hueso del cráneo Starchild

En 2004 pequeñas secciones de hueso se quebró fuera de las muestras de hueso del cráneo Starchild y el cráneo humano femenino encontrado con él.

Esas secciones fueron pulidas usando herramientas lapidarias, dando la primera visión clara de lo que está dentro del hueso libre de residuos de perforación.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Residuo en el hueso del cráneo Starchild

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Residuo en el interior de la médula de color rojizo.

¿Es el cráneo Starchild una deformidad?

Dado que las investigaciones se iniciaron en 1999, varias enfermedades, dolencias, y procesos de deformación se han propuesto para explicar la aparición y la composición de la calavera de Starchild. Estos han incluido: progeria, Cradleboarding, hidrocefalia, y muchos otros.

Cada una de estas propuestas se ha tomado en serio, y la investigación a conciencia se ha comprometido a tratar de encontrar una razón médica sencilla para el anómalo cráneo. En este momento, ninguna condición médica conocida o práctica cultural se ha identificado que pueden explicar el cráneo Starchild.

Condiciones comúnmente sugeridas para explicar el cráneo Starchild:

Síndrome de Apert: Un desorden genético caracterizado principalmente por suturas prematuramente fusionadas en el cráneo, y una zona de represión del tercio medio facial / hundida. La TAC ha descartado esta condición, y no muestra la fusión prematura de las suturas.

Braquicefalia: Un término amplio utilizado para describir los cráneos que son desproporcionadamente amplios, una condición que puede ser causada por la deformación craneana artificial, o la fusión prematura de las suturas como en el síndrome de Apert. La TAC ha descartado esta condición, y no muestra la fusión prematura de las suturas.

Cradleboarding (y otras deformaciones craneales artificiales) – Procesos en que se aplica la presión ya sea intencional o accidental en el cráneo blando de un bebé para darle una forma anormal. Esta condición se descartó en un estudio de 2004 dirigido por el Dr. TJ Robinson.

Síndrome-A Cruzon condición hereditaria que causa la fusión prematura de las suturas craneales, y puede causar exopthalmos (cuencas de los ojos poco profundos), y el desarrollo incompleto del tercio medio facial. La TAC ha descartado esta condición, y no muestra la fusión prematura de las suturas.

Hidrocefalia: Una condición en la que una acumulación anormal de líquido cefalorraquídeo en el cráneo produce un aumento de la presión interna que empuja hacia fuera contra el cráneo, dándole una forma inusual «inflado». Esta condición se descartó especialmente por el Dr. Bachynsky y el Dr. Robinson .

Enfermedad de Morgellons: Una condición médica actualmente no clasificada que, entre otras cosas, a menudo se manifiesta como lesiones de la piel con racimos de fibras incrustadas en la piel. Estas fibras están presentes en el tejido blando tal como la piel, y visible a simple vista, a diferencia de las fibras microscópicas dentro del hueso del cráneo Starchild.

Progeria (Síndrome de Hutchinson-Gilford): Una enfermedad genética rara, pero fatal caracterizada por la dramática y rápida apariencia de envejecimiento que comienza en la infancia. Si bien algunas de las características de esta condición se asemejan a los de la Starchild, pero faltan elementos clave. En los casos de progeria el hueso sólo se vuelve más delgado debido a la osteoporosis, lo que claramente no está en el Niño, y mientras que los cráneos de las víctimas progeria parecen más prominentes, permanecen con forma humana con cerebro de tamaño normal, en comparación con la forma inusual y 30 % de mayor tamaño del cerebro del cráneo Starchild. Progeria también puede provocar la fusión prematura de las suturas craneales, que han sido descartados en el Starchild.

Las condiciones mencionadas anteriormente se encuentran entre las muchas que han sido examinadas como posibles causas de las características inusuales del cráneo Starchild, pero hasta ahora ninguna condición o combinación de condiciones se ha encontrado que explica el cráneo.

Informe ADN FOXP2 del 2012

Durante 13 años en el Proyecto Starchild hemos conocido que el cráneo Starchild provenía de un ser que no era del todo humano, no es humano en absoluto. En primer lugar, no comparte características físicas con un cráneo humano normal, ninguno! Por desgracia, esta divergencia asombrosa en puntos físicos de comparación nunca impresionó a los científicos de corrientes, ya que pueden, y a menudo lo hicieron, con soltura explicar que la naturaleza puede hacer cualquier cosa! Pero eso no era cierto.

La Naturaleza en realidad funciona por normas estrictas que la vida confina a los límites bien definidos y delineados por el código genético único de cada especie. Las leyes están más firmemente establecidas que las leyes de la genética. Cincuenta testigos oculares pueden decir que una persona ha cometido un delito, pero si el ADN demuestra lo contrario, se ignoran los testigos. El ADN domina en los tribunales, ya que es la matemática de la biología. Dice lo que dice, una y otra vez, con la consistencia que usted puede apostar su en su vida.

Dentro de esa coherencia de vida o muerte, el genoma humano contiene pequeñas variaciones. Pigmeos minúsculos y Watusis altos son africanos negros con marcadas diferencias físicas, sin embargo, ambas tribus son inconfundiblemente humanos. Las diferencias en su composición genética hacen que sea imposible que dos pigmeos puedanproducir un Watusi, y vice-versa. Sin embargo, el ADN puede flexionarse lo suficiente de modo que si uno de cada tribu pudiera aparearse, podrían producir descendencia viable, a pesar de que la flexibilidad no va más allá de ciertos puntos. Si algo es humano lo es o no lo es. No hay un término medio.

Debido a que la genética es la matemática de la biología, el ADN del Starchild proveyó el único medio para superar la explicación convencional de que tiene que ser un uno entre mil millones de los caprichos de la naturaleza. Por desgracia, tuvimos que esperar casi una década, mientras que la tecnología para la recuperación y la secuencia de ADN «antigua», fuese perfeccionada.

Ahora esa nueva tecnología ha estado en vigor durante unos años, y su coste extraordinariamente elevado inicial ha caído dentro del alcance de la inversión razonable. Además, ahora tenemos suficientes análisis parciales de ADN del Starchild para saber sin duda que nos podemos permitir un inventario completo de su genoma, que resultará ser radicalmente diferente al del humano.

Este ensayo está diseñado para hacer que la información más importante acerca de esos análisis parciales sean comprensibles para cualquiera. Si usted puede tomar los 15 minutos necesarios para leerlo, aprenderá acerca de los tres tipos de pruebas parciales que ahora

tenemos, lo que cada uno de los medios, y por qué van a ayudar a que el Starchild haga historia en una escala que rara vez ocurre en vidas humanas.

De New Scientist, 07 de febrero 2011:

Los fósiles de los denisovanos, [un nuevo homínido] pariente cercano de los neandertales, fueron descubiertos en Siberia en 2008. Un borrador del genoma fue publicado en 2010 por Svante Pääbo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, que revelaron que los Denisovanos se cruzaron con los humanos modernos. Sin embargo, cada posición en el genoma fue leído sólo dos veces, por lo que el detalle fino no era fiable. El nuevo genoma abarca cada posición más de 30 veces [por lo que el detalle es ahora muy fiable].

Para entender la situación única del cráneo Starchild, el breve párrafo anterior debe entenderse. En 2010, el laboratorio de Max Planck consiguió dos «lecturas» (abreviatura de lecturas) a través de los llamados «próxima generación» de máquinas de secuenciación. Eso significa que se hizo el primer anuncio de un proyecto conjunto del genoma de Denisova con la profundidad media de la cobertura de estar alrededor de dos. Cada conjunto incluye miles de millones de lecturas individuales, y la profundidad de la cobertura indica cuántas veces se repite cada lectura.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

En los proyectos se han incluido los datos de las lagunas que quedaban en ciertas áreas de la cobertura en todo el genoma, así que mientras que el resultado sería muy indicativo (la razón por la que se anunció), las diferencias se hacen básicamente fiables. Este es siempre el caso

cuando los datos se obtienen con la «nueva generación» de metodologías de secuenciación. Sin embargo, la realización de muchas lecturas cierra casi todas las lagunas, y en última instancia, proporciona un alto nivel de certeza de los resultados.

Con el cráneo Starchild, los resultados parciales obtenidos por los genetistas del laboratorio de ADN con los que trabajamos son igual de fiables y tan convincentes, como los del Max Planck. Ellos usan las mismas técnicas analíticas, y sus resultados son lo que ellos imparciales, pero

convincentes. Y, al igual que los genetistas de Max Planck, los resultados de nuestros genetistas van más allá de toda duda, ya que lo tienen que completar por lo menos 30 veces, con el mismo nivel extraordinario de seguridad.

*****

Para entender lo que nuestra genética ha logrado hasta ahora, vamos a empezar con el ADN nuclear (nuDNA). Se encuentra dentro de los núcleos de casi la totalidad de los billones de células en los cuerpos humanos (todo excepto las células rojas de la sangre y las células sexuales). Contiene material genético proporcionado por nuestros padres cuando el óvulo de nuestra madre es fecundado por el espermatozoide de nuestro padre. En los seres humanos, produce un genoma formado por más de 3 mil millones de pares de bases formados por los llamados nucleótidos.

En la ilustración de arriba, los cuatro nucleótidos diferentes se distinguen por su química con las bases citosina con guanina y timina con adenina. Trabajando juntos, mientras que siempre coinciden entre sí, forman los pares de bases «pasos» de la «escalera» que es el ADN. Los + 3 mil millones de pares de bases del genoma de ADN nuclear en expansión contienen cientos de miles de mutaciones llamados polimorfismos de nucleótido único, o SNP. Entre los cientos de miles, más de 4000 se sabe que están asociados con enfermedades o trastornos genéticos.

En cualquier núcleo de la célula, la mayor parte de su ADN se considera no-codificado, de no funcionamiento, o, como es ampliamente conocido, ADN basura. Tanto como el 95% del genoma nuclear nuDNA se considera basura, ya que no produce ninguna de las proteínas que

nuestro cuerpo necesita para sobrevivir. Nuestras células parecen hacer toda su limpieza y funcionamiento normal con sólo el 5% de nuestro genoma ADN nuclear. Sin embargo, el 5% de los 3 mil millones es de 150 millones, por lo que al parecer es suficiente para cumplir las tareas

bioquímicas innumerables necesarias para mantener nuestro cuerpo funcionando como deberían.

Nadie entiende por qué nuestros cuerpos necesitan tanto DNA basura. Lo que sí sabemos es que durante cada división celular, nuestros cuerpos reproducen fielmente todo nuestro ADN nuclear nuDNA, incluyendo la basura, lo que significa que nuestros cuerpos lo tratan como

algo vital, por lo que debe ser considerado altamente conservado. (En este sentido, el término «conservado» significa «protegido de cambio: No transformado fácilmente»)

El (ADN nuclear) nuDNA del genoma del Starchild, se recuperó y secuenció en varias docenas de fragmentos que totalizaron así más de 30.000 pares de bases (pb). Aunque aparentemente un número es grande, es lamentablemente un pequeño porcentaje de las + 3 mil millones de

pares de bases totales (0,001%). Sin embargo, esas decenas de fragmentos pueden contar una historia convincente sobre el ADN del cráneo Starchild.

El genetista envió esas secuencias genéticas desconocidas que deben compararse con los millones de secuencias contenidas en la enorme base de datos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), en Maryland. Esa base de datos es muy amplia, abarca los genomas acumulados

de miles de diferentes organismos, desde mamíferos hasta reptiles a los crustáceos a las bacterias.

Al comparar secuencias del Starchild, el parámetro de búsqueda varió con una coincidencia exacta en toda la cadena de pares de bases, para las partidas que eran similares a cualquier segmento de cualquier fragmento. Utilizando estos criterios excepcionalmente amplios, muchos fragmentos Starchild podrían coincidir con las secuencias genéticas en la base de datos del NIH. Algunos de ellos eran comparables a las secuencias humanas, lo que significaba que eran parecidos a los humanos, aunque no necesariamente humano.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

El genoma humano tiene un gran número de corolarios en el mundo que nos rodea. Los seres humanos comparten el 97% de nuestros genes con los chimpancés, el 95% con los gorilas, el 70% de las ratas, el 65% con los ratones, y el 26% con la levadura! Por lo tanto, casi todo lo que

en la Tierra existe, de alguna manera, genéticamente están relacionados entre sí con los seres humanos, por lo que no es raro que algunos de nuDNA del Starchild sean similares al humano.

Lo que es inusual y sorprendentemente, es que hay sectores de muchos otros fragmentos delnuDNA del Starchild para los cuales no hay opciones cercanas que puedan encontrarse en la base de datos del NIH!

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Esto no tiene precedentes, ni es imposible, pero es un indicador importante de que algo sobre el Starchild no es del todo humano. Esto sugiere que algunos aspectos de ADN del Starchild no pueden ser encontrados en la Tierra! Una vez más, esto no es una prueba absoluta. Necesitamos muchas lecturas adicionales a través de las máquinas de secuenciación modernas para confirmarlo. Sin embargo, tomamos este resultado parcial inicial como un fuerte de indicio de que el Niño no es del todo humano.

*****

Una indicación aún más fuerte de este vino más tarde, cuando cuatro fragmentos se recuperaron a partir de ADN mitocondrial del Starchild (ADNmt), que se encuentra en pequeñas parcelas que flotan como pasas en pudín dentro del citoplasma entre el núcleo de cualquier célula y su pared exterior. El ADN mitocondrial se transmite a lo largo de todas las generaciones a través de la línea femenina, en su huevo mucho más grande. Los varones no contribuyen con el ADN mitocondrial ADNmt porque los espermatozoides contienen sólo paquetes genómicos del macho, nada más.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

En agudo contraste, el genoma del ADN mitocondrial ADNmt es mucho más pequeño y mucho más apretado, y contiene un número muy específico de pares de bases: 16.569, en comparación con los + de 3millones en el ADN nuclear nuDNA.

Todos los ADN son igualmente susceptibles a mutaciones, que son malformaciones o irregularidades en la disposición de las regiones de codificación que les impiden funcionar correctamente. Las mutaciones pueden ocurrir en cualquier momento y en cualquier punto de nuDNA o ADNmt. La gran cantidad encontrada en nuDNA (cientos de miles de SNPs) está ahí porque él (5%) en realidad trabaja para mantener nuestro cuerpo en funcionamiento. Las mutaciones se pueden acumular de manera constante en el llamado ADN basura del 95% debido a su impacto en las regiones no codificantes rara vez causan efectos adversos para quienes los desarrollan, y por lo tanto podría ser y en la mayoría de los casos ocurre que, se transmite a las generaciones venideras.

Es contrario el funcionamiento del ADN mitocondrial ADNmt. Casi todo el ADNmt (98% o más) realiza sus funciones en un muy alto nivel de eficiencia. Por lo tanto, si se produce una mutación en la parte de trabajo, existe una probabilidad muy alta impacto y ocurrirá una aversión al punto de causar la muerte, y por lo tanto no serán transmitidos a las siguientes generaciones. En resumen, las mutaciones en el ADNmt tienden a ser eliminadas de la población por la muerte del individuo en el que se produce. Esto hace que el ADN en las mitocondrias sea extremadamente muy conservado, lo que significa que cambia muy poco con el tiempo.

Entre los 16.569 pares de bases en cada genoma de ADNmt, un máximo de sólo 120 varían entre todos los seres humanos. El máximo de 120 se encuentra en los descendientes de los primeros seres humanos, que se originó en el sur de África hace unos 200.000 años. El resto de

nosotros lleva a un menor número de mutaciones porque nuestros antepasados no se desarrollaron hasta bien después de la aparición de los primeros humanos.

Todas las mutaciones se encuentran en el 2% del ADNmt que no es absolutamente esencial para los procesos de nuestra vida. Esto es por qué existen muy pocas variaciones en el ADN mitocondrial. Aunque físicamente bastante pequeñas, el correcto funcionamiento de la mitocondria es esencial para la vida, pero mutaciones permanentes se producen en las zonas no esenciales.

En cuanto a este importantísimo ADNmt en el Starchild, nuestro genetista ha recuperado cuatro grandes fragmentos que en conjunto suman 1.583 pares de bases, o 9,55% del total de 16.569 pares de bases para los humanos. Al igual que antes, esto es sólo un resultado parcial,

pero es altamente indicativo de lo que será resultado final del análisis completo del genoma del ADNmt.

Dentro de esos 1.583 pares de bases, el Starchild lleva un total de 93 variaciones que son diferentes del genoma de ADNmt humano muy altamente conservado. Es un 93 en sólo el 9,5% del genoma! Ya está cerca del máximo de 120 variaciones en el ADNmt humano. Si hacemos un simple, pero muy fiable extrapolación matemática, la ampliación del 9,5% a 100% (10,5 veces), encontramos que 93 variaciones establecidas extrapola a 977 variaciones.

Recuerde que el máximo de las variaciones en el ADNmt humano es 120. Neandertales llevan 200. Los nuevos homínidos, Denisovanos, llevan 385. El Starchild extrapola a 977! Sin embargo, debemos tener claro lo que significa 977. Durante el curso de la secuenciación del ADNmt repetida, existe una alta probabilidad de que varias de las variaciones encontradas no sean válidas. Algunos son propensos a errores. Porque de esa probabilidad, vamos a ser también demasiado conservadores y hay que conservar la precaución. Digamos que el ADNmt del Starchild caerá en el rango de 800 a 1000 variaciones. Comparar este rango al ser humano de 120. ¿Qué quiere decir?

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

En base a este resultado parcial de recuperación del ADNmt, que debe ser repetido muchas veces antes de que pueda ser considerado totalmente fiable, el cráneo Starchild no es de un ser humano. Sin duda, si escuchamos los argumentos de los científicos de la corriente principal insistiendo en que es una nueva especie de humanoide, tendríamos que admitir que es un humanoide excepcionalmente variante, algo lejos de los neandertales y los denisovanos, algo casi tan genéticamente diferentes a los humanos como los chimpancés, que tienen 1.500 de

esas variaciones de ADNmt en comparación con nuestra máxima 120.

Para resolver el debate sobre el estatus genético del Starchild, su genoma completo tendrá que ser comparado con el genoma humano, el genoma neandertal, el genoma Denisovan, y, por añadidura, los chimpancés y los gorilas y otros primates superiores. En última instancia, se

tomará una determinación, para bien o para mal, nos guste o no, no importan los inconvenientes que puedan dar los resultados. Pero antes de llegar a ese punto, tenemos que conocer a un nuevo jugador en el juego.

El genetista ha recuperado un fragmento de ADN de Starchild poderosamente convincente, por sí solo, que estamos seguros de que proporciona un punto de inflexión en nuestra búsqueda para recuperar todo el genoma del Starchild. Se ha obtenido un fragmento de un

gen del 5% del ADN nuclear humano que codifica proteínas y la mayor parte del trabajo de mantener nuestros cuerpos en funcionamiento. Este gen no es sólo funcional, se trata de un «gen maestro» altamente funcional, de los genes más vitalmente importantes en el cuerpo de

cualquier especie en la Tierra.

Prácticamente cualquier complejo de especies tiene una variación de este gen, y es sin duda uno de los genes más altamente conservados en el cuerpo humano. Es el gen FOXP2. Ese extraño nombre viene de su título técnico: Forkhead Caja P2 o FOXP2.

En cualquier criatura, la inmensa importancia de su gen FOXP2 es que controla una cascada «aguas abajo» de los procesos genéticos en cientos de otros genes, todos con coordinación de la formación de varias partes de un cuerpo, ya que gesta y crece hasta la madurez. En los

mamíferos y otras especies «superiores», cualquier fallo único en FOXP2, cualquier mutación o variación aislada, puede causar un grave impacto negativo en algunos de los aspectos más importantes del desarrollo: la función del cerebro, los mecanismos de sonido o el habla, los

pulmones, corazón, intestinos, y los nervios, entre otros. Debido a que es tan absolutamente vital, es de los más altamente conservados en el ADN mitocondrial.

Recordemos que en los 16.569 pares de bases se encuentra el genoma de ADNmt de los seres humanos normales, y tantas como 120 variaciones se pueden encontrar en el primero de nosotros, los africanos del sur. Esta diferencia es bastante pequeña, sólo el 0,7%. Comparado con el gen FOXP2, que en los seres humanos normales es de 2.594 pares de bases de largo, y no contiene variaciones. 0%! Nadie! Nada! Cada ser humano normal tiene exactamente el mismo conjunto de FOXP2 pares de bases como cualquier otro ser humano normal.

Esto no quiere decir que nunca se produzcan mutaciones en el gen FOXP2. Ellos pueden mutar y de hecho, y se han encontrado una serie de ellas. Sin embargo, cada mutación se debilita de alguna manera, porque FOXP2 es de vital importancia para muchas funciones corporales, la

mayoría de las mutaciones hará que se produzca la terminación de la vida. Cuando no se produce la terminación, el impacto de la mutación de su anfitrión es usualmente muy sebera.

En una mutación bien estudiada es en la sección del gen que influye en los mecanismos de desarrollo del lenguaje en los seres humanos, los que heredan dicha mutación nunca serán capaces de hablar. Esto ha llevado a algunos a sugerir FOXP2 es un gen idioma, o un gen del

habla, pero no es el caso. El habla es demasiado complejo es una disposición de piezas de trabajo que deben ser controlados de una forma simple, aunque un gen FOXP2 funcione correctamente es una parte esencial de la ecuación del habla y el desarrollo.

El punto clave a entender es que, si bien una pequeña cantidad de mutaciones supervivientes son posibles en FOXP2, todas las que se producen presentan consecuencias debilitantes o potencialmente mortales, por lo que a estas alturas no se han transmitido a la población en

general en los seres humanos. Por lo tanto, en la gran, gran mayoría de los seres humanos, el gen maestro FOXP2 es absolutamente idéntico.

Dicho esto, vamos a examinar el fragmento de cráneo Starchild FOXP2 secuenciado por nuestra genética, del total de 2.594 pares de bases del gen normal FOXP2, en nuestro fragmento de 211 pares de bases que provienen de un segmento cerca del centro del gen. Si la misma sección 211 pares de bases se aislaron de cualquier humano normal, cada par de bases sería exactamente el mismo que los que se encuentran en cualquier otro ser humano. No habría ninguna diferencia en ninguno de ellos.

Lo impactante es que el fragmento de 211 pares de bases Starchild FOXP2 tiene un total de 56 variaciones! Si extrapolamos este fragmento de 211 pares de bases es un poco más de un tramo de la extrapolación de los cuatro fragmentos combinados de ADNmt que hemos comentado anteriormente, al hacerlo nos ofrece algo en que pensar. Si se divide 2.954 por 211, se obtiene 12,3. Al multiplicar 12,3 por 56, la gama de variaciones totales en pares de bases FOXP2 del Starchild sería de 600 a 700! Los conservadores dicen que es sólo un 200 o 300. Todavía es sorprendente como un súper gen altamente conservado en los humanos normales no tiene variaciones en absoluto.

Si se compara la misma sección del FOXP2 de un mono rhesus, sólo 2 de los 211 pares de bases varían de un ser humano. Si se tratara de un ratón, sería 20. Si un perro, 27. Un elefante de 21. Una zarigüeya, 21. A Xenopus (una especie de rana), 26. Así que los perros y ranas son las más diferentes, en 27 y 26 pares de bases, respectivamente.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Para poner esto en perspectiva, imaginemos que en vida, el Niño fue de hecho algún humanoide desconocido. No importa lo diferente de los humanos que podría haber sido, al estar en la familia humanoide su gen FOXP2 tendría que estar en el rango de 1 o 2 o 3 en la mayoría de las variaciones de pares de bases de un ser humano normal. Para ir más allá de 5 o10 sería ponerlo en otra clase de especies. 20 a 25 lo pondría en el rango de los ratones y elefantes y perros y ranas. Tener 56 es ponerlo en otro reino, en otra dimensión por completo. Es totalmente único.

Para verificar esta afirmación radical, a continuación se muestra la comparación real del fragmento de Starchild FOXP2 con los mismos segmentos de genes de algunas de las especies mencionadas anteriormente. En cada caso, imaginar como una cadena de 211 pares de bases de nucleótidos, aunque para encajar en este formato debe ser roto en dos segmentos, superior e inferior. Note la constante azul de los nucleótidos humanos que conforman sus pares de bases, y el rojo marcado de cada variación en las otras especies.

El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.

Observe la línea SCFOXP2, comenzando con «Gln.» En él se enumeran los aminoácidos determinados por los codones de tres letras. Los codones establecen reglas por las cuales la información llevada por los genes se traduce en proteínas, que son moléculas que realizan

diversas funciones en las células y, finalmente, en los órganos. Estos grupos, conocidos como tripletes, se forman a partir de la sola letra nucleótidos A -C, T- G, y que constituyen un plan para la construcción de las proteínas que son codificadas por cada gen, utilizando el conjunto

estándar de 20 aminoácidos que nuestros cuerpos utilizan.

El fragmento de arriba muestra codificado un péptido (un tramo de aminoácidos) que es muy inusual en el gen humano FOXP2. Contiene un largo tramo de 40 tripletes, cada uno que codifica para la misma uno de los 20 amino ácidos-glutamina (Gln), codificada por cualquier triplete CAA o CAG. Después de que el tramo de 40 Gln en una fila, hay un tramo corto con otros seis tripletes y un Gln más, y luego otro tramo de 11 Gln en una fila. En el fragmento de Starchild FOXP2, también existe el tracto Gln 40, además de la 11, pero también contiene varias glutaminas más.

En el fragmento 211 de los pares de bases del gen FOXP2 en los seres humanos normales, no se producen variaciones entre la secuencia de aminoácidos en la proteína FOXP2, y el patrón de codificación para Gln (utilizando ya sea CAA o CAG) es exactamente la misma no sólo en los

seres humanos, sino que es esencial en todos los primates. (Compare sólo 2 variaciones de aminoácidos en un mono rhesus, que no es ni un gran simio.)

En el cráneo Starchild, nos encontramos con 16 variaciones de aminoácidos en este fragmento, que a pesar de todas esas diferencias parece inequívocamente un FOXP2 humano. Sin embargo, demuestra un patrón de codificación que es radicalmente diferente de todas las especies que se muestran arriba. Esto es un contraste asombroso.

Nota, también, el tramo 40 Gln del Starchild continúa por 3 más, lo que es una Gln tramo 43, donde alcanza lo que se conoce como un codón «stop», TAG, representado por el todo-tapa azul STP cerca de la mitad de la parte inferior. La presencia de esta «parada» codón dentro de

la proteína es muy extraño, ya que dará lugar a la producción de una proteína FOXP2 anormalmente reducida y carente de las regiones aguas abajo que son esenciales para las funciones importantes de esta proteína.

Siempre es posible que se haya realizado algún tipo de error de secuenciación, por lo que debe repetirse para confirmar el análisis inicial. En cualquier caso, después del misterioso codón «stop», un nuevo tramo Gln comienza y continúa con sólo tres aminoácidos del extremo del

fragmento. Esto, también, es radicalmente diferente de la secuencia humana, pero al igual que con las otras anomalías, se necesitan más investigaciones para determinar las causas de lo que altera las funciones de estas diferencias.

Otra comparación que hacer es eliminar los tramos Gln de diferentes especies y examinar lo que queda. Por ejemplo, si se analiza todo el gen FOXP2 en los seres humanos y los chimpancés, nuestro pariente más cercano genéticamente, con los tramos Gln eliminados, a continuación, sólo 2 aminoácidos (representados por los codones de tres letras) son diferentes. El mismo 2 se encuentran en los gorilas y otros primates superiores. En los ratones, la diferencia es de 3 aminoácidos.

Si eliminamos la Gln se extiende desde el fragmento de Starchild de FOXP2, a sólo 7 aminoácidos aunque no se han comparado con los aminoácidos correspondientes del FOXP2 humano. Estos son los cuatro primeros, al principio del fragmento, y los tres últimos, el extremo del fragmento, y todos los aminoácidos 7 son diferentes! Lo que podemos decir acerca de esta comparación, desde luego, no es entre dos seres humanos, o cualquier cosa cerca de dos seres humanos.

Además de tener un codón «stop» en su último triplete, al fragmento de Starchild también le falta el gran intrón (marcado con una flecha verde vertical) que interviene normalmente en el gen humano y en el gen de otras especies. Esto sugiere que el fragmento de Starchild podría

ser un pseudogen de antepasados disfuncionales de genes normales que han perdido la capacidad de codificar proteínas, o son de otro modo incapaces de ser expresado en una célula. Esto significa que no son funcionales, y por lo tanto otra forma de ADN basura.

Sugerir que el fragmento FOXP2 del Starchild podría ser un pseudogen choca inmediatamente con el hecho de que no es conocido actualmente ningún pseudogen FOXP2 humano. Debido a que es un gen maestro, siempre debe funcionar correctamente, y si no funciona correctamente, incluso a pequeña escala, cosas muy negativas sucederían a la persona que lleva la variación. Por lo tanto, un pseudogen FOXP2 humano no se sabe que exista, si resultó que el cráneo Starchild lleva a uno, se establecería claramente como no humana.

¿Cuál es la conclusión? Esto sólo se puede determinar cuándo se recupere la totalidad del genoma Starchild y se realice la comparación nucleótido por nucleótido, el par de bases por par de bases, codón por codón, aminoácido por aminoácido con los seres humanos, los

Neandertales, denisovanos, chimpancés y gorilas. Sea lo que sea, la mayor parte de la evidencia preliminar indica que es muy distinta de los seres humanos.

Lo más importante, tal vez, a tener en cuenta es que los resultados FOXP2 son preliminares, al igual que los resultados de los fragmentos de ADN nuclear anteriores, y los fragmentos de ADN mitocondrial. Todos los tres resultados preliminares son altamente indicativos de lo que será el resultado final, pero que no pueden considerarse una prueba absoluta. Pueden, sin embargo, considerarse una prueba de que la prueba absoluta vendrá cuando todo el genoma de la Starchild, finalmente se puede recuperar.

EDAD
  • Análisis de radiocarbono (la prueba del carbono 14) datan los cráneos den 900 años de antigüedad
DIFERENTES
  • Uno es totalmente normal y pertenece a una mujer joven, de entre 20 y 30 años, en cambio, el otro (el cráneo del Niño de las estrellas) se le atribuyó a un niño de cinco años, muestra una serie de alteraciones que no parecen propias de un ser humano.
TAMAÑO
  • Su cuerpo se conecta encima de la apertura Foramen magnum indicando que el cráneo tiene el doble del tamaño de un cráneo normal.
images (2)
FORMA
  • El cráneo del Starchild o niño de las estrellas es a simple vista deforme, con las cuencas de los ojos muy pronunciadas, sin apenas puente óseo que sujetara su reducida nariz y con la parte posterior de la estructura, el hueso occipital y el parietal, planos, sin la concavidad que presenta una cabeza humana normal.
ANATOMIA
  • 25 anomalías importantes comparadas con un cráneo humano normal. Le faltan los senos frontales. Musculos de masticación más pequeños. No posee inion.
  • Su anatomía es muy extraña, con abultamiento a cada lado de los ojos y con la parte posterior alargada y aplastada. Además, las cuencas oculares son muy superficiales, por lo que se supone que la criatura carecía de movilidad en los ojos. Por otra parte, el denominado foramen magnum, el agujero que se encuentra en la base del cráneo y que lo une a la columna vertebral, se encuentra adelantado, casi en el centro de la base del cráneo.
DUREZA
  • Cortes en los dos cráneos para el análisis del ADN. Grosor.0.5. En algunas partes menos de la mitad. Similar a la textura de un diente.
El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.
 BIOQUIMICA-Comparación
  • Bioquímica del hueso humano. Altos contenidos en calcio, fósforo. Bajo en oxígeno y carbono.
  • Starchild: Fosforo bajo, carbono y oxígeno alto. Bioquimica más parecida con el esmalte de diente que con el hueso común.
FIBRAS EN LAS MATRICES DE LOS HUESOS
  • No contaminación al estar insertadas directamente en el hueso.
  • Vista microscopio electrónico de exploración. Pye habla de fibras desconocidas, muy duras y extrañas, insertadas en el hueso. No aparecen en otras especies. Muy duras porque hoja de diamante Dremel no cortó la fibra limpiamente. Factor de resistencia extremadamente alto a la hoja cortante. Las fibras estaban insertadas directamente dentro de la matriz del hueso, en su superficie.
PROBLEMA EN LA DATACIÓN DE LA EDAD (5 AÑOS)
  • Pedazo de maxilar superior derecho encontrado con el starchild. Raices grandes al quitarlo. Indica que era adulto cuando murió. Cuando se le hizo una radiografía, se descubrió otros CINCO diente más esperando a salir.
SUSTANCIA NO IDENTIFICADA
  • La inexistencia de médula por alimentación  bacteriana en los cráneos normales. SC: aspecto mucho más lechoso. Residuo rojo en los poros de los huesos. No identificado. Nunca visto antes y no aparece en otras especies. No es sangre o al menos no es ningún tipo de sangre humana. La sangre al oxidarse se pone negra. Si fuera una médula se pondría negra.
  • Fibras y contenido rojo: desconocidas para cualquier organismo vivo.
El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.
ADN
2003
  • Objetivo: Descifrar ADN Nuclear y compararlo con datos genéticos del instituto nacional de la salud (NIH)
  • Primer descubrimiento: Significativo número de bares de base coherentes que nunca se habian visto antes.
  • Los dos cráneos no están relacionados genéticamente.
  • También resultó desconocido el gen del padre.
  • Una parte importante de esa genética es imposible de recuperar.
El cráneo "Starchild" El niño de las estrellas.
2010
  • Descubrimiento: no son dos, como creían hasta el momento, sino tres los seres implicados en la concepción del niño de las estrellas, «hemos podido averiguar que hay una parte del niño que es humana, por el lado materno, y dos partes más que no lo son y proceden de dos seres distintos», señala Pye
  • Consulta de genetista: Partes resultan ser de datos del NIH.
TEORIA MITOCONDRIAL
  • Teoría-APUNTES: Un alien nacido de una madre humana. Si una mujer humana tiene enfermedad mitocondrial, deformaciones o niños muertos. se puede tomar el paquete genético de la mujer y fecundarlo por fecundación in vitro. Crear un cigoto. Cromosomas de ambos. Ovulo saludable de otra mujer. Dos aliens creando un cigoto. Y por la razón que sea: Sacan el paquete de cromosomas de la mujer humana. Le meten el suyo. Y la mujer lo llevará a término. Es completo Alien. Pero su ADN mitocondrial será humano.
SIGUIENTE PASO:
  • Recuperación completa de su genoma. = Primera prueba de ADN alienígena de la historia.
POSIBILIDADES
  • Hibrido humano-alien. ingeniería GENética de 900 años.
ACTUALIDAD
  • Los laboratorios donde se están realizando los análisis son secretos.
  • Actualmente el cráneo del StarChild está guardado en una caja fuerte de un banco de Texas.
  • proceso para secuenciasr el genoma.
  • 3/4 meses DURACIÓN SECUENCIACIÓN- Idea general de que será el porcentaje.
TEORIA DE PYE
  • «Mi» teoría, dice con cautela, porque es consciente de que no tiene pruebas científicas irrefutables que avalen sus palabras, es que hace 900 años, fecha de la que data el cráneo en cuestión, al menos un alienígena vino a la tierra e introdujo en una mujer esperma extraterrestre, «pero no pudieron copular, porque no tienen los mismos órganos genitales, así que lo más probable es que se concibiera mediante ingeniería genética», afirma el investigador.

 

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS

https://cdn.hyperpromote.com/bidvertiser/tags/active/bvpprtr.html?pid=701583&bid=2005034&subid=[SUBID]&kw=[KEYWORD_ENCODED]&url=[REFERRER_ENCODED]&mincpc=[MIN_CPC]&flback=[FALLBACK_ENCODED]