Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi

Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi

Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi   El 1 de Enero de 1935 se constituye la Deutsches Ahnenerbe: Sociedad de estudios

Brasil al desnudo: La NSA espía hasta el teléfono del avión y el móvil personal de Rousseff
Meteorólogos descartan que el OVNI aparecido en Portsmouth pueda ser una nube
Silpho Moor ‘trozos de OVNI’ encontrados en el archivo del Museo de Ciencias

Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi

 

ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
El 1 de Enero de 1935 se constituye la Deutsches Ahnenerbe: Sociedad de estudios para la antigua historia del espíritu, mejor conocida como Herencia de los Ancestros fundada por Heinrich Himmler, Herman Wirth, y Richard Walther Darré. La misión oficial de la Ahnenerbe era encontrar nuevas evidencias de la superioridad racial de los pueblos germánicos a través de la investigación histórica, antropológica y arqueológica.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
Otras inquietudes propulsaban “investigar el alcance territorial y el espíritu de la raza germánica, rescatar y restituir las tradiciones alemanas; difundir la cultura tradicional alemana entre la población. Llegó a tener 43 departamentos dedicados a danzas populares y canciones tradicionales, estilos regionales, folclore, leyendas, geografía sagrada, ciencias paranormales, etc. El símbolo de la Ahnenerbe era una runa. La runa de la vida…”
Según explica el escritor José Lesta, uno de los principales propósitos de la Ahnenerbe consistió en acabar con el cristianismo y dar forma a una religión propia del nazismo: «Una de las consignas subterráneas del régimen nazi era eliminar progresivamente la influencia que para el pueblo alemán tenían los ritos de la Iglesia Católica. Para ello, la organización disponía de uno de los mayores y más conocidos personajes dentro del ocultismo nazi: el «sumo sacerdote» Friedrich Hielscher”.
El crecimiento hacia fuera de la Ahnenerbe-SS, la Thule Gesellschaft y el interés general de los nazis en el ocultismo, dieron como resultado la ‘Karotechia’ una organización secreta dedicada a la investigación y el uso de las fuerzas ocultas para el Tercer Reich.
The Karotechia was a secret organization in Nazi Germany dedicated to the research and use of Mythos forces for the Third Reich. The name as used in Delta Green is an unintentional corruption of Hexenkartothek, a real-world SS project to investigate and catalog witch hunts by order of Heinrich Himmler.


ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 2 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
Orígenes de la Ahnenerbe
Su nombre proviene de una palabra alemana oscura, “Ahnenerbe”, que significa “i nherited (herencia) de los antepasados.”
Explica el escritor José Lesta en su libro «El enigma nazi» (editado por Edaf). Por aquella época, Hitler ya había sido nombrado Canciller de Alemania y el Partido Nazi dominaba toda la política del país. Sin embargo, el Führer quería enfrentarse al mundo y sabía que necesitaría varias cosas: toda la ayuda necesaria para vencer (ya fuera usual o paranormal) y, sobretodo, que la sociedad aceptara el nazismo como una creencia indiscutible. Ambas tareas serían encomendadas a esta nueva secta paracientífica.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 3 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
Existe alguna evidencia de que la Ahnenerbe existía ya en 1928, cuando Wirth estableció la “Sociedad Hermann Wirth” para la enseñanza y la difusión de sus teorías.
Otra precursora de la Ahnenerbe era un instituto de investigación de la “prehistoria espiritual” creado por el estado alemán de Mecklenburg en 1932, cuando el estado fue gobernado por el NSDAP.
Formalmente, el grupo se llamaba ‘Studiengesellschaft für Geistesurgeschichte, Deutsches Ahnenerbe eV “(” sociedad de Estudio para la historia intelectual primordial, Herencia Ancestral Alemana, sociedad registrada “), y fue rebautizado en 1937, como” Forschungs- und das Lehrgemeinschaft Ahnenerbe eV’ (“Investigación y Docencia Comunidad Patrimonio Ancestral, sociedad registrada”).
El emblema elegido para la Ahnenerbe era el ‘Irminsul’ .
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 4 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
Irmin era un aspecto, Avatar o epíteto de Wodan(Odin).
Irmin también podría haber sido un epíteto del dios Ziu (Tyr) en tiempos germánicos, sólo transferido más tarde a Odin.
La forma en nórdico antiguo de Irmin es Jörmunr, que al igual que Yggr fue uno de los nombres de Odín .
Por lo tanto, a menudo se conjetura que el Irminsul era un “árbol del mundo”, el equivalente de “Yggdrasil” entre las tribus sajonas de Alemania.Yggdrasil (“caballo de Yggr”) fue el portal desde la que Odín se sacrifico, y es el lugar por donde se conecta los nueve mundos. Jakob Grimm enlaza el nombre Irmin con términos nórdicos antiguos como iörmungrund (“gran tierra”, es decir, la Tierra) o iörmungandr (“gran serpiente”, es decir, el Midgard serpiente).
La conexión lingüística entre Irmin- y iörmun / jörmun- es generalmente aceptada, pero los términos simplemente significa “grande / poderoso” o “elevándose”.
Es fácil ver cómo “El grande” o “El exaltado” podrían convertirse en un nombre con el de Odín, y se conoce como “gran pilar” en lugar de “pilar de Irmin” o “pilar de Odin”.
La Ahnenerbe fue creada como un club registrado como una organización privada y sin fines de lucro. La financiación de la Ahnenerbe llegó principalmente a través de Darré y su posición dentro del Ministerio de Agricultura de Alemania, pero esta asociación terminó alrededor de 1936, dejando a Himmler en control total de la Ahnenerbe.
La Ahnenerbe no se incorporó a la SS hasta abril de 1940, aunque incluso antes de esto, todos menos uno de los miembros del personal académico de la Ahnenerbe eran miembros al menos de honor de la SS, y muchos tuvieron rangos significativos.
Wolfram Sievers fue Reichsgeschäftsführer o Reich Manager, de la Ahnenerbe a partir de 1935, y tenía el rango de SS-Obersturmführer desde 1937, llegando al rango de SS-Standartenführer por el final de la guerra.
No hubo una relación evidente entre la SS y los Ahnenerbe mucho antes de que se hizo oficial en 1940.  El 1 de febrero de ese año, el Dr. Walther Wüst fue nombrado presidente de la Ahnenerbe.
Wüst era un experto en la India y el decano de la Universidad Ludwig Maximilians de Munich, que trabaja en el lado como Vertrauensmann para el Servicio de Seguridad de las SS.
Conocido como “El orientalista” por Sievers, Wüst había sido reclutado por él en 1936 debido a su capacidad de simplificar la ciencia para el hombre común.
Después de ser nombrado presidente, Wüst comenzó la mejora de la Ahnenerbe: moviendo la oficina a una nueva sede que había costado 300.000 Reichsmark, en el barrio de Dahlem de Berlín.
La organización fue incorporada a la plana mayor de las SS en enero de 1939.
La Ahnenerbe tuvo varias instituciones o secciones diferentes para sus departamentos de investigación.
La mayoría de éstos eran arqueológico pero otros incluyen la sección Pflegestätte für Wetterkunde (Sección de Meteorología) encabezada por Obersturmführer Dr. Hans Robert Scultetus, fundada sobre la base de que “Welteislehre” de Hans Hörbiger podría utilizarse para proporcionar pronósticos meteorológicos precisos de largo alcance, y un dedicado a musicología, cuyo objetivo era determinar “la esencia” de la música alemana.
Se grabó la música popular en las expediciones a Finlandia y las Islas Feroe, de origen alemán de los territorios ocupados, y en el Tirol del Sur.
La sección hizo grabaciones sonoras, manuscritos y libros de canciones transcritas, y fotografió y filmó el uso de instrumentos y danzas folclóricas.
El lur, un instrumento musical de la Edad de Bronce, se convirtió en el centro de esta investigación, que concluyó que la consonancia germánica estaba en conflicto directo con el atonalismo judío.
La Ahnenerbe era parte del gran plan de Himmler para la creación sistemática de una cultura “germánica” que reemplazaría el cristianismo en la Gran Alemania ke existiría después de la guerra, una especie de SS-religión que formarían la base del nuevo orden mundial.
Esta nueva cultura se basa en las creencias völkisch del NSDAP, y era el papel de la Ahnenerbe para ordenar la investigación científica en un programa interdisciplinario para apoyar el “desarrollo de la herencia germánica”.
Desarrollo de Ahnenerbe.
Se desconoce actualmente el alcance real logrado por la Ahnenerbe pero el estudio lingüístico estaba a la vanguardia de la actividad de Ahnenerbe. El primer instituto que se estableció se especializó en el estudio de las runas nórdicas (el símbolo del Ahnenerbe era la runa de la vida). Este instituto estuvo bajo el mando de Hermann Wirth hasta que abandonó el Ahnenerbe en 1937. En 1936, el sucesor de Wirth, el profesor Wüst, encabezó otro instituto para una investigación más amplia en lingüística, donde se prestó gran atención al sánscrito (el área de especialización de Wüst ) Y la conexión del lenguaje con los arios.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 5 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
Uno de los departamentos de investigación más insólitos de los cuales se han escrito infinidad de libros y con mas repercusión era el que se dedicaba a las actividades esotéricas dirigido por el citado Friedrich Hielscher y Wolfram Sievers (también se cuenta que el escritor Ernst Jünger llegó a colaborar en ella) . Los intereses giraban misteriosamente sobre: búsqueda de reliquias sagradas como el Santo Grial, la lanza del destino, el arca de la alianza, la mano de Dios, excavaciones de vestigios atlantes, mística medieval, exploración al Tíbet, Yoga, estudios de antiguos cultos paganos, viajes al interior de la Tierra para comprobar si es hueca. Se desconoce si realmente lograron sus objetivos finales de esta busqueda pero leyendas cuentan que los Nazis pudiesen ser poseedores de algunas de esta reliquias a las cuales se les atribuía un poder celestial o sobrenatural.
Según se cuenta, la Ahnenerbe  quiso robar de la abadía de Westminster la Piedra de Scone o Piedra de la Coronación, sobre la que se coronan los reyes de Inglaterra y que, creían los nazis, fue sobre la que Jacob se recostó antes de soñar con la escalera que llevaba a Dios. Pero el Tercer Reich no consiguió hacerse con esa fantástica reliquia, que se conserva hoy en el castillo de Edumburgo junto al resto de las joyas de la Corona escocesa.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 6 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
La búsqueda del Santo Grial por los nazis
De entre todos los objetos de poder que buscó la Ahnenerbe, una de las piezas más codiciadas por la sección ocultista de las SS fue el Santo Grial, la copa que utilizó Jesús en la última Cena y que recogió su sangre cuando murió crucificado. Según la leyenda, José de Arimatea llevó el Santo Grial a Europa, y los cátaros fueron los últimos en guardarlo en el Languedoc francés, en la fortaleza cátara de Montsegur, cerca de la frontera con España.
Siglos más tarde, en 1931, Otto Rahn, un filólogo alemán de 27 años y experto en Historia Medieval, viajó por primera vez a Montsegur en busca del Santo Grial, el que supuestamente podía encontrarse oculto en alguna de las intrincadas cuevas cercanas a la antigua fortaleza de los cátaros, o en sus pasadizos secretos. Años después de sus investigaciones, en 1936, Rahn conoció a Heinrich Himmler, y éste, entusiasmado por el relato que Rahn le hizo sobre la leyenda del Santo Grial y los cátaros, le ofreció los medios necesarios para regresar al lugar y continuar con sus pesquisas.
En octubre de 1940 el mismo Himmler realizó un viaje a Barcelona, España, para preparar la reunión que el día 23 del mismo mes tendrían en la localidad española de Hendaya (zona fronteriza vasco francesa) el mismísimo Adolf Hitler con el dictador español, el generalísimo Francisco Franco. Pero ese no era el único objetivo de su viaje, pues Himmler llevaba consigo los libros escritos por Rahn (“Cruzada contra el Grial” y “La corte de lucifer”) y también deseaba visitar la montaña de Montserrat, pues creía que la cumbre catalana era uno de los puntos geográficos donde podría hallarse el Santo Grial, un objeto sagrado que, según los nazis de la Ahnenerbe, dotaban de poderes superiores a quien lo poseyera.
Himmler llegó a Montserrat acompañado de un séquito militar alemán y español, además de Miguel Matheu Pla, alcalde de Barcelona. Se cuenta que el jefe de las SS, obsesionado por encontrar el Santo Grial, llegó hasta la cumbre de uno de los picos más encumbrados de Montserrat (ubicado a unos 40 kilómetros por ruta desde Barcelona) en búsqueda del preciado objeto. Posteriormente el “Reichführer” germano visitó el monasterio de Montserrat y les pidió a los religiosos del convento, que en esa época era regido por el padre Andreu Ripoll, cualquier información relativa al Cáliz sagrado. Himmler, de hecho, solicitó ver todos los documentos del monasterio que estuviesen relacionados con esta reliquia cristiana y pidió que lo condujeran también hasta las cavernas y pasadizos subterráneos de la montaña, donde supuestamente podría encontrarse oculto el Santo Grial. Los religiosos se negaron de plano, provocando el enojo del nazi, quien, ante la negativa del padre Ripoll, habría vociferado a viva voz: «¡Todo el mundo en Alemania sabe que el Grial está en Montserrat!».
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 7 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
En busca del Arca de la Alianza
Otro de los tesoros que ambicionó la Ahnenerbe fue la mítica Arca de la Alianza, el símbolo de la Alianza entre Dios y el pueblo de Israel, una especie de cofre rectangular construido según las instrucciones de Dios, tallado en madera de acacia y revestido con planchas de oro en su exterior, y en cuyo interior los judíos guardaban las Tablas con los Diez Mandamientos, la vara de Aarón y restos de maná sagrado en un jarrón dorado. Según las Santas Escrituras, el Arca servía al mismo tiempo como recipiente para las Tablas de la Ley y como «transmisor» para comunicarse con la divinidad hebrea: el «trono de Dios» se posaba sobre el Arca generando una «luz celestial» y durante el día, Yahvé era visible en forma de columna de humo, mientras que en la noche parecía una estela llameante. Pero, además de ser un objeto para comunicarse con Dios, se trataba también de un arma formidable, pues se decía que con sólo tocarla se provocaba la muerte, y poseerla otorgaba la victoria segura en un campo de batalla. De hecho, con el Arca a cuestas, el ejército hebreo marchó durante siete días alrededor de la ciudad de Jericó y al séptimo día los sacerdotes tocaron sus trompetas y las murallas de las ciudad se derrumbaron como un castillo de naipes.
El paradero del Arca siempre fue un gran misterio, pues nadie sabe con exactitud cuándo y en qué circunstancias desapareció. La última referencia histórica al Arca alude a la época en la que el rey persa Nabucodonosor invadió Jerusalén y destruyó el primer Templo de Salomón, lugar donde se encontraba el preciado objeto. Otras fuentes, como el Libro de los Macabeos, aseguraban que el Arca había sido ocultada por el profeta Jeremías en el monte Nebo, mientras otros apostaban que estaba oculta en un punto de Etiopía, tras ser sacada de Jerusalén por un hijo del rey Salomón, Menelik I.
Sin embargo, antes de buscar el Arca, los nazis de la Ahnenerbe sabían que en caso de encontrar la mítica reliquia se les presentaría un problema insoluble, pues según la tradición hebrea, sólo un gran rabino judío podría manipular el Arca sin morir en el acto (se decía que para ello era necesario conocer el verdadero nombre de Dios, y únicamente mediante la cabalística, o ciencia que persigue la comprensión de lo divino a través de los números y las letras, podrían los nazis conocer el nombre de Dios y abrir el Arca). La Ahnenerbe buscó un cabalista judío, y se asegura que lo encontró en el campo de exterminio de Auschwitz. Este cabalista habría dirigido a la Ahnenerbe hasta la comunidad judía de Toledo. Poco después el almirante Wilhelm Canaris, jefe máximo del espionaje de la Wehrmacht y la Marina Imperial, se dirigió al Museo Arqueológico Nacional de Madrid, donde se interesó por varias piezas traídas de Egipto en 1871, posibles pistas para hallar el Arca.
Himmler y sus secuaces, finalmente, lograron determinar que los caballeros templarios, después de las Cruzadas, supuestamente habían escondido el Arca en algún lugar del norte de África, alrededor del año 1300. Semanas más tarde, los alemanes habrían comenzado unas excavaciones en el norte de Egipto en el más absoluto secreto, supervisadas por Hebert Braum, un arqueólogo de las SS.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 8 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
Hitler y la Lanza de Longino
La Ahnenerbe tuvo también entre sus objetivos la Lanza del Destino, la mítica lanza con la que, según los relatos bíblicos, el centurión romano Cayo Casio Longinus hirió en el costado a Cristo cuando éste acababa de morir en la cruz (el Evangelio según San Juan, 19: 33-37: cuenta que “… pero llegando a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le rompieron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó con su lanza el costado y al instante salió sangre y agua”). Según San Mateo y San Marcos, la verdadera naturaleza de Cristo fue revelada en ese momento: «Viendo el centurión que estaba frente a Él de qué manera expiraba, dijo: Verdaderamente este hombre era hijo de Dios». (San Marcos, 15:39).
Pero ¿Por qué Hitler, un declarado antisemita que le gustaba releer “El Anticristo” de Nietzsche y que sostenía que el cristianismo era «la última consecuencia del judaísmo”, se sintió tan atraído por este mitológico símbolo cristiano? Al parecer, según relata el vienés Walter Johannes Stein, amigo de Hitler en la época en la que el futuro Canciller de Alemania vivía a salto de mata en la capital austríaca, cuando la reliquia se custodiaba en el Palacio Imperial del Hofburg, en Viena, un joven Hitler se encontraba un día admirando la lanza cuando escuchó a un guía contándoles a los visitantes que existía una leyenda asociada a la lanza, según la cual cualquiera que la poseyera y resolviera sus enigmas, tendría el destino del mundo en sus manos. A partir de ese momento, según Stein, Hitler se sintió subyugado por el aura mágica y paranormal de la reliquia. Hitler se habría mostrado particularmente impresionado por el hecho de que supuestamente el emperador Carlomagno había vivido siempre con la lanza al alcance de la mano, y sólo cuando la dejó caer accidentalmente, de regreso de su última campaña victoriosa, falleció al poco tiempo. Asimismo, Federico «Barbarroja», emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, llegó a obtener victorias fulgurantes con la ayuda del preciado talismán, aunque su suerte cambió cuando atravesó un río en Anatolia en 1190, pereciendo ahogado por el peso de su armadura (se decía que la lanza se le había caído de las manos minutos antes). El emperador Napoleón Bonaparte también habría intentado hacerse con ella, pero no lo consiguió.
Si bien existían cuatro lanzas que supuestamente podían corresponder a la verdadera lanza de Longino, los nazis creían que la verdadera lanza se encontraba en el Museo Hofburg de Viena. Cuando el Tercer Reich se anexionó Austria el 14 de marzo de 1938, la pieza cayó por fin en manos de Adolf Hitler. En octubre de ese mismo año el Führer alemán dio la orden de llevar el tesoro de los Habsburgo a Nüremberg, hogar espiritual del movimiento nazi, cargados en un tren blindado provisto de una nutrida guardia de las SS. Después de alcanzar la frontera alemana, el tesoro terminó en el vestíbulo de la iglesia de Santa Catalina. Después de los intensos bombardeos aliados de octubre de 1944, durante los cuales Nüremberg sufrió enormes daños, Hitler ordenó que la lanza, junto con el resto del tesoro de los Habsburgo, fuera enterrada en una bóveda construida especialmente. Seis meses después, el Séptimo Ejército norteamericano rodeó la antigua ciudad, defendida por más de 20 mil soldados SS, 100 tanques panzers y varios regimientos de artillería, y logró tomarla el 20 de abril de 1945, el mismo día en que Hitler cumplía 56 años.
10 días más tarde, El 30 de abril de 1945, la Compañía C del Tercer regimiento del ejército americano, al mando del teniente William Horn, logró localizar el tesoro de los Habsburgo y la fabulosa lanza de Longino. Curiosamente, tal cómo le ocurrió supuestamente a Carlomagno y Federico Barbarroja, que conocieron de sonoras victorias y perecieron cuando la reliquia se les escapó de las manos, Hitler correría la misma suerte. En una increíble coincidencia, ese mismo día y a unos cientos de kilómetros de distancia, en un bunker localizado en el subterráneo de la Cancillería de Berlín, el prócer del nacionalsocialismo se quitaba la vida disparándose con su pistola, poniendo fin al macabro reinado de terror del Tercer Reich alemán.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 9 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi

Arqueología e expediciones Nazis.

El Instituto de Arqueología Germánica fue creado en 1938. Las excavaciones arqueológicas se llevaron a cabo en Alemania en Paderborn, Detmold, Haithabu y en Externsteine. Haithabu, que sigue siendo reconocido por los arqueólogos como un sitio importante para los artefactos nórdicos medievales, está en una zona del norte de Alemania cerca de la frontera danesa, y está muy cerca de Detmold y Externsteine, el sitio de un templo ario muy reputado y que algunos Leyendas relacionadas con Yggdrasil, el “mundo-ceniza” de la mitología nórdica. Externsteine ​​también está cerca de Paderborn y Wewelsburg, y los sitios enteros comprometidos para el Ahnenerbe un corazón mitológico donde los sajones resistieron a los romanos ya sus herederos, los francos de Carlomagno
Durante la guerra, las expediciones arqueológicas fueron enviadas a Bulgaria, Croacia, Grecia, Polonia y Rumania con la colaboración de las autoridades locales. Los Ahnenerbe también llevaron a cabo operaciones similares en la Rusia ocupada y el norte de África. También eran muy activos en el Lejano Oriente, sobre todo en el Tíbet, pero los Ahnenerbe enviaron una expedición a Kafiristán.
Una cantidad significativa de investigación de Ahnenerbe implicó el Tíbet, y fue llevado a cabo por el Instituto de Sven Hedin para la investigación de Asia Interior. El instituto fue nombrado para el explorador sueco famoso cuyas memorias mi vida como explorador eran populares por todo el mundo para sus cuentos de los viajes de Hedin a través del Tíbet. Las descripciones de Hedin de las ciudades ocultas en las profundidades del Himalaya eran tanto una fuente para el interés nazi en el Tíbet como la visión teosófica de Blavatsky del Este. Aunque nunca fue un miembro oficial de la Ahnenerbe (el viejo explorador estaba en sus setenta durante la guerra), Hedin se correspondía con la organización y estuvo presente cuando el Instituto para la Investigación Inner Asia se estableció formalmente en Munich en enero de 1943.
El contacto más cercano de Hedin en el Ahnenerbe era Ernst Schäfer, que comandaba el instituto para la investigación asiática interna y fue responsable eventual de todos los proyectos científicos dentro del Ahnenerbe. Schäfer visitó por primera vez el Tíbet en 1930, en una expedición organizada por la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia. En 1931, regresó al Tíbet mientras un miembro de la expedición Brooke Dolan que visitó también Siberia y China (otra expedición de Brooke Dolan financiada por la OSS viajó al Tíbet en 1942 siguiendo los pasos de la misión SS-Tíbet de 1939). Se incorporó al Partido Nazi después de la ascensión de Hitler al poder en 1933, así como a las SS, ascendiendo al rango de Sturmbannführer en 1942. Schäfer viajó a través del Tíbet Oriental y Central de 1934 a 1936 y dirigió una ambiciosa expedición patrocinada por Ahnenerbe El Himalaya en 1939. En el Tíbet, el Ahnenerbe buscó su propia marca retorcida de Shangri-La, una fuente del superhombre germánico y un depósito de conocimientos arianos perdidos.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 10 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 11 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 12 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
La expedición SS-Tibet dirigida por Schäfer visitó el Tíbet entre abril de 1938 y agosto de 1939. El propósito de la expedición era adquirir especímenes de flora y fauna, realizar un estudio etnológico de la población y reunir información cultural sobre los tibetanos que incluía todo Desde sus prácticas religiosas hasta las posiciones sexuales utilizadas por monjes mayores durante las relaciones homosexuales con jóvenes adeptos. Había rumores de tareas secretas que incluían a las SS que hacían propuestas al Reting Regent para sentar las bases para una invasión alemana de la India a través del Tíbet (si se hubiera formulado tal esquema, Stalingrado lo detuvo). También se rumoreaba que Schäfer tenía la tarea de demostrar el “eslabón perdido” entre los simios y los humanos al recolectar especímenes que demostrarían su teoría de que el Abominable Muñeco de Nieve o Yeti era de hecho nada más que una especie de oso que vagaba entre Nepal y Tíbet. Schäfer no pudo embolsar su oso “Yeti”, pero la expedición reunió a más de cincuenta animales vivos que fueron devueltos a Alemania. Otra adquisición interesante de la expedición fue el documento sagrado de 108 volúmenes de los tibetanos, el Kangschur . Además del espionaje y la caza del Abominable Muñeco de Nieve, la expedición SS-Tíbet también pudo haber participado en investigaciones “geofísicas” para probar la “Teoría Mundial del Hielo”, que podría haber incluido la búsqueda de restos fosilizados de “gigantes” Cosmología de la teoría.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 13 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
El Ahnenerbe tenía un Instituto para estudiar los Eddas (considerado por Himmler un texto sagrado) y la propia Islandia, que el Ahnenerbe consideraba algo de una tierra santa, como el Tíbet. Sobre la base de las creencias ariosóficas como las que dieron lugar a la Thule Gesellschaft, los Ahnenerbe vieron a Islandia como la última conexión sobreviviente con Thule , la patria mística de la pura raza germánica de la prehistoria. Los Eddas contenían conocimientos secretos para los Ahnenerbe, claves por las cuales podían desbloquear su patrimonio ancestral. Además del estudio de los Eddas , los Ahnenerbe también querían estudiar los artefactos islandeses y, como lo hicieron en el Tíbet, realizar “la grabación de imágenes humanas”, utilizando calibradores para medir dimensiones faciales basadas en pseudociencia etnológica.
El Ahnenerbe logró enviar una misión a Islandia en 1938, pero fue un fracaso total. Según las órdenes del propio Himmler, la expedición buscaba un hof , un lugar de culto de dioses nórdicos como Thor y Odin. La expedición fracasó en última instancia, ya que el Reichsbank carecía de suficiente cantidad de coronas islandesas para financiar sus gastos, debido principalmente a las restricciones alemanas sobre la moneda extranjera. Los oficiales islandeses también negaron el permiso de Ahnenerbe para excavar en ciertas áreas, y aunque el Ahnenerbe encontró una cueva que afirmaban ser el hof de Himmler, demostró no haberse habitado antes del siglo XVIII. El Ahnenerbe perdió la oportunidad para cualquier otra expedición después de que Islandia fuera ocupada por el Cuerpo de Marines y las fuerzas británicas a mediados de 1941 para impedir su invasión por Alemania.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 14 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi

Experimentos humanos.

Uno de los institutos más extraños del Ahnenerbe investigó la Welteislehre (Teoría mundial del hielo) de Hans Hörbiger, bajo el comando del Dr. Hans Robert Scultetus. Esta teoría verdaderamente extraña se basó en la tesis de Blavatsky de que había habido varias lunas en el pasado, que el acercamiento de estas lunas resulta en un cambio polar y una cataclísmica Era de Hielo, que son responsables de la caída y el aumento de las diversas raíces- Razas de la Teosofía. Según la teoría, el mundo mismo fue creado cuando un pedazo gigante del hielo chocó con el sol. Hörbiger murió en 1931, pero su teoría fue adoptada por algunos teósofos, ocultistas sudamericanos que la utilizaron para probar la existencia de la civilización andina con paralelos con Atlántida y Thule (esto puede haber sido parte de la razón detrás de las expediciones de Ahnenerbe a América del Sur) Y por Himmler y el Ahnenerbe, ya que “nuestros antepasados ​​nórdicos se hicieron fuertes entre el hielo y la nieve, y por eso la creencia en un mundo de hielo es la herencia natural de los hombres nórdicos”. Los Ahnenerbe estaban más preocupados por las aplicaciones prácticas de la Teoría Mundial del Hielo centrada en la meteorología, vital para las operaciones militares. Scultetus envió a Edmund Kiß, un dramaturgo alemán conocido por sus novelas sobre Atlantis, a Abyssinia para encontrar la evidencia para apoyar la teoría del hielo del mundo. Los cohetes alemanes pudieron incluso haber sido retrasados ​​debido a los temores basados ​​en la teoría de Hörbiger de que un cohete lanzado al espacio iniciaría una catástrofe global.
La sección más infame de la Ahnenerbe fue el Instituto de Investigación Científica con fines militares, que llevó a cabo experimentos bajo “secreto” o “Top Secret” clasificación y fue financiado por las Waffen-SS y Wehrmacht. Esta “investigación” incluyó experimentos horribles sobre seres humanos vivos, prisioneros adquiridos por los Ahnenerbe de Dachau y otros campos de concentración. Más de cien esqueletos fueron recolectados por el profesor August Hirt, varios de sujetos vivos, y fue ayudado en su trabajo por ex etnólogos de la expedición SS-Tibet de 1939. Hirt también participó en la alimentación de mescalina a los internos del campo de concentración para determinar sus efectos.
El más notorio entre los que trabajaron en el Instituto de Investigación Científica con fines militares fue el Dr. Sigmund Rascher, un oficial médico de la Luftwaffe, un Hauptsturmführer en la SS, y un miembro de la Ahnenerbe. Rascher estuvo a cargo de los experimentos del Instituto en Dachau y fue el primero en solicitar “sujetos de prueba”, que fueron congelados en cámaras de baja presión y cubas de agua helada, y luego experimentaron con los intentos de recalentarlos usando bolsas de dormir, hirviendo Agua y relaciones sexuales con las prostitutas encarceladas del campo de concentración de Ravensbruck. Los que sobrevivieron a los experimentos fueron fusilados. Rascher también tenía los cráneos de “sujetos de prueba” divididos abierto mientras consciente a examinar sus cerebros. Él desarrolló la forma estándar de cynanide cápsulas utilizadas por la SS, uno de los cuales sería utilizado por Himmler para cometer suicidio . En 1945, Rascher fue ejecutado por las SS debido a un complot con su esposa para pasar a los niños secuestrados como suyos.
En 1943 Wolfram Sievers, director del Ahnenerbe, y el Institute for Military Scientific Research Interrogation en Nuremberg, supervisaron un terrible programa de pruebas médicas en prisioneros de los campos de concentración, algunos de los cuales corrieron en paralelo con el concepto de resucitar a los muertos.
Había tres categorías principales de los experimentos médicos no éticas realizadas por científicos nazis, la mayoría de los cuales se hicieron bajo la supervisión de Sievers y la Ahnenerbe. La primera categoría era la prueba de supervivencia. La idea era determinar los umbrales de supervivencia humanos para los soldados nazis.
 
Por ejemplo, en Dachau se intentó determinar la temperatura a la que el cuerpo humano comenzaría a fallar en el caso de hipotermia, y también la mejor manera de resucitar un humano casi congelado. Los métodos utilizados eran como se puede uno imaginar denigrantes e inhumanos.
 
La segunda categoría de pruebas era en la que se utilizaban fármacos y cirugías experimentales. Se probaron con los prisioneros vacunas contra la malaria, tifus, hepatitis o tuberculosis. También se usaron antídotos contra armas químicas como el gas mostaza.
 
 
No menos grave fue el experimento realizado en noviembre de 1944 en el campo de concentración de Sachsenhausen con un cóctel farmacológico llamado D-IX. Incluía cocaína, un estimulante llamado pervitine, eucodal, un analgésico a base de morfina, y cocaína sintética.
La tercera categoría es más conocida, es la del Dr. Josef Mengele, que experimentó con seres humanos de distintas razas para comprobar su respuesta a enfermedades contagiosas. El proyecto de Himmler, Lebensborn, que pretendía criar arios puros, también se enmarcaría aquí.
 
El Ahnenerbe también tenía los institutos que conducían estudios célticos, investigando tradiciones populares, y asistiendo en la creación del castillo del SS-Orden en Wewelsburg . Se rumoreaba que las expediciones extranjeras del Ahnenerbe eran una cobertura para el espionaje alemán, pero no hay evidencia de actividad de inteligencia significativa. El Ahnenerbe también era responsable de las misiones “culturales-políticas” (kulturpolitisch) en los países “germanos” ocupados (Noruega, Dinamarca, Países Bajos), difundiendo propaganda en toda la población local y reclutando para las divisiones voluntarias de las Waffen-SS. Estas misiones trabajaron con facciones políticas y académicas locales pro-alemanas para “revivir” y promover la cultura germánica y difundir la ideología nazi. Esto se llevó a cabo a través de revistas académicas, revistas populares, exposiciones y conferencias que promovieron el punto de vista de Ahnenerbe, así como la censura de aquellos académicos que no encajaban. Otra función de guerra del Ahnenerbe fue la adquisición de artefactos, ya que se apoderaron y recogieron documentos, pinturas, escultura, cerámica y otros artículos considerados “germánicos” y los “devolvieron” a la Alemania nazi.
El interés de los Ahnenerbe en la historia y la prehistoria germánicas a menudo los pone en desacuerdo con otros implicados en tal investigación. El principal entre sus rivales era Alfred Rosenberg, que estaba tocando cabezas con Hermann Wirth incluso antes de la creación de Ahnenerbe. Otro rival de la clase era Karl Maria Wiligut, o “Weisthor”, el jefe del departamento para pre-y la historia temprana en RuSHA (oficina de la raza y del establecimiento) y el mystic ario personal de Himmler. El Ahnenerbe se vio obligado a trabajar con Wiligut debido a su estrecha relación con el Reichsführer-SS, aunque consideraban a Wiligut y sus asociados como el “peor tipo de fantasista”. Esta actitud era típica de los académicos del Ahnenerbe, que se lamentaba por el interés oculto por los temas que estudiaron, sintiendo que impedía la “ciencia” de su investigación. Es interesante notar que Wiligut cayó del poder en 1939, apenas un año antes de que el Ahnenerbe fuera oficialmente un departamento de las SS.
Para evitar el bombardeo de los aliados, los Ahnenerbe se trasladaron a Waischenfeld en Franconia en agosto de 1943. Allí permanecieron hasta que las fuerzas estadounidenses tomaron la ciudad en abril de 1945. La guerra terminó antes de que el Ahnenerbe encontró otro hogar permanente y durante el período intermedio un gran número De documentos fueron destruidos. Si el Ahnenerbe hubiera sobrevivido a la guerra, Himmler planeaba utilizar a sus miembros para formar una Universidad SS en Leyden, en los Países Bajos. Aquellos que sobrevivieron a la guerra fueron juzgados por crímenes de guerra, o volvieron a la academia bajo sus nombres propios o falsos.
ahnenerbe la misteriosa sociedad secreta nazi 15 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi
La ultima información referente esta sociedad fue a finales del 2015 cuando en la región montañosa del Cáucaso ruso, fue descubierta una maleta con el emblema de la Ahnenerbe, fueron hallados dos cráneos que no se corresponden con ninguna criatura conocida por la ciencia.
dmca badge w100 5x1 09 - Ahnenerbe: La Misteriosa Sociedad Secreta Nazi

COMMENTS