Los Cataclismos de Marte y Venus

Los Cataclismos de Marte y Venus

Un investigador y científico por el que tengo gran respeto. Ha estado involucrado en investigación aeroespacial y ha sido empleado en esta y otras i

El nuevo maíz y soja transgénicos que Monsanto busca aprobar en Europa
Bases Subterráneas en Puerto Rico y Estados Unidos
Cuando las imágenes proceden del pasado, El cronovisor


Un investigador y científico por el que tengo gran respeto. Ha estado involucrado en investigación aeroespacial y ha sido empleado en esta y otras investigaciones científicas por muchas compañías. Brian es un tipo de pies-en-la-tierra que mira toda la evidencia y va donde ella, en vez de donde la convención, lo lleva. Ha compilado alguna información muy detallada e incontestable sobre el mundo antiguo y su conexión a la manipulación de la Hermandad de hoy. Mientras trabajó en una gran corporación de Estados Unidos en la década de 1960, sus físicos completaron sus propios estudios independientes que sugerían que aproximadamente en 4.800 AC un cuerpo inmenso, que ahora conocemos como Júpiter, se precipitó en nuestro sistema solar.
Los planetas exteriores fueron puestos en desorden y Júpiter al final chocó con un planeta que giraba entre los actuales Júpiter y Marte. Los físicos dijeron que los restos de este planeta se convirtieron en el cinturón de asteroides y que parte de Júpiter se separó para convertirse en lo que ahora llamamos Venus.

Cuando Venus, entonces un trozo inmenso de materia, fue proyectado en el espacio, destruyó la atmósfera y la vida de Marte antes de que fuera atrapado por el campo gravitacional de la Tierra, afirmó el estudio. Venus hizo algunas órbitas de la Tierra antes de que su velocidad lo tirara en su posición actual en el sistema solar. Fueron esas órbitas, dicen los físicos, las que causaron devastación y un maremoto aproximadamente en 4.800 AC.
Creyeron, como Brian Desborough lo hace, que antes de este tiempo Marte giraba alrededor de donde la Tierra está ahora y la Tierra estaba mucho más cerca del Sol. La luz brillante de Venus cuando pasó cerca de la Tierra puede haber resultado en la idea de Lucifer, el «portador de la luz». Los registros mesopotámicos y centroamericanos más antiguos no incluyen a Venus en sus recuentos planetarios, sólo después aparece. Hubo una obsesión con Venus en muchas culturas, que le hacían sacrificios humanos.
El estudio no oficial por los físicos nunca ha sido divulgado, pero consideremos la evidencia para algunas de sus afirmaciones. Cuando usted salpica partículas sobre una placa que vibra usted puede recrear las órbitas planetarias del sistema solar. Cuando ondas vibratorias que se mueven hacia afuera del centro de la placa se encuentran con ondas que se mueven en la otra dirección, se forma una llamada onda estacionaria cuando las dos chocan.
Esto causa que las partículas se reúnan y creen una serie de círculos concéntricos. Éstos serán espaciados equitativamente si frecuencias solas chocan entre sí, pero si, como con el sistema solar, un espectro de frecuencias está involucrado, los círculos serán espaciados de manera desigual de conformidad con las presiones vibracionales. Ponga un objeto sobre estos círculos de partículas que vibran y empezará a girar alrededor del centro de la placa, llevado por el flujo de energía causada por las interacciones vibracionales.
Los objetos más pesados puestos en cualquier lugar sobre la placa serán atraídos a uno de estos círculos concéntricos y estos objetos mismos formarán patrones de onda alrededor de sí mismos que atraerán objetos más livianos hacia ellos. En nuestro sistema solar, las ondas más fuertes están siendo emitidas desde el centro por el Sol, obviamente, porque eso representa 99% de la masa del sistema solar. Estas ondas solares interactúan con otras ondas cósmicas formando así una serie de ondas estacionarias que, a su vez, forman círculos concéntricos o campos vibracionales orbitando alrededor del Sol. Los cuerpos más pesados, los planetas, son atrapados en estos círculos y por lo tanto giran alrededor del Sol.
Los planetas también crean círculos de onda menos poderosos alrededor de sí mismos y éstos pueden atraer cuerpos más livianos que giran alrededor de ellos. La Luna girando alrededor de la Tierra es un ejemplo de esto. Así que algo que perturbara esta armonía de interacción vibracional afectaría estos círculos concéntricos de energía y, si esto fuera suficientemente fuerte, cambiaría la órbita de planetas. Lo que los físicos dicen que ocurrió con Júpiter y Venus sería ciertamente lo suficientemente fuerte para hacer esto.
Estos círculos de ondas estacionarias existen alrededor del Sol en relación con las presiones vibracionales involucradas y no necesitan que un planeta exista. Existen de todos modos y un cuerpo planetario simplemente se traba en ellos. Por lo tanto hay muchas más de estas «carreteras» vibracionales que planetas en el sistema solar, y si un planeta o cuerpo es expulsado de su órbita eventualmente se trabará en otra onda, otra órbita, cuando su velocidad disminuye lo suficientemente para ser capturado. Esto es lo que ocurrió cuando las fantásticas presiones vibracionales del «cometa» Venus pasaron cerca de Marte y la Tierra y los arrojaron a órbitas diferentes, cree Desborough.
Venus habría sido un «cometa» cubierto de hielo, dice Desborough, y el hielo se habría desintegrado cuando Venus se acercó a la Tierra y llegó a un punto conocido como el límite de Roche. Este es un dispositivo de seguridad vibracional, si quieres. Cuando dos cuerpos estén en curso de colisión, el de menor masa empieza a desintegrarse en el límite de Roche. En este caso, el hielo habría sido proyectado de la superficie de Venus hacia la Tierra. También, cuando entró en el llamado cinturón de Van Allen, que absorbe gran parte de la radiación peligrosa del Sol, el hielo habría sido ionizado —magnetizado— y por lo tanto atraído hacia los polos magnéticos de la Tierra.
Miles de millones de toneladas de hielo, enfriado a -273 grados centígrados, se habrían posado en las regiones polares, congelando como un rayo todo en poco más de un instante. Esto, por fin, explicaría el misterio de los mamuts encontrados congelados donde estuvieron parados. El mamut, contrario a la creencia, no era un animal de región fría, sino uno que vivió en prados templados.
De algún modo esas regiones templadas fueron congeladas en un momento. ¡Algunos mamuts han sido encontrados congelado en medio de la alimentación! Allí estás mascando y cuando te quieres acordar eres un muñeco de hielo. Si este hielo ionizado cayera como lluvia de Venus, la mayor aglomeración habría estado más cerca de los polos magnéticos porque habrían tenido la atracción más fuerte. Otra vez, ese es el caso. La masa de hielo en las regiones polares es mayor en los polos que en la periferia y con todo hay menos nieve y la lluvia en los polos para crear tal aglomeración. El argumento de Venus explica esto.
En el libro de Job, que se cree que es una obra árabe mucho más vieja que el resto de la Biblia, se hace la pregunta: «¿De dónde vino el hielo?». Diría que podríamos tener la respuesta. Esto explica además cómo los antiguos podían haber tenido mapas de cómo lucían los polos norte y sur antes de que el hielo estuviera ahí. Los polos estaban libres de hielo hasta hace aproximadamente 7.000 años. No hubo edad de hielo como se sugirió oficialmente. Es otra ilusión.
Cuando usted mira la «evidencia» que la ciencia oficial presenta para respaldar la idea convencional de una edad de hielo y la manera en que esta «evidencia» es fundamentalmente contradicha por los hechos demostrables, es asombroso cómo tal tontería pudo volverse la «verdad» convencional en primer lugar. Antes de este cataclismo increíble, y/o uno de los otros, la Tierra tenía un ambiente tropical uniforme, como las plantas fosilizadas han mostrado. Esto habría sido cambiado no sólo por la llegada del hielo aparentemente, sino también por la destrucción de una bóveda de vapor de agua alrededor de la Tierra, como se describe en el Génesis y otros textos antiguos. Esta bóveda habría asegurado un ambiente tropical uniforme por todos lados, pero repentinamente estaba extinto.
El cambio dramático en la temperatura en los polos habría chocado con el aire tibio y causado vientos devastadores, exactamente como es descrito por el folclore chino. Los físicos dijeron que las presiones creadas por las órbitas de «Venus» alrededor de la Tierra habrían producido un maremoto 10.000 pies [3.000 mts] en los océanos y esto otra vez concuerda con las pruebas que la agricultura empezó a altitudes de 10.000 pies y más alto. Platón escribió en su obra, Leyes, que la agricultura comenzó en elevaciones altas después de que una inundación gigantesca cubrió todas las tierras bajas.
El botánico, Nikolai Ivanovitch Vavilov, estudió más de 50.000 plantas salvajes coleccionadas alrededor del mundo y descubrió que se originaron en sólo ocho áreas diferentes – todas ellas terreno de montaña. El maremoto habría causado presiones sobre la superficie terrestre de dos toneladas por pulgada cuadrada [310 Kgs/cm2], creando nuevas cordilleras, y fosilizando todo en unas horas. Piedra artificial es creada hoy por presiones de esta magnitud.
Se han encontrado árboles fosilizados intactos y eso sería imposible a menos que ocurriese en un instante porque el árbol normalmente se habría desintegrado antes de que pudiera ser fosilizado durante un período de tiempo largo. De hecho, fósiles de esta clase no se están formando hoy. Son el resultado de los eventos cataclísmicos descritos aquí, dice Desborough. El psiquiatra y autor ruso – judío, Immanuel Velikovsky, causó indignación entre el Establishment científico en la década de 1950 sugiriendo que la Tierra habría pasado por trastornos enormes cuando Venus que era entonces, él dijo, un cometa, se precipitó por esta parte del sistema solar antes de establecerse en su órbita actual.
Cuando Venus fue fotografiado por la misión Mariner 10, muchas de las descripciones de Velikovsky demostraron ser correctas, incluyendo los que parecían ser los remanentes de una cola como de cometa. Las imágenes de Mariner 9 de Marte también respaldaron algunas de las teorías de Velikovsky. Él dijo que el «cometa» Venus había chocado con Marte cuando se precipitó a través del sistema solar. El tiempo para estos eventos de Velikovsky fue aproximadamente 1.500 AC. Los diferentes investigadores desestiman unos a otros sus conclusiones porque indican períodos muy diferentes para los grandes trastornos cuando en verdad casi indudablemente había varios cataclismos en esa ventana de 11.000 a 1.500 AC, y aún más recientemente.
El estudio por los físicos también dijo que Marte fue devastado por estos eventos que involucraban a Venus. Sentían que Marte fue lanzado afuera de la órbita y siguió a una órbita elíptica muy inestable que lo llevó entre la Tierra y la Luna cada 56 años. El último de estos pasajes parece haber sido aproximadamente en 1.500 AC cuando el gran volcán estalló en la isla griega de Santorini y la civilización Minoica en Creta pasó a la historia.
En este mismo período de 1.600 a 1.500 AC, los niveles del océano cayeron aproximadamente 20 por ciento, lagos glaciales se formaron en California, y ésta fue muy probablemente la época cuando el lago inmenso en el fértil Sahara fue vaciado y el desierto que vemos hoy empezó a formarse. Al final, Marte se estableció en su órbita actual, pero para aquel entonces la vida sobre su superficie había sido arrasada. Todavía de nuevo la evidencia sobre Marte apoya todo esto. La misión a Marte Pathfinder descubrió que las rocas marcianas carecían de erosión suficiente para haber estado en la superficie por más de 10.000 años.
Brian Desborough cree, como los físicos a quienes conoció y con quienes trabajó, que la Tierra estuvo una vez mucho más cercana del Sol de lo que está hoy y que Marte orbitaba alrededor de donde la Tierra reside ahora. Si, como se alega, los cañones hondos en la superficie de Marte fueron causados por masivos torrentes de agua, tiene que haber habido un ambiente más cálido en Marte, porque hoy es tan frío que el agua se congelaría en un instante y la atmósfera de casi vacío haría al agua evaporarse en un instante.
Desborough dice que la mayor proximidad de la Tierra al Sol demandó que los primeros seres humanos de la Tierra fueran de raza negra con la pigmentación para poder con los mucho más feroces rayos del Sol. Esqueletos antiguos encontrados cerca de Stonehenge en Inglaterra y a lo largo de la costa de oeste de Francia demuestran las características nasales y vertebrales de muchos Africanos femeninos. Desborough dice que Marte, entonces con un ambiente muy parecido al nuestro, tenía una raza blanca antes del cataclismo de Venus.
Su investigación lo ha convencido de que los marcianos blancos construyeron las pirámides que habían sido registradas en Marte y fueron a la guerra con una raza negra avanzada para conquistar la Tierra. Estas guerras, dice, son las guerras de los «dioses» descritas en incontables textos antiguos, sobre todo los Vedas Hindúes. Desborough añade que después del cataclismo, los marcianos blancos que se habían establecido en la Tierra fueron abandonados aquí sin su tecnología y con su planeta de origen devastado. Estos marcianos blancos se hicieron los pueblos blancos de la Tierra, dice.
De una manera fascinante, algunos científicos afirman que cuando la gente blanca es sumergida en tanques de privación sensoriales por períodos largos, su ritmo circadiano tiene una frecuencia de 24 horas 40 minutos, que no corresponde al período rotacional de la Tierra, ¡sino de Marte!. Esto no es el caso con razas no blancas que están en armonía con la rotación de la Tierra. Desborough cree que estos marcianos blancos eran la raza muy avanzada del mundo antiguo conocida como los fenicios o los arios y empezaron el proceso largo de regresar a su anterior poder tecnológico después de los trastornos que destruyeron la superficie de su propio planeta y devastaron éste.
Mi propia investigación respalda este tema básico, aunque, como todos los que buscan la verdad de lo que ocurrió, tengo muchas preguntas. Una raza blanca, conocida como los fenicios y por otros nombres, eran indudablemente los «cerebros» detrás de la civilización egipcia, por lo menos desde el punto alrededor de 3.000 AC, y la Meseta de Giza, donde la gran pirámide fue construida, era antes conocida como El-Kahira, un nombre que derivaba del sustantivo árabe, El- Kahir (de donde proviene El Cairo) su nombre para…. Marte.
Los textos antiguos revelan que la medición del tiempo estaba muy relacionada con Marte, y el 15 de marzo, los Idus de Marzo (Marte), era una fecha clave en su calendario relacionado con Marte, como lo es el 26 de octubre. El primero conmemoraba el inicio de la primavera y el segundo era el final del año en el calendario celta. Las historias del Santo Grial del Rey Arturo se conectan con este tema, también. Camelot aparentemente significa Ciudad Marciana o Ciudad de Marte.
Pienso que hay verdad en todas las opiniones resumidas en este capítulo de los trastornos cataclísmicos que la Tierra ha sufrido en el período entre 11.000 y 1.500 AC. El primero terminó la Era Dorada y arrasó las civilizaciones de alta tecnología que habían existido antes de entonces. Las razas extraterrestres ya sea dejaron el planeta de antemano o sobrevivieron en altas altitudes o yéndose profundo dentro de la Tierra.
Lo mismo con el cataclismo posterior. Muchos de los extraterrestres, y la mayoría de los seres humanos de la Tierra, no sobrevivieron a estos eventos. Los que lo hicieron quedaron con el trabajo de empezar todo de nuevo sin, por lo menos al principio, la tecnología disponible antes. Los supervivientes cayeron en dos categorías principales, ésos de origen principalmente extraterrestre que conservaron los conocimientos avanzados, y los seres humanos, la raza esclava en general, que no lo hizo.
Los primeros también cayeron en dos campos. Había aquellos que deseaban usar sus conocimientos positivamente y comunicar su información a la humanidad, y aquellos que trataron de acumular los conocimientos y usarlos para manipular y controlar. La pelea entre esos dos grupos sobre el uso de los mismos conocimientos continúa hasta este mismo día. A medida que las sociedades se recuperaron de esos trastornos de 11.000 AC, los otros cataclismos causaron más devastación durante los miles de años que siguieron y la humanidad se enfrentó con muchos nuevos principios

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS