El caso de Dionisio Llanca – El conductor secuestrado por tres Extraterrestres

El caso de Dionisio Llanca – El conductor secuestrado por tres Extraterrestres

El fenómeno OVNI es variada, desde avistamientos inexplicables a las abducciones alienígenas. A lo largo de los años, la gente ha tenido retrocesos ex

Mufon caso ovni toledo 30 enero 2016
El extraño caso del Señor Raro.
El espeluznante caso de la muñeca endemoniada de Singapur

El fenómeno OVNI es variada, desde avistamientos inexplicables a las abducciones alienígenas. A lo largo de los años, la gente ha tenido retrocesos extrañas donde seres de otro o incluso los seres humanos llevan a cabo diferentes acciones sobre ellos, y aunque cuando están despiertos no podían recordar una cosa, bajo hipnosis la situación cambió drástica mente.

Según los investigadores, este fenómeno está muy extendido en toda la sociedad, y puede haber cientos de miles de personas secuestradas en todo el mundo. A pesar de que sólo un pequeño número de estas personas han sido investigados por los investigadores, la información recopilada ofrece información valiosa y, sobre todo, todas las experiencias relacionadas parecen tener rasgos comunes, lo que conduce a la misma fuente.

El inicio del fenómeno de la abducción es señalado a finales del siglo XIX, donde hay casos de personas sanas comportándose de manera poco natural comenzaron a emerger. Probablemente el caso de secuestro más popular proviene de Nome, Alaska, donde 24 personas desaparecieron misteriosamente entre los años 1960 y 2004. FBI detectives de homicidios que más tarde investigaron el caso lo desestimaron, En el caso de Nome se declaro que las personas tenian altas dosis de  “exceso de alcohol y un clima duro invierno. “sin embargo, hay otras pistas que apuntan a una posible abducción extraterrestre, una hipótesis que fue fuertemente apoyada en la película de 2009” The Fourth Kind “.

No nos vamos a centrar nuestra atención en este caso, sin embargo, sino en otra historia fascinante desde los años 70, donde un conductor de camión fue secuestrados por extraterrestres

El caso de Dionisio Llanca – El conductor secuestrado por tres Extraterrestres

Dionisio Llanca era un conductor de camión calificado nacido en Ingeniero Jacobacci, Río Negro, Argentina. Se levantó de la cama el sábado 27 de octubre de 1973, si saber de los acontecimientos que estaban a punto de sucederle. Después de la cena que tuvo con su tío Enrique Ruiz, se metió en su camioneta Dodge 600 que fue totalmente cargado con materiales de construcción listos para ser entregados a Río Gallegos.

Salió de la casa alrededor de las 12:30 de la mañana del domingo, y debido a las habilidades desarrolladas en sus 12 años de carrera como piloto, se dio cuenta de que algo estaba mal en el neumático trasero derecho. Sin embargo, decidió dejar el problema para más adelante, y así partió en un viaje que supone duraria unos 2 días. En el camino a Río Gallegos, el neumático se puso muy baja, bajo la presión de la carga pesada y no había nada que Dionisio podía hacer para remediar el problema para salir de la camioneta en la oscuridad cegadora. Fue 01:15 cuando él comenzó a cambiar los neumáticos, solo en una carretera desierta.

He frenado el camión en el hombro,  saqué el gato y las herramientas y empecé a cambiar el neumático. La carretera estaba completamente desierta. Todos a la vez el camino estaba iluminado con una luz de color amarillo intenso, que parecía ser de unos 2.000 metros de distancia. Debido a el color que pensé que podrían ser los faros de un Pugeot y continué con mi trabajo. Pasaron unos segundos y tuve en mi hombro la luz, pero se hizo tan brillante que iluminó toda la zona. Ahora la luz había cambiado a un color azulado similar a un soldador de arco eléctrico. Traté de levantarme, pero no podía levantarme; No tenía fuerzas, y una cosa extraña – – mis piernas no respondían. Estaba de rodillas. Quería levantarme y mirar hacia el bosque que crecían a lo largo de un lado de la carretera.

Entonces vi una gran cosa en la forma de una placa en suspensión en el aire a unos siete metros de altura, y tres personas en mis hombros, mirándome. He intentado una vez más a levantarme, pero no pude. La parálisis se convirtió en total y que ni siquiera podía hablar. Los tres seres estaban alli mirándome por un largo tiempo, tal vez cinco minutos. Eran dos hombres y una mujer. La mujer estaba entre los dos hombres. Yo creía que era una mujer debido a la forma de la mama y el pelo largo, rubio, llegando a la mitad de sus hombros.El caso de Dionisio Llanca – El conductor secuestrado por tres Extraterrestres

Los hombres también eran rubios con el pelo más corto en la parte trasera. Los tres eran de la misma altura, un metro con 70 o 75 centímetros, y vestidos de la misma manera: con trajes gris ahumado sobretodo bien empotrados a la figura, botas amarillas y guantes largos que llegan a la mitad del brazo del mismo color. No tenían cinturones, ni armas, ni cascos ni ninguna otra cosa. Sus caras eran como la nuestra, con excepción de la frente era alta y de ojos alargados, como el japonés y un poco inclinada. Ellos hablaban entre ellos en un idioma imposible de entender para mí. No tenían las inflexiones vocales, pero sonaba como una radio mal sintonizada con chirridos y zumbidos.

Uno de ellos me agarró por el cuello de mi suéter y me levantó con firmeza pero sin violencia. Traté de hablar, pero mi voz no saldría. Mientras que el otro me sustentaba poner un aparato en la base del dedo índice de la mano izquierda. Se veían de cerca el aparato. Era como una navaja de afeitar, pero tenía un pequeño tubo. Lo aplicaron a mí por varios segundos. No le dolía. Cuando gire a la izquierda tenía dos gotas de sangre en el dedo, y luego me desmayé “.

Eran las 3 de la mañana de aquel domingo, cuando Dionisio despertó entre dos coches en el patio trasero de la Sociedad Rural de Bahía Blanca, a unos 9 kilómetros de donde se reunió con los humanoides extraterrestres. No podía recordar una sola cosa de lo que habia pasado en la experiencia, por lo que comenzó a caminar, pero pronto se desmayó. Cuando se despertó de nuevo, siguió en la ruta 3 caminando desorientado hasta que un conductor se detuvo a recogerlo porque él estaba en peligro de perder la vida a lo largo de ese camino. Él terminó en una comisaría de policía local, y fue transferido a la furtherly Español hospital debido a que los policías a pesaron que estaba drogrado.

Doctor Ricardo Smirnoff del hospital Español diagnostica Dionisio de la siguiente manera:

El sujeto no tiene lesiones visibles, pero se niega a ser tocado en la cabeza como si él está teniendo una dolencia profunda. También hay una abrasión apenas desapercibido en el párpado izquierdo.
Su memoria no volvió, y él estaba constantemente llorando y preguntando en qué ciudad estaba, hasta que el personal del hospital decidió trasladarlo al Hospital Municipal. Fue el 30 de octubre, a las 10 de la mañana cuando el hombre se despertó en el otro hospital con su memoria completamente restaurada. Lo primero que hizo fue buscar un cigarrillo y ver qué hora era, pero todas esas cosas que faltaban a excepción de sus 150.000 pesos. A pesar de que ahora recuerda toda la experiencia ajena en primer plano, que estaba más preocupado por su camioneta, pero afortunadamente, la policía le informó lo encontraron estacionado en una carretera en Villa Bordeu, aproximadamente a 18 kilómetros de la ciudad de Bahía Blanca

Misterios y Conspiraciones

Content Protection by DMCA.com

COMMENTS

DMCA.com Protection Status