Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

¿Por qué tanta gente sigue creyendo en lo paranormal?
5 enfermedades con beneficios sorprendentes
PILOTOS DE AEROLÍNEA SE COMUNICAN CON OVNI

 

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

Cuando los conquistadores españoles y los Padres Católicos llegaron por primera vez a las costas de México y América del Sur, y cuando los colonizadores y misioneros Ingleses y franceses primero penetraron Canadá y Estados Unidos, ellos recibieron de las tribus de los indios nativos dispersos en el hemisferio occidental varias versiones sobre la tradición de un «Dios Barbudo» quien había en el pasado distante visitado a sus antepasados??, les enseñó su cultura, y desapareció misteriosamente, pero que eventualmente volvería a ellos.

Las tradiciones de los diferentes grupos indígenas en relación con el «Dios Barbudo» no están de acuerdo en todos los detalles, ya que existen una gran variedad de versiones, sin embargo, en los puntos principales de estas tradiciones nativas, desde Canadá hasta Chile, tienen un gran parecido entre sí.

El Dios Serpiente Emplumada, es uno de los grandes misterios de muchas culturas antiguas. Fue llamado Quetzalcóatl por los Aztecas, Viracocha por los Incas, Kukulcán por los Mayas, Gucumatz en Centroamérica, Votan en Palenque, y Zamna en Izamal. Él y sus «hombres» son descritos como altos y barbudos, en otros escritos con la piel blanca y hermosos ojos azules esmeralda.

Las legendas, todas, parecen coincidir en que Quetzalcóatl era alto, de tez clara, cabello rubio, ojos azules, y con barba. Su nombre se traduce como «serpiente emplumada». Fray Juan de Torquemada, el misionero franciscano, que recolectaba tradiciones sobre Quetzalcóatl de los nativos del México Antiguo, dice:

«Quetzalcoatl tenía el cabello rubio, y llevaba un traje negro cosido con pequeñas cruces rojas.»

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz
Imagen de Quetzalcoatl de un libro de texto de Mexico (Secretaria de Education Publica de Mexico)

El legendario pasado precolonial de México está representado aquí con el foco central en Quetzalcóatl, dios de los Toltecas, Mayas y Aztecas. Lleva un tocado de plumas de quetzal y una concha en el pecho, un símbolo del dios del viento; él lleva un bastón curvo, en su cetro las siete estrellas o constelaciones. Detrás de él están las pirámides del Sol y la Luna de la ciudad de Teotihuacan, el gran centro político y religioso del México prehispánico. Mural: la leyenda de Quetzalcóatl, Palacio Nacional de México, por Diego Rivera.

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

La imagen a abajo es de otro mural, esta vez en Cholula Puebla México, de un rubio, barbudo Quetzalcóatl.

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

 

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

El famoso explorador Thor Heyerdahl afirmó que en la antigua leyenda Inca había un dios del Sol llamado Con-Tici Viracocha quien era el jefe supremo de las míticas personas de piel clara en Perú.

El nombre original de Viracocha era Kon-Tiki o Illa-Tiki, que significa Sol-Tiki o Fuego-Tiki. Kon-Tiki era el sumo sacerdote y el rey solar de estos legendarios «hombres blancos» quienes dejaron enormes ruinas a las orillas del Lago Titicaca.

La leyenda continúa con los misteriosos hombres blancos barbudos siendo atacados por un jefe llamado Cari, quien venia del Valle de Coquimbo.

Ellos tuvieron una batalla en una isla del lago Titicaca, y la raza blanca fue masacrada. Sin embargo, Kon-Tiki y sus más cercanos compañeros lograron escapar y más tarde llegaron a la costa del Pacífico.

La leyenda termina con Kon-Tiki y sus compañeros desapareciendo hacia el oeste, hacia el mar.

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz

Cuando los españoles llegaron a Perú, Heyerdahl dijo, que los incas les dijeron que los abandonados monumentos colosales que se encontraban en la tierra, fueron erigidos por una raza de dioses blancos, quienes habían vivido allí antes de que los Incas mismos se convirtieran en gobernantes.

Los Incas describen a estos «dioses blancos» como sabios, instructores pacíficos que habían venido originalmente del norte de la «mañana del tiempo», y quienes les enseñaron a los primitivos antepasados de los Incas la arquitectura, así como modales y costumbres. Ellos eran muy diferentes a otros nativos americanos, con sus «pieles blancas y barbas largas» y eran más altos que los Incas.
Los Incas decían que los «dioses blancos» se fueron tan repentinamente así como habían llegado, huyendo hacia el oeste a través del Pacífico. Después de que estos se fueron, los propios Incas tomaron el poder del país.
Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz
 Las momias de ojos azules de Peru
Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz
Momias rubias Wiracochas en el Museo Nacional de Antropologia y Arqueologia en Lima, Peru.

Publicado por: Atlantean Gardens

Artículos relacionados:

  • Arqueólogos encuentran momias Wari intactas en Peru
  • La Gente de las Nubes de Perú
  • Quetzalcóatl y Viracocha: Los dioses blancos de América
  • Conexiones Mesoamericanas con la Atlántida

 

Síguenos
Página Facebook
Twitter

Quetzalcóatl, Kukulcán, Viracocha, Votan, Gucumatz
View the original article here

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS