Las esferas de piedra repartidas por todo el mundo

Las esferas de piedra repartidas por todo el mundo

Las esferas de piedra   Esferas de todos los tamaños se hallan en varias partes del planeta, desde unos pocos centímetros hasta vario

MARTE, LA VERDAD OCULTA – RECOPILACIÓN DE FOTOGRAFÍAS EXTRAÑAS
ALIENÍGENAS ANCESTRALES – Plantón en el espacio
Descubren por qué los tardígrados son prácticamente inmortales

 

Esferas de todos los tamaños se hallan en varias partes del planeta, desde unos pocos centímetros hasta varios  metros de diámetro. Tienen en común que son de piedra y se encuentran pulidas. La hipótesis de que fueran formaciones naturales fueron descartadas. Sobre su origen  propósito no sabemos nada, se podría especular mucho pero el hecho de que fueran halladas en distintos continentes solo nos dice que sus constructores obviamente pertenecían a alguna cultura global de la cual nada sabemos.
Las mas conocidas y abundantes fueron halladas en Costa Rica, he aquí un breve resumen de ellas e imágenes. Aunque también hay rastros de ellas en Bosnia, Argentina, Venezuela, China y Australia.
Propuestas en el año 2001 para ser consideradas patrimonio cultural  de la humanidad.

Las esferas de piedra repartidas por todo el mundoEstas enormes estructuras megalíticas se encuentran  por toda costa rica  especialmente el sur del país, adquirieron notoriedad a partir de 1939 como consecuencia del avance agrícola bananero en el país. Muchas de ellas fueron dinamitadas por la creencia de que existía oro en su interior o porque simplemente estaban en el “camino del progreso”.

Las técnicas de su construcción y motivos,,,desconocidos,,  STATUS en revisión por la ciencia oficial,  si leyeron bien,,, en revisión. Las hay desde 10 cm de diámetro hasta cerca de 2,57 metros y pesos de hasta 16 toneladas. Construidas en piedras duras como granodiorita, gabros y algunas pocas en caliza. Los arqueólogos a través de la estratigrafía de su emplazamiento y de otros objetos encontrados en su cercanía, estiman que las piedras fueron ubicadas por los indígenas de la zona entre el siglo IV a. C.|300 a. C. y el 300 d. C., pero el trabajo escultórico aún no ha podido ser datado científicamente.
Abundante información sobre estas estructuras que como verán Uds ,no son solo exclusivas de Costa Rica, sino se hallan en varias localizaciones  del planeta, como podrán encontrar en este link http://www.cesarlizano.name/sibowak/esferas_de_piedra_costa_rica_htm/bibliografia%20digital.htm
Las explicaciones científicas sobre estas formaciones son mas que simplistas y muchos expertos consideran que las mismas son evasivas a repuestas que no tienen.

Las esferas de piedra repartidas por todo el mundo
Lo más curioso es que ya la doctora Stone se percató que en la zona del Diquis no existía el material del que estaban compuestas las esferas de piedra, a saber granodiorita y gabros.
En 1948,el arqueólogo Samuel K. Lohtrop, llega hasta a el Diquis, invitado por la doctora Stone quien trabajaba en las piedras desde 1940.
En 1963, el museo Peabody de Cambridge, en Massachussets, Estados Unidos, propaga el resultado de sus investigaciones bajo el título “Archeology of the Diquis Delta Costa Rica”. Y aunque no decía nada sobre quiénes pudieron ser sus constructores, estipuló cuatro características que le dotaban de artificialidad, no pudiendo ser naturales. A saber:
1.   La enorme cantidad de esferas que imposibilitan su casualidad.
2.   El enorme tamaño de las mismas y su gran esfericidad.
3.   Superficies lijadas.
4.    Y conjuntos de esferas que, a veces, se alinean formando figuras que parecen geométricas.
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundoEn 1990, el Museo Nacional de Costa Rica, se embarca en el proyecto “Hombre y ambiente en el Delta del Diquis” para arrojar luz sobre los constructores de las esferas y averiguar por qué las crearon. Llegaron a la conclusión  que las enormes piedras fueron obra de una civilización amerindia desconocida, instalada en el Delta del Diquis desde tiempos inmemoriales.  Según ellos, esta cultura debió estar sumamente organizada y usaron unas técnicas de esculpido y pulido muy perfeccionadas, que llevaron varios siglos. Su fabricación se dio, siempre según el museo citado, 200 años antes de Cristo, continuándose de forma ininterrumpida hasta la llegada de los conquistadores españoles.
Aún hoy en día, los costarricenses lo siguen creyendo.
Muchas  de estas gigantescas esferas de piedra fueron a parar a los jardines de las familias de más abolengo, como ornamentos del césped. Y así se ven en la actualidad en los jardines de muchos lugares.Algunas de ellas fueron vendidas a coleccionistas de todo el mundo.
La pregunta que uno se formula, después de lo visto, es ¿cómo los amerindios del Neolítico desarrollaron unas esferas tan perfectas? ¿Con qué técnica? ¿Con qué herramientas?  A no ser que la respuesta sea tan obvia como que no fue una civilización precolombina, sino otra civilización más antigua, de la que nada conocemos, y que pudo estar emparentada con otras civilizaciones artífices de las otras esferas de piedra repartidas por todo el mundo, en Bosnia, Nueva Zelanda. Venezuela, China, etc.
En Nueva Zelanda, en la playa de los Moeraki, al norte de Dunedin y a 40 kilómetros al sur de Oamaru.
Oficialmente estas esferas están compuestas por restos de calcio cristalizado de un sedimento mineral que se encuentra en todo el acantilado y que tiene 60 millones de años. La erosión de las olas ha sido la que ha dejado al descubierto las paredes verticales de KoeKohe, y por ende, la playa de los Moeraki, liberando a las piedras de su aprisionamiento.
Lo singular es que estas piedras mostraron que estaban huecas, que sus interiores son de barro y cieno, y se cimentaron con una calcita magnética.
En Zavidovici, una población de la Bosnia central, fueron descubiertas en 1938, justo un año antes que las de Costa Rica. Por lo visto se delimitaron por culpa de una tormenta que provocó que el río de la ciudad se desbordara y abriera un enorme surco en la montaña, floreciendo las piedras hasta entonces ocultas
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundoLas esferas de piedra repartidas por todo el mundo
Aquí, la comunidad internacional también se prestó a dar su propia versión oficial de los hechos. Según los geólogos, éstas se habrían formado por la fuerza de los ríos desde altas pendientes, que en su descenso chocan y se friccionan, provocando esa redondez de las mismas. La exfoliación o pérdida de capas, aunados con los cambios de temperatura, habrían provocado que las capas cóncavas se desprendieran, dejando superficies redondeadas.
Para que lo anterior se dé es necesario que el material sea volcánico o por cristalización de lava incandescente. El problema viene cuando no observamos volcanes en esta zona, ni en ninguno de aquellos lugares donde se encuentran las esferas de piedra repartidas por el planeta.
Y si ésta no es la solución, ¿cuál es? Otros expertos, ante este dilema, creen que la naturaleza engendra esferas a partir de concreciones de calcio y carbonatos  desde un núcleo mineral que, con el transcurso de las edades, hace que se adhieran otras partículas, formando capas como las de una cebolla. Este proceso puede durar varios millones de años. Vamos, que lo que nos quieren decir es que las capas se crean solas, pegándose unas a otras como por arte de magia. Una solución demasiada trillada para ser cierta y demasiado evasiva de una realidad molesta.
Pero los hallazgos no se limitan a estos lugares, en el 2007 la maquinaría que se estaba usando en construir una carretera en la provincia china de Hunan, desveló esferas de piedra por doquier, más altas que una persona.
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundoLas esferas de piedra repartidas por todo el mundo
En Sierra Ameca, México, las hay de entre 60 y 335 centímetros, y también se consideran manufacturadas por obra de la cristalización de cenizas volcánicas.
En el parque geopaleontológico de Ischigualasto, en Argentina, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el llamado Valle de la Luna, se encontraron manifestaciones de arte rupestre junto a las populares esferas de piedra.
Ya en Cartago, fundada por los fenicios a mediados del siglo IX a.C. se encontraron esferas líticas de pequeño tamaño, de unos 40 centímetros. Aquí sí que la arqueología fue unánime, dictando que las piedras son artificiales. Se les conoce como piedras cañón o piedras de fuego y hay quien cree que son artificiales porque debieron servir como arma de las catapultas.
Durante el 2000, un investigador de lo insólito, Jiri Matekja, dejó constancia de que en la República Checa habían aparecido las grandes bolas de piedra.
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundoPiauhy, Brasil, en la desembocadura del río Paranahyba, en el estado de Piauhy, el coronel ruso Pavlovich Braghine, publicó en 1938 un libro donde se menciona la presencia de las esferas en esta zona, sin saber que ya existían en Costa Rica.
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundoPiahuy,Brasil
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundo
Onoto Venezuela.
Ya en el 2008, en Onoto, en el condado de Anzoátegui, en Venezuela, la tierra de los Cumanogotos, volvieron a observarse bolas de piedra de 2 metros de diámetro. Descubiertas durante las excavaciones de una presa en la cuenca del río Unare, el hallazgo no fue reportado a los arqueólogos del país, de modo que oficialmente no existen.
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundo
Las esferas de piedra repartidas por todo el mundo
Algunas de ellas ya no pueden ser halladas, como las que debieron estar enCuba, y así constatadas por el conquistador López de Gomara, en su Historia General, y que dice así: “Hay una cantera de piedras redondísimas, que sin repararlas más de cómo las sacan, tiran con ellas arcabuces y lombardas”. Gonzalo Fernández de Oviedo también las menciona en su libro sobre la Isla Fernandina: “Hay un valle en la isla de Cuba que dura cuasi tres leguas entre dos sierras o montes, el cual está lleno de piedras redondas, como de lombardas, guijeñas, e de género de piedra muy fuerte, e redondísimas en tanta manera, que con ningún artificio se podrían hacer más iguales e redondas,  cada una en el ser que tiene”.
Se cuenta que en la Isla de Pascua también hay cantos rodados gigantescos, traídos allí por los colonizadores de las islas Marquesas en el año 600, encabezado por Ariki Hotu Matu’a, fundando el linaje de las tribus que dominaron Rapa Nui.
Con todo sigue sin haber una respuesta plausible a este fenómeno. ¿Son las piedras naturales o artificiales? Caso de que fueran artificiales, que así lo parecen, quiénes las crearon o con qué cometido. Digo bien lo de piedras artificiales, pues si no fueran adulteradas, no hace falta ser demasiado sabio para darse cuenta de que la lava solidificada apenas pesa, mientras que la media de estas enormes esferas de piedra es de 16 toneladas. Además, las bombas volcánicas, al caer al suelo suelen partirse, y estas esferas están completas, sin roturas.
Por tanto, sigue quedándonos la duda, ¿quiénes crearon las esferas? ¿Y por qué están repartidas por todo el planeta? ¿Formaron parte del legado cultural de una civilización extinta de la que nada sabemos? De ser así esta civilización existió hace millones de años antes de las conocidas.
Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status